Psychobúsqueda

Cargando...

20090413

El definitivo triunfo del vinilo

En los inicios de todo, sólo existían la radio y el gramófono. Mucho ha llovido desde que en 1925 se prensara y comercializara el primer vinilo. Por aquel entonces, los discos pesaban media tonelada y giraban a velocidad de vértigo encima del plato. A partir de la Segunda Guerra Mundial es cuando verdaderamente la música se convierte en un artículo de consumo para las masas. Con el boom económico de los años 60's, los aparatos de reproducción comienzan a invadir nuestras vidas.

1967: Todo consistía en un sencillo tocadiscos, de plato pequeño, idóneo para poner singles. Los 60's fueron una época de sencillos (A+B), de ahí la comercialización masiva de modelos como este mítico Cosmos monoaural, cuya tapa servía también de altavoz. No obstante, una vez abierto el maletín, la longitud del brazo permitía también introducir un LP, aunque cabía por los pelos.

El tocadiscos y el vinilo bien pronto comenzaron a tener una dura competencia: LA CINTA DE CASSETTE. A principios de los 70's se empiezan a comercializar en España los primeros radiocassette mono. Sólo tenían una ventaja y es que se podían grabar canciones de la radio. Los aparatos de cassette, a pesar de que la oferta de cintas no fue en principio muy abundante, suponían una seria amenaza para el formato vinilo. Eran fácilmente transportables y muchos funcionaban también con pilas.


La respuesta del vinilo a este problema logístico consistió en la invención del comediscos, un aparatejo que sólo servía para poner singles y al que se puede considerar culpable de más de un millón de rayotes. No se llamaba 'comediscos' por casualidad: devoraba literalmente los discos, los cuales se introducían por una rendija. El hecho de poder llevarlo colgado como un bolso lo único que hacía era acelerar la defunción de los pobres discos.

Y para colmo, el sector cassette lanzaba al mercado modelos cada vez más pequeños. Los cassette mono de sobremesa se vendieron a millones y duraron por una temporada. Tenían la ventaja de ir con pilas, pesar muy poco y llevar el altavoz incorporado.

No obstante, tanto el formato cinta como el formato vinilo tenían un defecto: la limitada duración de las audiciones. Cada 20-30 minutos se tenía que cambiar la cara. De esta forma, durante un tiempo se popularizaron los magnetofones de bobina, rudimentarios, pero que al menos garantizaban horas de audición. Los problemas eran muchos: calidad de grabación y, sobre todo, el continuo encasquillamiento de la cinta en los cabezales.

Aún así, el tocadiscos era el reproductor preferido para los amantes de la alta fidelidad. A pesar de que no se podía transportar, un buen tocadiscos en casa era imprescindible. A mediados de los 70's y principios de los 80's todo el mundo tenía un tocadiscos estereo en su casa, con dos enormes bafles con cubierta de madera. Los más sofisticados, optaban por comprar la etapa de potencia, el amplificador, la radio y el tocata por separado. Son equipos que siguen estando muy bien valorados. Y para los problemas de duración de las audiciones, existía un tipo de tocadiscos que llevaba incorporado un brazo articulado bajo el cual se podían almacenar varios discos, que iban cayendo según el brazo fonocaptor llegaba a los surcos finales. Los críticos decían que ese sistema perjudicaba a los vinilos.
 Izquierda, plato con brazo articulado - Derecha, tocadiscos años 70's

Pero la guerra entre el vinilo y la cinta de cassette estaba lejos de acabar. El vinilo jugaba con el prestigio de su gran tamaño y de ir adornado con hermosas portadas, pero la cinta había apostado por su versatilidad y facilidad de transporte. El aparato de cassette sufrió un proceso de miniaturización que nadie se podía imaginar. El lanzamiento mundial del walkman en 1981 supuso todo un acontecimiento entre los amantes de la música. Andar por la calle oyendo música como si estuvieras en tu habitación era un invento similar a la rueda y el fuego. Todo el mundo se te quedaba mirando. En los primeros tiempos, un walkman costaba el equivalente a unos 500 euros actuales, pero pronto fueron bajando de precio y durante los años 80's todo el mundo tuvo varios (se rompían con mucha facilidad)

A pesar de todo, el mercado presentaba una gran paradoja. Los amantes de la música no compraban cintas de cassette originales, sino que continuaban comprando vinilos. Con ellos se hacían copias piratas, conectando el tocadiscos mediante un jack al nuevo invento de la industria: el radio cassette estereo. De esta forma, se podían ir escuchando por la calle recopilaciones en cinta, hechas a medida con los mejores cortes de los vinilos. Este tipo de piratería primaria tuvo su repercusión, con campañas como la lanzada en Gran Bretaña a principios de los 80's, cuyo lema era "Home taping is killing music" (Grabar en casa es matar la música) Para que se vea que la polémica que conocemos hoy en día viene de lejos.

