Psychobúsqueda

20130131

Freud y el dinero

Estar "podrido de dinero" es algo más que una expresión

Cuando Freud reveló al mundo la existencia del subconsciente abrió la caja de Pandora. Sus teorías están en continua revisión, pero nadie se atrevería a cuestionar el psicoanálisis. Nuestro subsconsciente gobierna gran parte de nuestra cultura. Tanto es así, que Edward Bernays, el sobrino americano de Freud, vio una buena oportunidad de manipular la mente de las masas aplicando las teorías de su tío. La gente es estúpida y sólo sirve para consumir y votar.... Es decir, lo que debería haber sido un sistema de análisis de la neurosis acabó siendo un sistema para sorber cerebros.

Dueño de una gran inteligencia, Freud no estaba especialmente dotado para asuntos de dinero. Como todo ser inteligente, consideraba el dinero una cosa superflua que solo sirve para comer y vivir. Estar todo el día pendiente del dinero es cosa de gente vulgar y mediocre. De hecho, Freud se salvó de la ruína gracias a su sobrino americano, quien popularizó sus obras en EEUU en los años 20. En ese momento, comenzó la cultura de consumo masivo que conocemos hoy en día. Grandes almacenes, cultura fashion, publicidad dirigida a la vanidad, la superficialidad y el subsconsciente. Edward Bernays, el sobrino americano de Freud, convirtió las teorías de su tío en basura dirigida al consumo, tal como se narra en "El siglo del Yo", una genial serie de documentales que demuestran que el capitalismo es un sistema enfermo.

El capitalismo es un sistema basado en la ganancia. La ganancia über alles. Es decir, si un enfermo mental tiene una empresa de raticidas, es una desgracia que no haya ratas, Por tanto, para que su empresa funcione necesita que haya una plaga. Si una empresa farmacéutica quiere vender pastillitas, no dudará en crear una epidemia con tal de vender el producto. O se inventará una enfermedad inexistente. Si un fabricante de helicópteros de combate necesita una guerra, presionará a su gobierno para que busque un enemigo. Si un tipo descubre un sistema para que las medias de mujer no se rompan, le compran la patente y la encierran en una caja fuerte en Suíza. La única meta es ganar dinero como sea.

El capitalismo, por tanto, es un sistema de enfermos del culo. No hay más que leer la biografía de Nikola Tesla para entenderlo. Un magnífico inventor esboza patentes y teorías para que la humanidad viva en la abundancia y viene una multinacional y le roba las patentes para que no salgan a la luz. Cualquier persona psicológicamente normal, con un boleto de lotería premiado, aprovecharía la ocasión para vivir el resto de sus días sin otra ambición que no pegar golpe. En cambio, los enfermos del culo que manejan las finanzas mundiales actúan bajo otra lógica. A ver. Yo soy un tío de esos, como don Amancio. Le pago 1.5 dólares/día a una costurera china para que se pase 12 horas dándole a la máquina de coser. Mi fortuna es ya de 16.000 millones. Vamos, que me podría pasar tres siglos tumbado en una hamaca sin preocuparme de nada. Pero no: yo soy un puto enfermo, nunca tengo bastante. La revista Forbes me llama CEO, por no llamarme puto del culo. A mi me importa una mierda el sufrimiento de los demás porque, aparte de tener el esfinter apretao, soy un psicópata. Ya no me bastan los millones que tengo en mis paraísos fiscales. Necesito más y más. Mi vanidad y mi psicopatía me empujan a comprar países a precio de saldo. Soy compulsivo; nunca tengo suficiente. Si hay que bombardear países para engordar mi cuenta corriente, lo hago. Mi próximo objetivo, aparte de comprar a precio de saldo bienes públicos de países endeudados, es dominar el mercado de los pistachos. Me aburro, lo tengo que reconocer. Podría jugar a la petanca, pero prefiero dominar al personal.

Curiosamente, esa enfermedad mental llamada capitalismo fue genialmente resumida por el tío Sigmund con una simple frase: "En la irresistible compulsión por acumular riquezas sólo late el impulso de un niño jugando con su propia mierda".

La relación entre acumular dinero y estar lleno de mierda por dentro son inacabables: "Freud adelanta, en paralelo con estos fenómenos en la psicología individual, la relación profunda que existe entre la erogeneidad fuertemente marcada de la zona anal en la infancia y un rasgo de carácter que se desarrolla más tarde, la avaricia. Los individuos que son particularmente ordenados, ahorradores y tercos muestran, cuando se realiza la investigación analítica de su primera infancia, que formaban parte de esos bebés “que se resisten a vaciar sus intestinos porque obtienen de la defecación un cierto placer”, a los cuales, algunos años más tarde, “el retener sus deposiciones les procuraba placer” y que recuerdan haber hecho en su infancia “cosas poco convenientes con las materias fecales diariamente exigidas”. Entre complejos aparentemente tan diferentes como la defecación y el interés por el dinero parecen existir relaciones muy abundantes. [cita]

NOTA: Este artículo no tiene como finalidad fomentar las "bondades" de la pobreza. Es legítimo que una persona obtenga un nivel de ingresos suficientes para la supervivencia de él y de su familia. Lo que no es legítimo es que amase una fortuna de 50.000 millones de dólares y condicione los asuntos públicos. Las ganancias privadas y la posibilidad de determinar el rumbo de la política deben tener un límite.

