Psychobúsqueda

20170612

Omar Mateen, el yihadista gay

La verdad es que no seguí en su momento el "atentado" contra la discoteca Pulse, un club gay en Orlando, Florida. Quería ahorrarme el victimismo y las ya recurrentes imágenes de velitas, florecitas, ositos de peluche y canciones de John Lennon. ¿Es que, saben que pasa...? En países como Líbano, Irak, Siria y etc hay atentados con 50 o más muertos cada día. No deja de resultar irónico que cuando matan a alguien en "Occidente" pongan velitas y la banderita francesa en el Facebook, mientras que cuando matan a alguien en esos países de mierda es algo completamente normal. Ah, vale, son esos moros, que se matan entre ellos. "Occidente" no tiene nada que ver.

El "atentado" de Orlando fue el 12 de junio de 2016. Trump, en plena campaña, apuntó directamente a los terroristas del Daesh. [Vídeo de esa comparecencia]. Dijo que los fallecidos eran ciudadanos que no hacen daño a nadie, que tan sólo disfrutan de su sexualidad libremente. Claro, claro... Los mexicanos son violadores, los musulmanes terroristas, pero los gays son friendly. Un tipo cuyos amigos matan a miles de personas todos los días, estuvo más de media hora hablando del asunto. De hecho, si se hubiese metido con el poderoso lobby LGTB y su pléyade de medios afines no gana las elecciones ni de broma.

La tesis que se dio en caliente, fue que Omar Mateen, un integrista musulmán, homófobo, por supuesto, había actuado de forma tan virulenta porque un día estaba en la playa con su mujer y su hijo y vio a dos hombres besándose. [...] Esta tesis es muy idónea para un niño en edad lactante, pero se vio rápidamente que no colaba.

Lógicamente, el FBI y toda esa gente comenzó a rastrear al individuo en Internet. Y lo que encontraron les dejó mudos. El tal Omar no formaba parte de una célula yihadista del Daesh. En su Facebook no había fotos de reos decapitados con un mono de color naranja. Muy al contrario, Mateen tenía tres cuentas en portales de contactos gays. Su primera mujer aseguró que era gay, pese a que nunca le había sorprendido acompañado de otros hombres. Muchos testigos aseguraban haberlo visto en lugares de "ambiente" de Orlando. Luego apareció un tipo que se identificó como un amante ocasional. Éste aseguró que el motivo de la masacre fue que Mateen pretendía matar a dos tipos que le habían contagiado el VIH. La mujer del "terrorista" tenía perfecto conocimiento de la orientación sexual de su marido, y de sus planes, pero guardó silencio.


Al parecer, el islam y la "homofobia" sí que tuvieron algo que ver con esta tragedia. Omar Mateen era un gay al que su severo padre no le había dejado salir del armario. El tipo vivía en un conflicto interior muy profundo, porque tenía que congeniar el tradicionalismo familiar con el fantástico "ambiente" que le rodeaba. Religión y homosexualidad: un cóctel explosivo que estalló en una discoteca donde bailaban regetón.

Sin duda, todo un dilema. Un dilema que se saldó con 50 muertos. Sin embargo, el guión de "buenos" y "malos" se les fue a la mierda.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares

Goya

Paul is dead: una teoría completamente falsa

III Guerra Mundial

The Baader-Meinhoff Complex

Televisión, la droga de las naciones

Extraterrestres

National Taurographic

Vampiros

Etiquetas