El sistema consistente en grabar del tocadiscos a cinta de cassette virgen mediante un cable tenía un problema. Los murmullos de fondo, unidos al sempiterno desencaje de la endeble cinta continuaban dando más valor de reproducción al vinilo que al cassette. Quedaba claro que la cinta sólo servía para poder transportar música de un lugar a otro. Célebres son las imágenes de películas de los 80's en las que se ve a un negro con un radio cassette inmenso al hombro. Aparte del walkman, la industria del cassette también comenzó a sacar al mercado grandes y pequeños aparatos estéreo con los altavoces incorporados. La cinta de cassette parecía que se estaba comiendo el mercado, pero una vez más, los fans continuaban comprando vinilos de los que después se hacían copias piratas de mala calidad.

La multiplicidad de soportes y sistemas de reproducción requería un aparatejo si cabe más sofisticado. Escucharse un disco de arriba a abajo había pasado a la historia y lo que el público quería eran recopilaciones. Para ello, era preciso un sistema para grabar de disco a cinta, de radio a cinta o de cinta a cinta. Y de ahí nació la minicadena con doble pletina, que comenzó a comercializarse masivamente a finales de los 80's. Y con ella, vino un nuevo invento que intentaba abrirse paso desde hacía algunos años: el reproductor de CD. Las minicadenas iniciales incluían la opción de comprarla con o sin el lector de CD's. Como la gran mayor parte de la gente sólo tenía cintas y vinilos fueron muchos los que prescindieron del cd.

Entrados los 90's, muchos grupos continuaron publicando sus obras tanto en vinilo como en CD, hasta que al final el vinilo fue prácticamente desechado. Al parecer, salía bastante más caro y tenía costes adicionales de transporte y almacenamiento. Muchos fueron los que certificaron su muerte. La cinta de cassette, que había tenido un éxito fulgurante ante el vinilo, también tenía los días contados. La historia durante los años 90's se resume en la lenta implantación del nuevo soporte sobre los tradicionales. No hubo grandes novedades en cuanto aparatos de reproducción, a no ser la progresiva sofisticación de los aparatos portátiles de reproducción de cd's.

SIGLO XXI

Llegamos al siglo actual y con él nos hallamos ante un invento que ha revolucionado del todo la historia de los formatos, soportes y reproductores. El ordenador como reproductor de música y el almacenamiento en todo tipos de discos duros y periféricos ha propiciado por una parte una gran difusión de la música y por otra su práctica destrucción. El debate sobre las "redes de intercambio" pone al rojo vivo las polémicas de los años 80's. El nuevo formato digital se ha llevado por delante a la cinta de cassette, que dejó de fabricarse en España hace un par de años. Los reproductores de pequeño tamaño y gran capacidad permiten horas de audición con una calidad más que aceptable.

Sin embargo, en los últimos años se están oyendo muchas voces favorables a favor del vinilo. Son muchos los disk-jockeys, locutores de radio y expertos que indican que el LP tradicional tiene mayor calidad de audición. Charlie Faber, disk-jockey de "Radio 3" dijo hace algunos años que no se puede comparar la calidad de sonido de un vinilo con la de un cd. Esto tiene una explicación científica, según La Historia del Vinilo:


"Muchos serán quienes se pregunten cómo puede resultar mejor el sonido de un giradiscos que el de un reproductor de CD. Pero la razón es bastante simple, dado que lo más importante reside en la naturaleza del sonido, y sólo después, en la calidad del soporte. El sonido de un disco de vinilo es analógico desde la fuente hasta la salida; no experimenta cambios de onda decisivos en un buen equipo. La información sonora de un compact es, en cambio, digital. Al salir, se debe convertir nuevamente en analógica y, para ello, ha de reducir las curvas originarias de sonido a 0 y 1, con lo que se pierden matices. Quizás sea esa la razón por la que, el pasado año, Sony/Philips lanzó la idea del reproductor de CD Super Audio, con el reclamo de que el sonido poseería «la misma calidez del vinilo".

 Diego A. Manrique también se refirió a este tema en un artículo en "El País", con el sugerente título de El futuro será primitivo:

"Las discográficas siempre aspiraron a simplificar su modelo de negocio. Conspiraron para cargarse el single por poco rentable. Y reemplazaron el disco de vinilo por el CD. Felizmente, el vinilicidio no se consumó. Los dj se resistieron a perder su soporte favorito y la demanda creció con las tropas retro, los amantes del beat, el soul, el punk. Ahora el vinilo es tendencia. Hasta las multinacionales vuelven a prensar y comercializar vinilos".

Un gran debate se abre con todo esto, mientras la industria continúa pensando en la mejor manera de dificultar la piratería. Tampoco pueden olvidar que la edad dorada de la música va acompañada de un vinilo con una hermosa portada. ¿Va a volver el vinilo?