20130128

The Verve - Bitter Sweet Symphony

Yo sería capaz de escuchar 100 veces seguidas este temazo sin cansarme jamás. Eso es debido a que "Bitter Sweet Symphony" ["Sinfonía agridulce"] es una de las más bellas piezas pop compuestas jamás. Ludvig Van Beethoven y Wolfgang Amadeus Mozart habrían dado un brazo por firmar un tema de tanta intensidad y belleza. Aún recuerdo cuando lo escuché por primera vez. Deambulaba con un carrito de la compra por un supermercado cutre cuando, de repente, una canción que flotaba en el ambiente me catapultó de una patada a la más deslumbrante psicodelia de mi infancia. La sinuosa melodía, de ritmo entrecortado y vibrante, reposaba en una placenta cálida y dulce, como si todavía flotara dentro del útero, en los orígenes más remotos, en la más olvidada prehistoria.
Según leo, la banda utilizó un sampleado de "The Last Time" (1965), de los Rolling Stones. Habían sido autorizados para usar una secuencia de cinco notas, pero al parecer se pasaron. Eso fue motivo para que los antiguos mánagers de los Stones, de la época del sello Decca, cosieran al grupo a denuncias. Ahora entiendo porque este tema me retrotraía a mi más remota infancia. En 1965 tenía 6 años y era justamete cuando mi conciencia comenzaba a despertar. Al margen de todo ello, me parece una polémica estúpida. El tema de los Stones no se parece absolutamente en nada a esta espectacular canción de The Verve. Y más al margen aún, el álbum que contiene el tema ["Urban Hymns"] es una obra maestra de eso que se vino en conocer como 'brit pop'. Contiene otras maravillosas canciones, obra de Richard Ashcroft, como "Sonnet", "The Rolling People", "Neon Wilderness" (esta de McCabe+Verve) "Space and Time", "Weeping Willow", la estupenda "One Day" y la absolutamente maravillosa "Lucky Man". Si a ello le añadimos "History", otro fabuloso tema de esta banda, quizás estamos hablando de uno de los mejores grupos de los años 90. Disfrutemos un poco de esta joya de la piscodelia:

20130126

La'clase ingré de la Jenni

La Jenni tiene una tía que es teticién de esas. Hace maquillajes pal carnaval, pa bodas y bautizos. Sobre to pa bautizos. Tiene el local situado de forma ilegal, según el ayuntamiento d'Ogpitalé, en un semi-sotano a la altura de la'lcantarilla. Allí se reúnen ella y las cuatro marujas del bloque dal lao pa comentar la situasión internasional der mundo. Esas cosillas. Como por ejemplo, que la Rosío Jurado la diñao. Quel cancer e mu malo, dice una. Que no ha muerto de cancer, dice la otra. Que estaba podría de dinero y el riñón se le resentía. Joder, que esa notisia é de hase vario años, dice la Toñi, que ha tenío problemas pa'ncontrar una guardería pal niño. E que le'ecupe a la'monitora del eplai. Joder!, er niño e un zuperdotao d'ezoz. E hiperantivo. Seguro que llegará a premio nobel.

Y antonse la tía de la Jenni da la notisia: pué mi sobrina tá prendiendo inglé. ¿Inglé? ¿Y ezo que éeeee? É un dioma tranjero, dice la teticién. Al cabo del poco pasa por allí la Jenni, con el pantalón un poco por encima del pubis. Avé, niña, enseñalé a estas dos la lesione d'inglé que tan dao. Uiissss sí, tíiita, que son una clase de lo más waiiiiissss. Mira lo que man enseñao hoy:
Ouhhhhhhhh Yeahhhhhh!!!!!!
Oh my god!!!!!!!!!! 

Al parecer, con estas simples lecciones d'inglé la Jenni ya tiene suficiente para ir a trabajar a Beverli Jills y rodar dos películas de 30 minutos. Hija mía!!!! Si que duran poco las películas úrtimamente!!!, dise su tía.

20130125

Brian Auger's Oblivion Express


Hablar de Brian Auger a estas alturas es como sumergirse en los recovecos de la historia de la música. Su wikipedia le denomina "teclista de jazz y de rock, especializado en órgano Hammond". Eso si que es un curriculum, así para empezar. Estamos hablando de un antiguo mod que se decantó por el pelo largo, el jazz y el soul. La verdad es que conocía a este artistazo sólo de nombre desde hace mucho tiempo. Le tenía por un referente muy underground, pero nunca había escuchado su música. Eso fue hasta que en el año 2003 cayó en mis manos una recopilación -doble CD- de sus "grandes éxitos". Estaba en una tienda de segunda mano, esperando que alguien lo sacara del olvido. Desde el primer momento detecté que este señor era uno de los pioneros en eso de fusionar jazz, r&b, soul, funk y rock. Incluso mencioné en este blog a James Taylor Quartet, unos de sus más aventajados alumnos en la actualidad. Por cierto que el Sr. Auger se conserva bastante bien y sigue encima de los escenarios. Este año ha hecho un porrao de conciertos, según se puede ver en su página web.

La música que hizo desde finales de los años 60's fue un signo distintivo del rock-progresivo durante años. Es lo que se ha venido en llamar "fusión", término que se ha ido popularizando con el tiempo. En Catalunya hubo bastantes bandas que introdujeron el jazz en el rock, gente como Secta Sónica, por citar alguno. Lo cierto es que eso que se vino en llamar finalmente jazz-rock es una identidad musical con múltiples variables. No es fácil de escuchar. Se debe dejar reposar. Ha de entrar por sorpresa. Hay que encontrar el momento. Y entonces, te engancha. Hace diez años que no dejo de escuchar el gritisjits de este tío. Por un lado tiene un poco de jazz-soul salvaje [I wanna take a higher] y, por otro, momentos de mucha intimidad. El otro día estaba haciendo cosas en casa cuando me encontré con este sugestivo y amable "Don't look away" Video: [Riguroso directo en 1972, tan buena o mejor que la versión de estudio]. Es una verdadera muestra de refinamiento.

20130124

La fimosis en la Biblia

La Biblia es un libro que según dicen los cristianos contiene la base moral de nuestra civilización. Tanto el judaísmo, como el cristianismo y el islam tienen como base una serie de tradiciones orales que no son más que chorradas inmundas. Una de esas gilipolleces está en el Génesis. Como se verá, la historia es, como mínimo, truculenta.
 
