Psychobúsqueda

20090829

Head Party




En 1968, The Monkees llevaban dos temporadas con su serie de TV en la NBC. El contenido de la misma, música aparte, era un inocuo y muy divertido mensaje anti-establishment. Musicalmente el éxito les había llegado durante 1966-1968 con una docena de canciones: Last Train to Clarkesville, I’m a Believer, Steppin’ Stone, A Little Bit Me, A Little Bit You, Pleasant Valley Sunday, Words, Daydream Believer y Valleri, entre otras. En 1967 The Monkees vendieron más discos que Beatles y Stones juntos. Pero había un pequeño problema. Eran un grupo de plástico creado exclusivamente para un público prepúber. Contaban con un fantástico staff de compositores a sueldo, entre los que se encontraban Carole King, Neil Sedaka, Neil Diamond, Tommy Boice y Bobby Hart. Pero eran más falsos que un billete de 30 euros. La "banda" no resistía las mordaces críticas conforme a que no sabían tocar. Y la demanda del mercado exigía que aparecieran en directo. Consiguieron a duras penas convertirse en músicos e incluso se fueron de gira por Gran Bretaña en compañía de Jimi Hendrix.

Debido a todas estas presiones el grupo se fue fragmentando. Se perdió la camaradería que los unía contra la mano de hierro de su manager, el tirano Don Kirshner. El cuarteto se venía a abajo y para salvar el barco se les ocurrió que podrían rodar una película, según el patrón de A hard day's night de The Beatles.

El resultado fue Head, una comedia musical lanzada por Columbia Pictures en 1968. Fue escrita y producida por Bob Rafelson y Jack Nicholson. Rafelson se encargó también de la dirección. La película cuenta en su reparto con Victor Mature, Jack Nicholson, Annette Funicello y Frank Zappa, entre otros. También aparecen en pantalla Dennis Hopper y el coreógrafo Toni Basil.  

Head comienza con la inauguración de un puente. Un político local lucha desesperadamente con un micrófono que carraspea y se acopla. En vano, intenta dar el discurso de inauguración ante la desesperación de los presentes. Al ir a cortar la cinta roja con sus tijeras, un tipo con peinado afro llega corriendo y la corta con el pecho, como si hubiera llegado a la meta. Trás él viene una horda de hippies, policías y indios. Toda la escena está envuelta en un abrumador concierto de bocinas y sirenas. Acorralados, Micky Dolenz, Peter Tork, Davy Jones y Mike Nesmith [alias The Monkees] deciden saltar la barandilla y lanzarse al vacío, hacia el mar. En las profundides marinas suenan los primeros compases de Porpoise Song y ahí la película entra en una fase submarina y psicodélica. Arrastrados por la corriente los cuatro chicos reciben la visita de una sirena en medio de un frenético destello de colores brillantes. En una escena, The Monkees deciden relajarse un rato de tanta persecución y llegan a un party muy bien equipado, con las correspondientes go-gos. Mike acaba de llegar y se encuentra con tres monjes que le introducen en la fiesta. Es su cumpleaños. Esto sí es un cumpleaños feliz.

 

20090821

DAF - Der Mussolini

Los que sois asiduos de este blog sabeis que más de una vez me he cagado finamente en la insufrible horteridad de los primeros años 80's. Me sabéis enemigo declarado de la modernidad de aquella época, la de las crestas con mechas y los pantalones abombados. Más de una vez me he preguntado porque son unos tiempos tan mitificados actualmente.

Lo cierto es que, como siempre, se dio una de cal y otra de arena. Una de las características que más me gusta de esa época es que se hicieron temas con un sesgo "estético" ciertamente arriesgado. La provocación al elemento jipi-progre pasado de moda fue un signo característico de mi generación. Temas como "Heil Hitler" del grupo asturiano Los Ilegales hubieran levantado ampollas hoy en día entre el substrato políticamente correcto de la sociedad, a pesar de que se trataba de una provocación gratuita y sin sentido.

Además, en esa época, con la inauguración de la MTV, surgió un invento cojonudo: el video-clip, un género audiovisual muy completo, mezcla de película-musical, cortometraje y spot publicitario. Con este nuevo modelo, algunos consiguieron rozar el ridículo; mientras que otros alcanzaban la gloria.

El grupo alemán DAF, donde militaba el español Gaby Delgado, practicaba una especie de tecno-pop esquizofrénico con pretensiones de música de baile. Su tema "Der Mussolini" llegaba siempre en el momento álgido de la noche, cuando todo el mundo estaba más que desmadrado. Y el video clip... Dios!!! Es prodigioso!!! (VER ANTES DE QUE YOUTUBE SE LO CARGUE):

20090810

Kim Fowley | Underground Lady



 El artista que hoy os presento es Kim Fowley, un productor americano que se trasladó al Londres más dandy de 1966 para componer temas como "The Trip", dedicados al consumo de zumo de naranja. Relacionado con todo tipo de personajes, desde Slade a Ritchie Blackmore, este enigmático individuo sigue cabalgando por el mundo a sus 70 años con un aspecto inmejorable. El tema "Underground Lady" (1966) es una de las muchas joyas que aparece en las recopilaciones sesenteras. La música de este tipo refresca y pone de buen humor.


Entradas populares

Goya

Paul is dead: una teoría completamente falsa

III Guerra Mundial

The Baader-Meinhoff Complex

Televisión, la droga de las naciones

Extraterrestres

National Taurographic

Vampiros

Etiquetas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...