53 comentarios:

  1. jojojo pinch, menudo tochako! a mi es que la música mas que otra cosa me molesta en el oído interno; prefiero los ladridos.

    ResponderEliminar
  2. Pues parece que han sacado al mercado un tocadiscos que ya no tiene agujas y que sirve para reproducir vinilos.

    ResponderEliminar
  3. Gran repaso a la historia de los aparatos de reproducción xD
    besos desde valp.

    ResponderEliminar
  4. ¡Que bueno Kroys! Ya he visto ese "láser lp". Cada día me encuentro con amantes de lo retro que sólo compran vinilos. El vinilo ha experimentado un aumento de ventas muy superior al cd en los últimos dos años.

    ResponderEliminar
  5. the only mod in the village14 abril, 2009

    Pues yo sigo queriendo cambiar todos mis vinilos -si, si, el de los 13th floor elevators tambien- por dinero para comprar en el i-tunes store. Es que... me va lo retro! soy un anticuado.

    ResponderEliminar
  6. Yo solo compro vinilo y algún cd ocasional cuando no queda otra, si alguien se quiere deshacer de su colección de lps o singles no tiene más que ponerse en contacto conmigo. Pero aviso de que no compro, obviamente, cualquier cosa.
    ----------
    Ojala vuelva el vinilo. Cómo lo deseo..

    ResponderEliminar
  7. jajaja por suerte la industria de la música ha evolucionado, yo me considero "vieja" en este sentido porque yo he tenido cinta de cassete (que tenías que pasarte media hora rebobinando y escuchando el molesto ruido) luego una cinta autoreverse y luego me pasé al discman (carísimos, y los cds también, se me acabaron rallando la mitad!!) luego ya me pasé al mp3 y al mp4...

    y respecto a la piratería, que dicen las malas lenguas que van a cambiar los formatos para que no podamos copiarlo...JÁ! acaricio mis copias de seguridad de toda la música que tengo.

    magnifico post!!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  8. por cierto, los grandes cds o vinilos yo los compro en original, me gusta tenerlos en mis manos...

    ResponderEliminar
  9. Pues no sé que decirte. El vinilo no sé si impediría los P2P. Hay montones de formas de pasarlo a formato digital. Pero hay que reconocer que son un coñazo.

    ResponderEliminar
  10. jajjja,pinchito,desde luego..sólo te has olvidado las muñecas esas ke hablan,cantan y lloran,también son un aparato de reproducción,
    kisinhooos :-P

    ResponderEliminar
  11. a mi lo que me jodia de las casettes era gastar pilas en rebobinar, anda que no he hecho biceps con el boli bic!! y conste en acta que yo me bajo música a mogollón pero los grupos nacionales me los compro por una sencilla razón: si no lo hacemos nosotros quien lo va ha hacer... eso si, el hip hop en vinilo el resto en cd.

    ResponderEliminar
  12. Ays, me has puesto nostálgica. Aún recuerdo aquel viejo "pick-up" (picá que decíamos) que mi padre utilizaba para ponernos discos de zarzuela o de chistes de Gila y en los que mis hermanas mayores escuchaban a Fórmula V, Los Diablos, Sirex y demás :D En fin, dudo yo que retorne el vinilo más allá que en forma de coleccionismo para nostálgicos, el formato digital ya ha ganado la batalla y ampliamente.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Gur nai:

    Lamento decepcionarte pero hay quien opina que el supuesto regreso del vinilo no es más que una ilusión:

    El disco LP no está de regreso

    ResponderEliminar
  14. Hay algo que tengo por seguro y es que el vinilo no va a volver aunque sólo sea por los elevadísimos costes de producción a comparación de un CD, y ya no digamos de las descargas del itunes store (por decir la más famosa).

    La funda de un vinilo de un solo disco va impresa en cartoné (reverso color madera normalmente, que es más limpio) en formas de 34 x 70 cm, lo que obliga a imprimir en máquinas de tamaño medio o preferiblemente grande (80 x 120 cm, con dos portadas por hoja o una en caso de ser doble LP), es necesario troquelarlas, laminarlas en polipropileno brillo, manipularlas para pegar las pestañas y encima los cancioneros eran de un cutre que te cagas, con una sola hoja de 30 x 30 que se quedaba echa un asco con sólo mirarla, además que el papel usado, un offset baratucho de 90 o 100 gramillos como mucho, era de lo peor, ya sin contar la estampación del microsurco, la impresión de la etiqueta central y posterior manipulación (iban encoladas) y blablabla.

    Y vistos los presupuestos para producción de cd, sería completamente imposible que un grupo sin discográfica pudiese financiarse una producción de vinilos, mientras que una tirada de entre 500 y 2000 CD es perfectamente asumible.
    Los precios cantan. Yo mismo estoy en ello, imprimiendo libretos de CD y comprando serigrafía + estampado de las pistas y los precios son mucho más que asequibles.