Jacob, jefe de un nutrido clan semninómada de israelitas, padre de doce varones y otras tantas mujeres, se asienta en las tierras de una ciudad de Canaan con sus rebaños de ovejas. Pronto, trabarán relaciones más o menos amistosas con los habitantes de la ciudad. Éstos les invitan a una celebración como señal de buena vecindad. A la consecuente fiesta acude (sola, al parecer) Dina, una de las hijas de Jacob. Ésta se siente atraida por Siquem, hijo de Jamor, príncipe de esas tierras. El chico, a su vez, también siente atracción por Dina. En la fiesta se danza y se bebe algo de vino. Dina ha hecho algo tan natural y 'social' como trabar amistad con sus vecinos. Pero la fiesta acaba un poco mal debido a la penosa educación de hace 4.000 años, que es donde aún viven los cristianos y sus adláteres de las otras sectas. Siquem, un poco salido, intenta camelarse a Dina y, de forma poco paciente y caballerosa, la fuerza. Es decir: la viola.

Según múltiples páginas cristianas que acabo de visitar, eso se debe a la desvergonzada conducta de Dina, una niña malcriada que ignorante de los peligros de los que Dios nos advierte, acude a una fiesta profana, como una vulgar golfa, para "ver y ser vista". (sic) En lugar de deplorar la actitud de Siquem, el violador, tachan a la hija de Jacob de desobediente, ligera, presumida, poco consciente, maleducada y, por supuesto, puta.

Pero cuidao, que la historia no acaba aquí. Al volver al campamento y enterarse de ello su virtuoso padre, el drama comienza a fraguarse. Dina tiene 12 hermanos varones, 11 de los cuales se pasan el día en medio de un pedregal con el único entretenimiento de ver pastar a sus ovejas. O sea que son más brutos que un arao. Al llegar la noticia de la violación a oídos de éstos, se arma la de Dios, y nunca mejor dicho. Los fornidos hijos de Jacob no están para hostias. Esta tribu de trogloditas, germen del futuro estado de Israel, se hacen célebres después por vender como esclavo a su hermano José, por la envidia que les provocaba el favoritismo de Jacob hacia éste. Este es otro de los capítulos de una larga saga, pero da buena cuenta de como las gastaban estos sionistas primitivos.

En esta ocasión, inmediatamente decretan que su hermana Dina ha sido "tratada como una puta" por Siquem. Los planes de venganza se materializan rápidamente en su mente calenturienta. Siquem, el violador, y su padre se disculpan de lo sucedido en la fiesta y tratan de llegar a un pacto. Habida cuenta que en aquella época era una costumbre muy extendida que la violada se casara con su violador y que, a fin de cuentas, la atracción entre Dina y Siquem, pese al inopinado polvo, era un hecho, al final llegan a un acuerdo. Dina se casará con Siquem, habrá una generosa dote y, así, ambos pueblos podrán coexistir y formar una sola nación. Los israelitas podrán formar familias con los naturales, comprar tierras y hacer negocios. A Jacob, a pesar de la violación de su hija adolescente, esto le parece bien. Pero hay un problema...

Jacob les dice a los canaanitas que deben convertirse a su religión y que para ello... ¡tienen que hacerse la circuncisión! Sí, como lo oyen: todos los varones de la ciudad deben operarse de fimosis para que el Dios de Jacob los acepte en su seno.
[Un momento, que me voy a reir un poco: JAJAJAJA!!!!]
Hay que imaginarse esta situación dolorosa, a la vez que cómica: cientos de hombres cortándose la piel sobrante del prepucio solo para que una pareja pueda casarse y que Dios no entre en cólera. Imaginemos los horribles dolores de entrepierna, al practicarse esa operación sin anestesia y con cuchillos oxidados. Imaginemos la fiebre alta de todos los varones de la ciudad, debido a las infecciones. Imaginemos la cara de pasmo de todos los ciudadanos cuando el Rey les anuncia que, para que su hijo se pueda casar, todos ellos deben recortarse la piel de la polla. Y en esto se supone que descansa la "base moral" de la religión.

Los hermanos de la muchacha, obviamente, intuyen que durante tres días los canaanitas sufrirán severos dolores y fiebres que les dejarán muy debilitados. Así pues, aprovechan tan favorable coyuntura para pasar a cuchillo a los recién operados, en una reyerta caló sin precedentes en la Historia. Que le dé un poco de aire al glande tiene un precio.

Vamos, que la Biblia no cesa de darnos "lecciones" de las que debemos reflexionar. Y, sobre todo, chistes que han perdurado hasta nuestros días. Raro es que Monty Phyton no hicieran una parodia sobre esto en su día. Aunque en Año 1, una película más reciente, sí se acordaron de este pintoresco suceso.

El rapto de Dina: un melodrama bíblico - Aurora Israel Digital

20130122

¿Lo llamamos capitalismo o directamente crisis?

Este breve repaso a la situación económica de la España de los últimos 50 años no se va a basar en datos macroeconómicos engañosos, sino en la percepción y la experiencia de muchas personas que han tenido que padecer dichas CRISIS. Los datos pueden ser más o menos fiables, pero las experiencias de muchas personas en el contexto histórico y social son igualmente válidas. Muchos españoles de a pie se van a ver reflejados en este relato. Los períodos de CRISIS en España desde la finalización de la guerra civil hasta el día de hoy han sido innumerables, hasta el punto que se puede afirmar que en España CRISIS y CAPITALISMO [alias "libre mercado"] son dos palabras que van intrínsicamente unidas. Desde la perspectiva de las clases baja y media, es fácil percibir los períodos de CRISIS por el descenso alarmante de ingresos y la sensación de inseguridad. Dejando al margen los períodos de la propia guerra civil y la posguerra, lo cierto es que la historia de la España reciente está jalonada por CRISIS periódicas que, en su cómputo general, suman más años de duración que las etapas de presunta prosperidad. Se puede afirmar sin el menor género de dudas que eso que conocemos como “sistema de libre mercado” no ha generado una situación de estabilidad económica para el conjunto de los españoles nunca. Ha generado un enriquecimiento ficticio, en muchos casos, pero no un sistema justo y seguro. En la actualidad, España va a tener que pagar con creces su 'ilusión' de riqueza, asfixiada por sus compromisos con la troika comunitaria y los 'inversores' conocidos con el sobrenombre de 'los mercados'.

Es difícil precisar la duración de la posguerra, un período que podemos dejar al margen del análisis de las CRISIS, ateniéndonos a su condición de resultado lógico de una guerra devastadora. Por la experiencia de muchas personas, 20 años después de la finalización del conflicto, en 1959 (una fecha prudente para dar por finalizada esa época de penurias) España estaba sumida en una tremenda CRISIS que no era ya una consecuencia directa de la guerra, sino como apuntan muchos, del fin del período autárquico de la dictadura y el difícil encaje de una dictadura fascista en el contexto post-Nuremberg. Una época de estraperlo, mamoneos e influencias, como viene siendo habitual en este país. A partir de ese momento se impulsa un plan de estabilización, de la mano de los tecnócratas del Régimen, con el apoyo de un Plan Marshal B auspiciado por el general Eisenhower, que abrirá el país a la economía internacional. Se supone que en 1959, la “economía de libre mercado”, de la que el franquismo alardeaba de ser su más fidedigna expresión en su propaganda oficial, estaba a punto de despegar con la llegada de los años 60. Pero el plan de "estabilización" puesto en marcha en 1959 sumió a la gran mayor parte de los españoles en una brusca CRISIS que no se vería superada hasta el segundo semestre de 1960. Los planes de desarrollo, el turismo y la tímida apertura hacia el exterior llevaban en su seno la propaganda del progreso económico. Pero muchas personas pueden certificar que los años 1959 y 1960 fueron muy malos desde la perspectiva de las clases populares. 
¿La Albania comunista? No, la España "del libre mercado" de Francisco Franco en los años 60's.
Es cierto que entrados los años 60 se inicia un período de expansión de la economía española, alentado por el incremento de ingresos por turismo y el aumento de las exportaciones. Un país que había vivido hasta aquel momento en una autarquía casi absoluta se encontraba de repente con una fuente de ingresos adicional que procuró, sin duda, unos años de prosperidad. Son los años del 600, los domingueros, las suecas en bikini, el pluriempleo y, como no, los grandes negocios inmobiliarios, sobre todo en grandes ciudades como Barcelona, que recibieron mucha inmigración. No es que esa nueva adscripción del franquismo a la "economía de libre mercado" fuera la causa de dicha situación. El planeta entero vivió durante los años 60 una época de esplendor económico, lógico para la época de la que estamos hablando, a quince años vista de una Guerra Mundial. Sólo como ejemplo, a principios de los años 60 Gran Bretaña tenía una gran escasez de mano de obra. Ese Londres "interracial" que hoy conocemos es producto de esa escasez. Había trabajo para todo el mundo y dentro de ese contexto, España no era una excepción. La frase "Con Franco vivíamos mejor" es tremendamente irónica. Haber vivido peor era prácticamente imposible. 
Este fue el único error de Lennon y Cia en toda su historia. Imperdonable.
Pero ese período de relativa prosperidad, que tenía como base sueldos bajos y pluriempleo, se podría contabilizar en unos 6-7 años como mucho, siempre desde la perspectiva de las clases baja y media, las cuales obviamente no comenzaron a notar los efectos del "desarrollismo" franquista desde el primer minuto. La entrada de los años 70 se produjo en un contexto de declive de la economía internacional. En 1971 la economía de los EEUU entró en recesión. Yo tenía doce años en esa época y pude percibir claramente que los tiempos de felicidad luminosa de mi infancia se habían acabado.

Generalmente, se suele fechar el inicio de la siguiente CRISIS del capitalismo mundial en 1973, pero lo cierto es que en los primeros años 70 el ambiente de CRISIS ya flotaba en el ambiente. Muchos otros países entraron en recesión incluso antes. Está documentado que Gran Bretaña, por ejemplo, ya lo estaba desde 1969. Y la cuestión todavía se vería agravada, más si cabe, con la CRISIS del petróleo iniciada por la OPEP en 1973. Los precios del crudo iniciaron en ese momento una escalada sin fin, lo que sumió a la economía internacional en una CRISIS sin final previsible. 
En España la situación era todavía más complicada, en unos años en los que se anunciaba el fin del Régimen y su particular visión de la “economía de libre mercado”. En 1975 la forma de entrar a trabajar en una pequeña empresa no era demasiado complicada. El neoliberalismo actual coincidiría en gran parte en aquel particular intercambio de mano de obra barata. Ni contrato, ni convenio, ni relaciones laborales. Lunes a las 8 en el sitio y cobrarás tanto. Por supuesto, condiciones de salubridad y seguridad, ninguna. La España de entonces era un país en CRISIS. Pondré la palabra en mayúsculas cada vez que la utilice porque, como se verá, la CRISIS es el rasgo que mejor define al capitalismo. 

Salto de edificio con coche, deporte de exhibición
 En los años de la famosa transición española, debido a la entrada del país en los circuitos de la economía mundial la inflación estaba desbocada. Había una escalada de precios sencillamente brutal, algo que se ve reflejado en la evolución de los salarios. Un aprendiz podía cobrar unas 6.000 pesetas en 1975, salario que en 1979 ya era de 19.000. Puede dar una idea de la escalada inflacionaria en aquellos años. Y entonces vinieron los Pactos de la Moncloa, literalmente acordados por todos los partidos políticos, sindicatos, etc. Los Pactos de la Moncloa suponían la primera vez que los poderes públicos recibían presiones de los organismos internaciones para hacer ajustes. Ajustes de salarios, sobre todo. Los así llamados “costes salariales” y conceptos como la "productividad" y la "rentabilidad, grandes tótems del neoliberalismo, ya estaban en boca de todos. Los Pactos de la Moncloa en 1977, no hay ni que mencionarlo, eran una medida con carácter de urgencia ante la existencia de una CRISIS demoledora. 
Con mujeres como Margarett Trucher hacerse gay era fácil...
La entrada de los años 80’s supuso un cambio de paradigma. El mundo contempló la entronización de dos grandes monstruos del neoliberalismo: Margarett Trucher y Ronald Reagan. Los primeros años ochenta fueron una época de CRISIS. Y no tan solo en España, sino a nivel internacional. Quien haya visto la serie británica “The Young Ones” puede ver una parodia perfecta de la situación económica en aquellos años. En una escena los 4 chicos buscan trabajo en un diario en cuya página 5 están los anuncios de empleo y cuando abren el diario descubren que la página está completamente en blanco. Muchos dicen que Trucher mejoró la situación económica en un par de años, pero la señora en cuestión por lo que pasará a la historia es por igualar en impuestos a todas las clases sociales sin distinción de ingresos. Y por organizar una guerra sin sentido con el solo objeto de incrementar su maltrecho índice de popularidad. 