    Y luego está lo de las descargas. Yo veo, a medio plazo que habría que darse cuenta de que el soporte físico va a ser exclusivamente promocional, un gancho para que los grupos llenen estadios y ahí se ganen el pan, que es como deben ganárselo.
    Al fin y al cabo, la puta especulación de agentes, productores, abogados de discográfica, gestores de derechos de autor y las cada vez más escasas tiendas de discos se llevan prácticamente el 90% de los ingresos del disco, y es a ellos a quienes putea más la "piratería" (me niego a no ponerle comillas al hecho de descargar música sin ánimo de lucro), a los que sólo sacan dinero de la música sin siquiera saber tocar la flauta soprano.

    Siento el ladrillo, hamijos.

    ResponderEliminar
  15. Yo iba a explicar cosas parecidas, pero Nubus creo que lo ha resumido perfectamente. Está bien eso de las tropas retro, pero no es más que un sueño.

    ResponderEliminar
  16. Es un triunfo más que simbólico, solo demuestra que puede tener mejor calidad de sonido y nada más; dudo mucho que la peña se lance a estas alturas a comprar lp's, como si hubiéramos retrocedido 20 años.. yo estoy contentísimo con mi colección de mp3, el rollo aquel de las portadas y los discos-fetiche ya pasó a la historia. Hay que admitirlo.

    ResponderEliminar
  17. vaya ejercicio historiográfico que te has marcado.
    tiré hace tres o cuatro años el tocadiscos, y no sabes cómo me arrepiento, y eso que llevaba alguno más sin escuchar vinilos.
    por algunas de las razones que dice Nubus, yo creo que quedará para fetichistas del vinilo como objeto, para coleccionistas, y los menos por a calidad del sonido...
    la portada, las letras, el ritual de escuchar un álbum por primera vez, la cara A, la cara B.
    un picú con forma de maleta, de una tía muy hippie que tenía singles de dylan y carly simon.
    (el vinilo ha entrado en el terreno de los nostálgicos, qué mayores nos hacemos...)

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Joé Piter, cada día estás más profesoral.. ¿no me digas que también tenías un gramófono?

    Te veo muy puesto en tu papel.. solo te faltan las pantuflas y la pipa, jaja!

    muask, eh? :-)

    ResponderEliminar
  19. Pues mira yo creo que entre la peña y entre los que degustamos la música hay de todo. Es como el vino, si te mola beber vino todos los días beberas un vino de mesa más o menos barato dependiendo de tus posibilidades. Si te vas de fiesta harás calimocho, si te vas al campo, lo llevarás en una camtimplora y si te quieres pegar una cena romántica cion tu mujer compraras una botella buena. No se va a dejar de vender vino del Bueno por que exista el vino de mesa, lo mismo que no se van a dejr de vender vinilos por que exista el mp3, o eso espero.

    ResponderEliminar
  20. Los vinilos pueden seguir conservando cierto feudo, como decía peter, entre dj's, coleccionistas y puristas del microsurco, pero eso va a ser como los vhs, que siguen teniendo cierta utilidad a la hora de ver pelis que ni se han editado ni se editarán en dvd.

    Pero la mayoría no querrán "desactualizarse" porque además hay una realidad: El consumo!
    Aún en tiempos en los que el consumo de bienes "peregrinos" ha bajado en favor de las necesidades, convence a alguien de que se compre un plato en el cash converters, carísimo, de que ahorque a su ipod con el cable de los auriculares y renuncie a 120 gigas de almacenamiento para música, vídeo o datos en favor de un aparatejo analógico (oh, dios mío! he dicho analógico!) que encima le va a hacer comprar la música original en lugar de tirar de lo que se estile en el momento: primero fue napster, luego audiogalaxy, kazaa, e-mule y ya últimamente descarga directa del tirón.

    Y luego está otra vez el dinero. Oh, si. el dinero!
    Dónde hubiese ido a parar el pastón que ha ganado apple con los nosecuantoscientosdemillones de ipods vendidos?
    Cuántos puestos de trabajo se pulverizarían si no hubiese venga chinos ensamblando emepecuatros de baratillo?

    Ya veis... la sgae dice que las descargas de música destruyen puestos de trabajo, pero no descargarla también los destruye.

    Repito: Los músicos que se ganen la vida como saben, en las tablas, y a los especuladores que les jodan... que no se joderán porque el que sabe ganar pasta a costa de los demás siempre tiene una idea para vivir sin currar.

    ResponderEliminar
  21. jeje, nubusete, cuanta razón tienes. Juro por toos mis muertos que yo sólo quería hacer un post sobre los aparatos de reproducción que han pasado por mi vida. La foto del radio-cassette cutre de 1971 me hizo mucha gracia porque mi padre se compró... ¡¡uno exactamente igual!! Con él se dedicaba a ratos a grabar canciones de la radio, método de piratería cutril (si, pa que vamos a negarlo) que tiene la virtud de que te ayuda a conocer temas y artistas de los que no tenías ni idea.