En España por supuesto la tasa de paro era altísima, tanto como lo es actualmente. Toda la juventud de aquella época, sin ni siquiera el nivel de formación de la juventud actual, vivía literalmente en la calle, buscando formas alternativas de ganarse la vida que no consistieran en trabajar en una fábrica o una oficina, trabajos que por otra parte no existían. De ahí el gran boom de 'artistas' surgidos de "la movida de Madrid" y el nacimiento del cine y el "diseño" españoles. El único bálsamo para las clases medias en esa época consistía en la certidumbre de que las cosas no podían empeorar más y que la CRISIS no sería eterna. Las cosas sólo podían mejorar porque España estaba haciendo sus últimas gestiones para entrar en la UE, asunto clave que vendría a resolver muchas deficiencias de nuestra economía gracias a las inyecciones de dinero que vendrían de Europa. Como así fue. A partir de 1986 se puede decir que España vivió otro breve período de bienestar gracias a las partidas de promoción para el empleo 'generosamente' dispendadas por la Unión Europea. La entrada de los fondos europeos de cohesión suponían toda una inyección para construir infraestructuras. Y, supongo yo, todo ese estallido de obras públicas dinamizó la ecoÑomía local, al tiempo que los consumidores comprábamos todo tipo de productos de la industria alemana. Justamente a partir del momento de la entrada en la UE, la juventud española comenzó a encontrar empleo más fácilmente, cosa que era totalmente imposible en el período 1979-1986. Podemos decir sin el menor margen de error que el período 1986-1991 estuvo marcado por una sensación de bienestar. Cinco años de tranquilidad para el ciudadano de este país, al calor de los dineros europeos. Cinco años buenos, ¡que novedad!
Pero no hay bien que dure más de diez años en España. Desde la perspectiva de las clases media y baja, 1992, con sus fastos olímpicos y exposicionales marcaría el inicio de una nueva etapa de CRISIS. La cuestión era exactamente la misma que la actual, pero la excusa era distinta. La UE, enfrascada en un rudo programa de equiparación fiscal y monetaria, y en una guerra contra los déficits, le exigía a España máxima severidad presupuestaria. ¿A alguien le suena esta música? Si alguien se toma la molestia de leer hemerotecas en los años 1992 y 1993 encontrará discursillos como los actuales. Los recortes afectaban a todo. En esos años, el ministro 'socialista' de Econosuya Carlos Solchaga recortó considerablemente los subsidios por desempleo. El debate sobre la edad de jubilación estaba sobre la mesa. Muchos medicamentos dejaron de ser gratis para evitar "abusos". Miles de trabajadores se quedaron sin empleo. La tasa de paro llego en el período 1992-1996 a índices parecidos a los actuales. Se creó una ley de huelga que convierte las huelgas en un instrumento inútil. La prensa sólo hablaba sobre como recortar el déficit. Sólo se escuchaba hablar de "competitividad", "rentabilidad" y "productividad". De hecho, toda Europa vivía en una espiral de recortes. Pero, como siempre, lo que para algunos era un resfriado, para España era una pulmonía. El Tratado de Maastricht era la nueva moda de Europa, una intervención macroeconómica en toda regla para la unión monetaria y fiscal que desembocaría en el nacimiento de un engendro: el euro. En España se tenían que hacer muchos sacrificios para facilitar el alumbramiento del monstruo. Nadie le llamaba a la cuestión CRISIS, pero lo cierto es que se vivió una CRISIS de cinco o seis años. Por lo demás, tras la caída del comunismo, el neoliberalismo se estaba soltando la melena y planteaban sin miedo todos los puntos pendientes que tenía en su agenda, desde el despido libre hasta el adelgazamiento de la Administración hasta llegar a la anorexia. No seré yo quién esté en contra de una administración pública de bajo coste y alta eficiencia, pero hay que dejar bien claro que a estos tipos se les ha visto el plumero desde hace mucho tiempo. Ellos lo que quieren es la eliminación del Estado como garantía jurídica y como instrumento regulador de las injusticias económicas. 'Sus' hombres salen y entran de ministerios y consejos de administración como Pedro por su casa. Quieren un mundo totalmente liberalizado donde la única ley sea la suya. Son grandes amantes de la "libertad". Especialmente, de la libertad de ganar dinero sin trabas legales ní éticas de ningún tipo.
Con la llegada de Ánsar I al trono, curiosamente la CRISIS comenzó a desvanecerse. No entraré en valorar aquella época en profundidad, pero desde la perspectiva de la clase media se volvía a encontrar empleo. Cuando hablo de empleo, hablo del empleo que creo Ánsar I, es decir, un contrato unificado e "indefinido" que hacía tabla rasa en las 100.000 pts de entonces (600 euros) Intuyo yo que, gracias a las conexiones del lobby aznarista con la plutocracia de Houston, los inversores extranjeros tuvieron a bien venir a depositar sus huevas en el confortable nido que la nueva España flexibilizada les brindaba. El Estado obtuvo pingües beneficios con un intenso programa de privatizaciones. Tabacalera, Telefónica, Endesa, etc pasaron a manos de tipos que se han inflado a ganar dinero con empresas que fueron creadas con impuestos. Los derrotados y desaparecidos 'socialistas' de entonces ya habían hecho el trabajo sucio que se les ordenaba desde la UE, la OCDE, la NBA, el FMI, la CIA, el BM y el ETC. Supongo yo que con el sistema fiscal y monetario español estabilizado y armonizado según los parámetros del Bundesbank [no con pocos sacrificios para el ciudadano corriente] España salía lentamente de otra CRISIS.