    Al final acabé mezclando la historia de los aparatos de reproducción con las batallitas entre los soportes y me acordé de haber oído comentarios favorables a favor del vinilo.

    A dia de hoy hace más de 10 años que no tengo tocadiscos. Vinilos tengo unos cuantos, guardados en un armario. NO tengo todos los que me gustaría, porque muchos se perdieron por el camino. Hace 8 años que sólo escucho mp3, así que tampoco es que yo sirva mucho de ejemplo. En cuanto a las cintas de cassette, tengo unas 200, y están dentro de una maleta. Algunas conseguí en tiempos, con mucha paciencia y amor, pasarlas a digital, pero bien pronto comprendí que era mucho más cómodo llamar a la mula de los Reyes Magos.

    No obstante, creo que es toda una sorpresa que los más expertos en el tema coincidan en algo tan asombroso como que el sonido analógico es superior al digital. Y como un disco con portada, nada. El fetichismo es imprescindible en la mitología musical. Un CD rebaja y ensombrece la grandeza de un buen disco.

    saludettes!

    ResponderEliminar
  22. Muy buena la comparación Hijoeputa. Yo siempre hago también comparaciones entre la cocina -comida- y la música. En este mismo blog lo he hecho más de una vez, comparando por ejemplo a Asian Dub Foundation con un gazpacho.

    saludettes!

    ResponderEliminar
  23. ¿Vinilos? Yo me pensaba que hasta se habían dejado de fabricar !!!

    ResponderEliminar
  24. Por dios Peter! donde esta esa comparación de los Asian Con el gazpacho? quiero leerla!
    por cierto tengo un familiar musico que tiene un estudio de grabación estupendo que no usa hace tiempo porque la gente se graba sus temas con el compu. este mismo familiar compositor de temas y participante de un grupo "histórico-folclórico-nacional" esta muy mayo para hacer giras y vive de los puros derechos de autor de canciones que ha vendido por el mundo, como nadie compra (ni discos ni vinilos ni na de na)pues está en la puta ruina y ese es único remordimiento mio a la hora de usar la mula, que gente como el se están quedando en la miseria...
    bueno la verdad es que lo sigo usando pero reivindico que la gente se compre los discos o cd´s de grupos españoles, por la razón que ya dije antes!!
    salu2

    ResponderEliminar
  25. Sr. Linimento.

    1º/ Me encantaría saber quien es ese "compositor de temas y participante de un grupo "histórico-folclórico-nacional"". Seguro que me suena de algo.

    2º/ A pesar de que me he llevado más de un palo por mi defensa razonable de los derechos de autor (acusaciones incluso de ser forofo de Ramoncín y la SGAE), lo cierto es que me da en la nariz que la piratería ha dado al traste con la calidad y el prestigio del que la música gozó en décadas ya remotas. No es ninguna verguenza querer cobrar los derechos que le corresponden a un autor. Otra cosa muy diferente es el "ramoncineo" y el "mamoneo", pero sobre eso ya hubo otros posts en el pasado, largamente debatidos. Por lo visto mola más decir que eres amante del copy left y esas cosillas modernas. No quiero ser hipócrita: me he bajado todo cuanto he querido y más pero también tengo que decir que a principios del 2008 dije basta.

    3º/ Yo he vivido otros tiempos en la historia de la música, que funcionaban así. Pink Floyd, 1975. Estaban a punto de sacar el famosísimo álbum "Wish you were here". La espectación era máxima. Sin embargo, el grupo demoró la aparición del album un par de meses y creó todavía más expectación. Al final, hicieron una gran cabronada. Sacaron el disco a 30 pesetas!!!, cuando el precio de un vinilo normal estaba sobre las 18 pesetas!! Todo el mundo indignadísimo con el precio. Pero aún así, millones de copias vendidas en semanas. Y es que el album, y el grupo, se lo merececían. Y además, el curro de hacer aquel álbum suponía meses y meses de trabajo. Y tener el álbum bajo el brazo toda una cuestión de prestigio social y un reconocimiento a una obra de arte. Si querías oir la música tenías que comprarte el disco. (Si alguien sabe de algún ejemplo actual que lo diga) Estoy totalmente a favor de que el autor goce de los beneficios de su obra, faltaría más.

    Buen comentario!!

    ResponderEliminar
  26. Las comparaciones ADF = GAZPACHO las puedes encontrar aqui:

    PETERPSYCH: El gazpacho perfecto

    ResponderEliminar
  27. Mr. Peter:
    me ha encantado el post-gazpacho-foundation, para mi son un grupazo y en directo lo bordan los tios, si es verdad que despues del segundo disco ya enpezaron a sonarme todos los temas igual, pero el rafi´s revenge a dia de hoy todavia me lo bailo.
    el compositor(no diré su nombre) formó parte de : agárrate: la charanga del tío honorio (juajua) pero es un musicazo que aprecio y tiene en su haber "números uno de los 40" a cascoporro así que algo debe saber de música, como muestra un botón: bailar pegados del infumable sergio dalma es de su autoría, y eso no significa que me guste...
    salu2!!

    ResponderEliminar
  28. Es interesante lo que dice peter acerca de los derechos de autor.

    El eterno debate es: Por qué gastarme 20 eurazos en un disco si sólo me gustan dos canciones? Y por qué un disco vale aquí lo mismo que en alemania cuando ahí los currantes gana casi el doble?

    Una vez más, la especulación, la mafia, la extorsión de "pasa por la sgae si o si o no verás un duro".

    En detrimento de las industrias gráficas (en fin, piedras sobre mi tejado, gran paradoja) pero también de la gran colección de mafiosos creo que el gran invento para mitigar el tema de los derechos de autor es que haya una cultura de compra por internet (léase tienda itunes por ejemplo) en la que pueda comprar legalmente el material que me interesa, y sólo el que me interesa, a un precio más que justo y el autor cobre sus derechos por descarga.

    A lo que no estoy dispuesto es a comprarme un disco "por probar" o a comprar discos que jamás compraría, con lo cual la descarga no hace perder nada a nadie. Simplemente, lo descargo por curiosidad, con lo cual nadie gana dinero dado que como no soy millonario no puedo gastarme en discos lo que me cuesta escolarizar a mi hija, ergo, no lo compro, ergo sigo sin dejar dinero a nadie.

    Ahora bien, eso de "tal canción de tal grupo por 0,90 €, me pillo esto, esto, esto y aquello y por 6 euritos tengo un recopilatorio molón"... pues como que si. Y sin moverme de casa.

    ResponderEliminar
  29. Y por supuesto, lo de los derechos de autor tiene mucho sentido, más viniendo de alguien que escribe.

    Ya os contaré una historia que me acaban de soplar y que me tiene más que mosqueado. Próximamente en mi blojjjj :-P

    ResponderEliminar
  30. Tended en cuenta que la UE quiere ponerle el cepo a los p2p para 2010. Los portales de descargas ya están comenzando a perder pleitos en los tribunales. Puede que el chollito se esté acabando...

    ResponderEliminar
  31. Hace ya un tiempo leí en El País que toda la movida esta de los P2P y su filosófía venían directamente de una prestigiosa universidad de estados unidos, no me acuerdo de cual... de la más famosa. Resulta que allí se han dedicado durante décadas a ir un paso por delante de la legislación restrictiva en la materia, poniendo nuevas tegnologías que sortearan las nuevas leyes de una forma claro, mucho más rápida. ejemplo. Que la ley no permitía la cpia total de una obra, no pasa nada, la cuelgo a trocitos, que la ley impedía que todos estos trocitos estuviesen en un mismo servidor, no pasa nada lo distribuyo por los ordenadores de medio mundo...asi hasta que parece que van a prohibir los P2P. Bueno, pues el chico fantástico de toda este lobby pro-copia y sus abogados ya están trabajando en su próximo proyecto revientaleyes. Un disco duro compartido mundial. La idea es que yo no estoy copiando nada, no estoy distribuyendo nada, simplemente estoy utilizando un almacén en el que pongo lo que me sale de los cojones por que es mío. Lo que pasa que ese almacén también es de muchas más personas, y no hay llaves. La historia es que para evitar que haya un servidor central (por movidas legales y supongo que el coste de mantenimiento) tienes que donar una parte del disco duro de tú ordenador para poder acceder al servicio. Algo así es toda la historia.

    ResponderEliminar
  32. Por cierto yo en 1984 fuí el primer chico de mi barrio que tuvo un walkman sony y os puedo asegurar que no se rompían con facilidad, lo jubilé 15 años después y por que de no usarlo en los anteriores 5 años se habían atascado con polvo las correas. Sino lo hubiera dejado de utilizar seguro que todavía estaba dando caña.

    ResponderEliminar
  33. Estoy absolutamente de acuerdo contigo, Nubus. Pero yo invertiría la pregunta... ¿Por qué los sueldos de España no son los mismos que en Alemania? La pregunta es esa.

    Ya hace tiempo que tuve parecidos pensamientos, porque me daba cuenta de que muchas de las cosas que me bajaba, si tuviera que comprarlas, no lo haría ni loco. Y muchas de ellas ni siquiera las he escuchado, con lo cual el supuesto movimiento económico generado ha quedado reducido a un simple movimiento de datos en la red que no ha supuesto descalabro para nadie (ni para el bolsillo del autor, ni para mis oídos)

    Pero reitero: en el fondo las descargas ilegales lo que han hecho es que ningún músico tenga interés en matarse en hacer sus discos porque saben que en menos de dos minutos estarán disponibles en la red. Y eso lo que ha hecho es bajar la calidad de la música. Ya no hay grupos de rock como los de antes. Es un hecho.