Y entonces sucedió el milagro. Un piso de 55 m2 en el Eixample barcelonés costaba en 1996, como poco, 10-11 millones de pesetas. En el año 2002, tras la inauguración del euro, ese mismo piso ya costaba 25-30, según tasación a ojo del propio vendedor, al margen de cualquier institución pública o privada. Curiosamente, ningún banco evaluaba riesgos a la hora de conceder 30.000.000 de pesetas (161.000 euros) a parejas de piltrafillas que ganaban 200.000 pesetas (1.200 euros) al mes. Nadie se planteaba que el capitalismo en España la única cosa que garantiza es una CRISIS de 6-7 años con paréntesis de menos de diez. CRISIS, desde la perspectiva de las clase media y baja quiere decir quedarse sin empleo. Y si no hay empleo, ¿cómo se pagan las deudas? Los bancos ofrecían generosamente hipotecarse 20 años, en la mayor parte de los casos, pero los más atrevidos llegaron a ofrecer márgenes de 40 y hasta de ¡80! años. Lógicamente, al amparo de este boom especulador, hasta el tío Manolo se convirtió en un hombre de negocios. Algunos avispados jubilados vendieron su piso, sin hipotecas desde 1983, lo revendieron por 40.000.000 millones de pesetas y se fueron a vivir de alquiler. Había quien se compraba un piso, se esperaba un par de años viviendo en él y luego se volvía de nuevo a casa de sus padres con el bolsillo lleno. Esta fue la dinámica gloriosa de la época aznarista, tendencia que se vería desarrollada en los primeros años zapateristas sin que nadie hiciera nada. Un auténtico "milagro económico" sustentado en nada. El volumen de dinero que circulaba en los bolsillos españoles estaba fundamentado en un espejismo. 
Para explicar semejante obnibulación colectiva, hemos de hablar de otra CRISIS. Sí, España estuvo en CRISIS, brevemente, en los años 2001-2002. Encontrar empleo en aquella temporada era difícil, con lo que las clases medias tuvieron que apretarse el cinturón de nuevo. Esta nueva CRISIS venía motivada por un rimbombante fenómeno de la economía internacional que vino en llamarse Burbuja Tecnológica. No voy a pretender yo entender porque dos portales del recién nacido internet habían llegado a colapsar la economía internacional. Vamos, soy listo pero no tanto para entender el absurdo capitalista en su totalidad. Pero, resumiendo un poco: los 'invertidos' internacionales se habían lanzado a una orgía de capitales con el nuevo jueguete hasta que el mercado reventó. Y en esto, la Reserva Federal tuvo que inyectar mucho dinero para evitar el desastre. Y ya de paso hacer negocios. Con un mercado financiero mundial totalmente desrregulado gracias a las presiones sobre la administración norteamericana por parte de Citygroup y otros tiburones de Wall Street, los dineros de la Reserva Federal se explayaron sobre el mundo como un tsusnami de crédito facilón. Cuando tu banquero comercial de la Caja de Ahorros de la esquina te daba un crédito, lo hacía porque se lo había pedido a otro banquero más grande. La banca comercial era deudora a su vez de otros bancos comerciales, quienes a su vez rendían tributo a otro señor bancario más fuerte. Este es el esquema feudal de la banca y el meollo por el cual ahora todos, incluidos los que no tenemos deudas, tenemos una gran deuda que purgar. La Edad Media duró ocho siglos; esto va a durar bastante más.
Y con esta dinámica de fiesta, paella y otras operaciones triunfales, llegamos al verano del 2007, momento en el cual el motor de la economía mundial comienza a oler a chamusquina, debido al recalentamiento financiero global. Desde los Establos Unidos comienzan a llegar rumores de que el mercado hipotecario ha caído. Dos agencias gubernamentales de seguros hipotecarios llamadas Pim y Pom y Tom y Jerry, creadas por George W Bush tienen un agujero inmenso debido a la continua renegociación de los créditos hipotecarios (o alguna memez por el estilo) Y encima va y se les cae Lehman Brothers importantísimo banco de inversiones donde se recalificaban hasta la histeria los riesgos de los créditos facilitados a gente insolvente. En un documental que hay en Youtube se habla de partidas de ese banco de 5.000 y 10.000 millones de dólares, cosa que pone en entredicho todo el tinglado. Sencillamente no es creible. Si a España se le ha tenido que ofrecer un macropréstamo de 100.000 millones de euros que muchos analistas consideran corto, Lehman Brothers [y de esto podría hablar el ministro de Guindos, que conoce muy bien el tema] debía mover volúmenes de capital mucho mayores. Pero, en lo que afecta directamente a las clases media y baja de este país, todas estas movidas financieras son sencillamente incomprensibles. La cuestión básica es que estamos desde principios de 2008 en otra CRISIS. Esta vez, el resfriado de la economía mundial ha dejado al enfermo español en cama. Es como una de esas gripes que dejan el cuerpo molido, como si te hubieran pegado una paliza. El enfermo está de baja, en recesión, con 7% de fiebre. Pero que se olvide de cobrar porque las nuevas normas de los señores inversores es que el que no trabaja no cobra. Nadie, ni Krugman, ni Dios, ni el Follonero, pueden predecir cuando se acabará la CRISIS.