    Espero ver pronto esas novedades en tu blog.

    saludettes!

    ResponderEliminar
  34. Sr Linimento.

    Toda la razón. Rafi's Revenge es un pedazo de disco y ADF para mí una de las mejores y más innovadoras bandas de los últimos 20 años. Y en directo todo un gustazo verlos y oírlos. Pero creo que el resto de su discografía, aunque más comercialota, también tiene temazos, como "Jerico", por ejemplo.

    Lo de la Charanga del Tio Honorio lo recuerdo perfectamente, de la misma época en que Esteso cantaba "La Ramona". No te creas que yo estoy en contra de los "compositores profesionales". Que va, los admiro. Hacen por encargo canciones de un estilo determinado para otro artista, siguiendo unas pautas, y aunque generalmente se ven obligados a componer mierda lo considero muy meritorio. Un ejemplo de ello es el muy apedreado José Luis Perales, de quien no me molestaría ni en bajarme ni un solo tema suyo, pero del que hay que reconocer que es capaz de componer hasta para el mismísimo Diablo. Por aquí ya he puesto algún que otro compositor de temas al que le he tenido que seguir la pista a través de Internet, como el post que dediqué a Graham Gouldman.

    Aquella época, con "Desmadre 75" y "La Charanga del Tio Honorio" fue bastante divertida.

    saludettes!

    ResponderEliminar
  35. Nubus: En Alemania un trabajador cobra 300 euros más que aquí y en el centro de Berlín se puede comprar un apartamento de 50 metros cuadrados por 75.000 euros. No acabo de entender porque no nos invaden de una vez. Estoy aprendiendo alemán, te lo juro.

    Ah, si: La conexión a internet mucho más barata y, por supuesto, mucho más rápida y eficiente.

    ResponderEliminar
  36. por cristo que si lo es!

    Tengo un amigo alemán que abrió un servidor en su propio ordenata (tipo hotline y tal) y hablando salió el tema de las conexiones a internet.
    Cuando le dije nuestras velocidades y tarifas... Las carcajadas se oían desde hamburgo!

    ResponderEliminar
  37. Veo que os vais bastante por peteneras. Del los elepés a la piratería y de ésta a lo bien que se vive en Alemania. Yo estuve una vez de pie una hora en una calle de Hamburgo en pleno invierno y se me quedó un dedo amoratao en lugar de verde.

    ResponderEliminar
  38. Singles, lp, casetes, minicasetes, cd, ipod, mp3, itunes... todo eso pasará de moda porque el futuro es poder escuchar música con un chip implantado debajo de la corteza cerebral que estará conectado con una megabase de datos.

    El futuro es cyborg.

    ResponderEliminar
  39. Krimson, eso que dices del chip musical ya lo había predicho alan grant en "lobo el último czarniano", que conservaba su agresividad gracias a un receptor que emitía heavy metal las 24 horas del día.

    Sois visionarios! ese es el futuro! :-D

    ResponderEliminar
  40. Yo no sé cual será el próximo formato..lo que si sé es que a pesar d toda la musica que me he bajado siempre acabo escuchando lo mismo, curios, molt curiós!

    ResponderEliminar
  41. huis piski, quin rollassso!!
    aixo del tocata no está una mica dmeodéeee???

    ResponderEliminar
  42. Pos que pasa!!!
    Yo sigo con mi radiocasete de toda la vida y no necesito tonterias modernas,
    bufffffffff

    ResponderEliminar
  43. A ver Pinch, ya esta bien de relatos enciclopédicos. Ya es hora de que nos expliques alguna historia divertida, como las de antes. Te estas volviendo muy serio.

    ResponderEliminar
  44. ZZZzzZZZZZzzzZZZZ, pinch, ya te digo.

    ResponderEliminar
  45. Caray Peter, quin repàs li has donat es mitjans de la music de tota la vida, mhe quedat parada, tho juro!

    ResponderEliminar
  46. Ay, yo tenía un tocadiscos mono de esos que has puesto. Comediscos tenían mis amigas pero a mi no me gustaban nada.

    ResponderEliminar
  47. Mucha de la gente que escucha mp3 lo hace porque todavía no ha experimentado la sensación de poner un vinilo en un buen giradiscos, con un buen amplificador-ecualizador y unas buenas torres de sonido, a buen volumen, sentado tranquilamente en el salón con una cervectita o lo que haga falta. La calidez y calidad del sonido NO es mejorable, el que prefiera seguir perdiendo el tiempo con mp3, adelante, los que buscamos vivir la vida de la mejor manera posible y aprovechando lo mejor de ella lo tenemos claro.
    El vinilo le da valor a la música y a los músicos, nadie va a respetar la música en un limbo digital, y si no, el tiempo.
    El vinilo ha sido el éxito de la temporada en la FNAC, incluso han ideado una campaña de publicidad visto el tirón de ventas importante que han tenido.