En mi opinión, la CRISIS es ya un estado permanente de la ecoÑomía "de libre mercado", porque el capitalismo está con respiración asistida, de camino al estado de coma. Todos los demás, es decir, nosotros, estamos muertos, porque el poder de los que amasan capitales es tal que la CRISIS va a ser ya un fenómeno perenne. Ellos no van a tener CRISIS; la CRISIS es para el ciudadano corriente. Quien se crea las milongas sobre como incentivar el "crecimiento" está siendo hipnotizado por un debate artificial generado desde los medios del Régimen. Aquello que ha llegado al cénit de su ciclo vital no puede seguir creciendo. Es una ley de la naturaleza, de la física, de la química. Es ley de vida. Naces, te desarrollas, llegas a tu cénit con la madurez, intelectual y físicamente equilibrado. Y a partir de los 40, comienza la decadencia. Muchos se engañan pensando que los inversores y la industria pierden dinero si el consumidor medio no tiene nivel adquisitivo o tiene miedo a gastarse lo poco que tiene. Ilusos. Posiblemente ignoran el gran boom que está experimentando el segmento de los artículos de lujo. Un inversor, un industrial, pueden ganar un millón de dólares vendiéndole piruletas a los pobres. Pero también puede ganarlos construyendo un yate para un personajillo con alto nivel adquisitivo. El boom del consumo masivo como pilar de la ecoÑomía pasará a la historia porque, incorporando a chinos, rusos, brasileños y otros emergentes a los estándares históricos de Europa y los EEUU el planeta petará en cuestión de décadas, años quizás.

El capitalismo es un sistema obsoleto y decrépito que sólo puede conducir a la hecatombe. El capitalismo en España puede que haya hecho evolucionar económicamente al país. Es evidente que el nivel de la economía española no es el mismo que en 1975 y que el ciudadano, al menos a priori, tiene unos estándares de vida superiores. El gran espejismo es que eso se ha conseguido, no en base a riqueza real y tangible, sino en base a crédito, es decir DEUDA. Esta CRISIS, que ya es definitiva, ha venido a replantear muchos de los espejismos que nos deslumbraron en el pasado. Hay otra forma de vivir, con más calma, más seguridad y menos "competitividad". Igual seríamos más pobres, pero tendríamos nuestras necesidades básicas cubiertas. Hay que destruir totalmente el sistema basado en la ganancia a toda costa.

En resumen, puede decirse sin el menor género de dudas que desde hace 53 años [1959] el sistema capitalista sólo le ha dado a las clases populares en España entre 15 y 20 años de relativa tranquilidad. Es un balance muy pobre, muy poco competitivo. Demuestra a las claras que el capitalismo, chapucero en su propia idiosincrasia, es un sistema ineficiente que funciona a trompicones, no sin provocar guerras, CRISIS e injusticias. Es imperfecto, muy poco productivo a efectos sociales, no es rentable desde el punto de vista del bienestar de la sociedad. Hay que externalizar de una vez por todas esa charca inmunda de dinero, mentiras y destrucción antes de que ellos nos externalicen al resto o nos conviertan en galletas Soylent Green

La polémica actual austeridad vs. crecimiento no es otra cosa que un debate ficticio. Es una dialéctica absurda, como aquellas antiguas batallas de arrianos y nicenos sobre la consubstancialidad de la Santísima Trinidad. Es como si estuviéramos hablando sobre como organizar un zoológico. Los monos sufren desnutrición porque no les llega suficiente flujo de bananas. Algunos mueren porque no reciben el alimento a tiempo. Y encima al lado está la jaula de los buitres, los cuales se escapan para comerse los cadáveres de los monos. Hay que ubicarlos en otro lugar, en la otra punta del zoo... Este es más o menos el debate actual. Se trata de palabrería barata que en ningún momento plantea que el zoo debe desaparecer de la Historia.

20130121

Antonio Molina - Soy putero

Versión mutante del famoso tema interpretado por Antonio Molina en los años 60's. Para los que tuvieron que crecer con el exacerbado sabor flamenco cañí de esta canción sonando en el ambiente las 24 horas del día es una dulce venganza. Bestial:

20130118

Soraya Sáez, nominada a tres Oscars, por lo menos

La cinematografía española se está poniendo a un nivel que podríamos calificar de cumbroso. Las actrices españolas están alcanzando tal grado de dramatismo, que el lagrimal adquiere una textura así como entre nata y mantequilla. Dado el fracaso en Hollywood de la Blancanieves taurina, propongo que Soraya Sáez sea candidata a los Oscars. Una de sus últimas intervenciones públicas supone el culmen de los papeles dramáticos en toda la historia de la interpretación lloriqueante. Cabe destacar el pulso y la tensión que esta excelente actriz imprime en los cuatro minutos que dura la escena. Ni siquiera la señorita Escarlata, cuando coge el nabo y jura que nunca jamás volverá a pasar hambre, consigue estremecer al espectador de forma semejante. Es sublime:

20130117

La Blancanieves taurina, la última horterada de la Tauromafia

Supongo yo que bajo el impulso del último ministrillo de Incultura, el repugnante Ignecio Wert, este pobre país se ha sumido una vez más en el ridículo más espantoso. Han presentando como candidato al Oscar un truñesco film mudo, dirigido por Pablo Berger [qué váyase usted a saber quien es este tío y de quien es familiar y/o amiguete] donde "Blancanieves" acaba convertida en torera. Nada menos que Blancanieves, esa dulce y virginal doncella, odiada por su madrastra por su pulcra belleza, que se libra de morir a manos de un cazador y acaba viviendo con unos simpáticos enanitos. Incluso esos films donde Blancanieves acaba siendo prostituida por los enanitos tienen más sentido que esta porquería. Francamente, yo ya no sé como hay que decirle a estos idiotas que, por más barniz de glamour y fantasía que le quieran dar a un truño, continuará oliendo igual de mal. A ver, se lo diremos en plan simple: QUE NO MOLAAAAAAAAAAAA JODER!!! A ver si se enteran ya de una vez. 
Guau, que interesante...
Por supuesto, la academia de Hollywood ha recibido tropecientas peticiones para que retiren de circulación este nuevo cagarro sangriento, entre otras la de CAS INTERNATIONAL. Ni que decir tiene que el film ha sido tumbado en la primera vuelta. Supongo yo que ante la inminente lluvia de caspa que se avecinaba, los yanquis no han querido ni verlo. Unos quince toros han sido linchados para la realización de esta porquería, previo martirio, tortura y vejación. Y aún pretenden que les den un Oscar. Casi es mejor crear los premios Manolo para que puedan optar a algo. No obstante, esta cagada vestida de luces se perfila como ganadora de alguna estatuilla en los próximos premios Giligoya. Es a lo máximo que puede aspirar.