    EL VINILO VUELVE A GIRAR
    http://www.deia.com/es/impresa/2008/08/10/bizkaia/kultura/490296.php
    CAMPAÑA GRAFICA FNAC
    http://www.anuncios.com/campana-creatividad/mas-anuncios/1024207008001/fnac-promociona-vinilos-campana-grafica.1.html
    ---
    http://www.openads.es/fnac-el-vinilo-nunca-muere/

    Ipod??? auricularitos??? CD??? Zombies escuchando musica en el metro ???? Ja ja ja ja ja ja

    ResponderEliminar
  48. Tienes mucha razón. Yo hace muchísimos años que no experimento esa sensación. Me he acostumbrado a la comodidad de tener almacenada mucha música en muy poco espacio. Se echan mucho de menos aquellas estanterías llenas de vinilos y el ritual de ponerlos en un buen equipo de música y hacerlos petar para que los vecinos se enteren de lo que es bueno.

    ResponderEliminar
  49. Muy interesante la charla sobre los soportes musicales y creo que no hay que desdeñar nada; desde el gustazo de escuchar un vinilo (o cualquier otro formato) en un buen aparato o escuchar tu propio y elegido ruido (aminorando el del exterior) en un móvil-walkman, todo es válido.

    ResponderEliminar
  50. Parece ser que cinco años después las predicciones de este post van adelante:

    Por qué vuelve el vinilo

    ¿Están creciendo las ventas de vinilo? Sí, esto es indudable. Si repasamos la cifra de ventas de vinilo en los últimos cuatro años, tomando 2013 como último año de referencia, descubrimos que en tan sólo esos cuatro años la venta de vinilo se ha multiplicado por dos, pero, más aún, todo apunta a que 2014 cierre el año con mayor volumen de venta que 2013, que pasaría por ser el mejor año la venta de vinilo de las últimas décadas.

    Esto significa que, tomando como referencia el mercado en Estados Unidos (uno de los principales medidores del pulso de la venta de soportes musicales a lo largo de la historia) nos encontramos con que en 2013 se vendieron 6.1 millones de albums en vinilo algo muy interesante si se tiene en cuenta que las ventas en 2010 ni siquiera llegaron a los 3 millones de unidades.

    ResponderEliminar

Entradas populares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetas

00's 10's 100% antideportivo 1904 1907 1924 1929 1930 1931 1941 1945 1951 1954 1957 1958 1959 1960 1961 1962 1963 1964 1965 1966 1967 1968 1969 1970 1971 1971 70's 1972 1973 1974 1975 1976 1977 1978 1979 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 20's 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 30's 40's 4º Milenio 50's 60's 70's 80's 90's after punk Alemania amor Argentina argot arquitectura arte psicodélico Australia Austria babosos Bahamas Barcelona barroco Beat biografía Bolivia bossa nova Brasil breakbeat bricolage brit-pop british invasion BSO bublegumm Bélgica búsqueda Canadá cassette CD censura chicas China ciencia ficción cine español cinerama Comic country Cuba dance Dinamarca disco music discos diseño Disney documental drogas dub economía ecuador Edad Media Egipto El Salvador entrevista España Eurovision Extraterrestre flamenco folk folklore popular fotos Francia Frikidelia frikileaks funk futbol futurología garaje gastronomía GB genética glam grafología Grecia groovie grunge guerra fria gótico hard rock heavy hindú hip hop hippies historia Holanda hollywood Honduras hortera horóscopo humor absurdo humor británico humor español I Guerra Mundial II Guerra Mundial Ilustración imitación indie Inglaterra internet investigación irlanda islandia Israel Italia Jamaica Japón jazz libertad de expresión literatura LSD medicina Mexico mod moda movida mp3 muerte mundo blog música clásica música electrónica música ligera nazis neopsicodelia new romantics new wave Nueva Zelanda Paisley Underground parapsicología peluquería perú peterclip petergraphia peterpsych pintura piterclip plagio política Pop pop-art Portugal posmodernidad prehistoria prensa rosa progresivo psicodelia psicología publicidad punk punk 60's ragga muffin reage religión Renacimiento revival rock rock sinfónico Rock'n'Roll Roma Rumanía rusia Rythm and Blues sexo siglo XIX ska soul Sudáfrica Suecia surf surrealismo Suíza Tamla Motown teatro tecno tecno-pop televisión Terror toros URSS USA versión video-clip Vietnam vinilo ñoñi pop