Video de la tortura durante el "rodaje" de este "magnífico film".

20130116

Baby Woodrose - Bullshit Detector

Hace meses que tengo en agenda comentar este excelente trabajo. Si se tuviese que etiquetar de alguna forma hablaríamos de garaje-psicodélico-grunge. La descarga corre a cargo de una banda danesa, formada en Copenhague en 2001, llamada Baby Woodrose. Parecen bastante cutres, hasta el punto de que no tienen página web y se conforman con un blog en wordpress.

En principio el "grupo" constaba de un solo miembro, Lorenzo Woodrose, quien en 2001 se encargó de lanzar el primer álbum, grabado íntegramente por él mismo himself en el sello Bad Afro. Posteriormente el grupo se materializó con la incorporación de Riky y Rocco Woodrose, al bajo y la batería respectivamente. El nombre de la banda y de los miembros está extraído de una planta alucinógena de Hawaii, como no podría ser de otra forma. El último trabajo del grupo, editado en este mismo 2012, se titula Third Eye Surgery e incluye esta explosión de energía psicodélica llamada Bullshit Detector. Cinco minutos de guitarreo ultralumínico que harán disfrutar a los amantes del género: 

20130111

El nacimiento del Yo consumista

Nace en este blog una nueva 'tag' dedicada a los documentales. Los documentales son un género infinitamente superior al cine peliculero con una gran carga educativa. En esta primera entrega os enlazo la primera parte de "El siglo del Yo", una serie de cuatro capítulos realizada por Adam Curtis para la BBC. Este documental desmenuza de forma descarnada las sucias tretas de la ingeniería social y marketing para dominar a las masas a través de sus deseos subsconscientes. Mientras Sigmund Freud abría la perspectiva del subsconsciente a la ciencia pura, su sobrino Edward Bernays, un judío listillo de New York, ponía al servicio de las corporaciones el inmenso poder de las teorías de su tío. "El siglo del Yo [Parte 1]" [subtitulado "Máquinas de felicidad"] explica la génesis de lo que hoy conocemos como "sociedad de consumo", un modelo que comenzó a esbozarse hacia 1920. Los productos dejaron de ser apreciados por su resistencia, durabilidad o utilidad, para ser 'objetos del deseo'. La felicidad consiste en consumir aquello que nadie necesita. Es como una morfina que sacia un deseo compulsivo creado por las agencias de publicidad. La llamada al Yo primitivo e irracional, una trampa que conduce a la esclavitud, fue creada por Edward Bernays hace 100 años. Y, en esencia, y aunque no venga a cuento, es la "ideología" que ha llevado al mundo a estar totalmente endeudado. Esta serie de documentales es de vital importancia para comprender la esencia de la estupidez de la sociedad actual. Si queréis conocer de primera mano los trucos infantiles con los que instalan en vuestra mente las más absurdas ideas, este es el documento que lo muestra. [Ver docuemntal en Vimeo]

20130109

No todo es oro lo que reluce en el "paraíso" alemán

A veces la propaganda y las operaciones de imagen pueden más que la verdad. Nos han vendido la moto de que Alemania es actualmente el único país que no tiene crisis. Muchos son los que en los últimos años han pensado en aprender alemán y emigrar en busca de oportunidades.
Extraordinariën pareciden
La señora esta, que lleva el mismo peinado que el niño de El tambor de Hojalata, se va jactando por el mundo de que "Alemania va bien". Sin embargo, muchos documentos dan una visión del "paraíso" alemán bastante diferente. Las clases medias alemanas notan el lastre de la concentración de riqueza en pocas manos exactamente igual que el resto del mundo. Actualmente, el 66% de la riqueza del país está concentrada en un 10% de la población. Se puede ver en los siguientes enlaces:


Informe sobre pobreza en Alemania año 2007 [Estadísticamente probado. La pobreza -y la concentración de riqueza en pocas manos- no ha hecho más que crecer en Alemania desde 1970. Incluso en tiempos de "bonanza"]



20130105

Viaje en una confortable nube

Cuando en 1979 Pink Floyd sacó al mercado "The Wall" yo había dejado de ser un fan incondicional de esta banda británica. En pleno proceso de descomposición del progresivo, Pink Floyd aparecían como uno de los dinosaurios del rock en vías de extinción. Ya no impresionaba su gran despliegue de tecnología instrumental como en los tiempos de Ummagumma o Live at Pompeii. Hacía mucho tiempo que PF habían dejado de ser una banda referente del underground. Roger Waters había iniciado un largo contencioso que duraría varios años en contra del resto de la banda y la disolución era inminente. The Wall me parecía una penosa canción de discoteca con cierto aire ramplón. Por supuesto, ni compré el disco ni me molesté en escucharlo.

Nunca se debe decir "de este waters no beberé". Al cabo de unos años escuché "Comfortably Numb", uno de los temas del álbum, y me quedé impresionado. Es una composición larvada por un mítico solo de guitarra de Dave Gilmour, alabado por la crítica mundial. Pero justamente a mi lo que me sobra es el solo de guitarra. El tema tiene un precioso interludio, acolchado por Rick Wright con un fraseo de teclados que acompaña una melancólica letanía. Es precioso y, por supuesto, supone una nueva alusión a la tormentosa vida de Syd Barret. Se hizo un film del doble "The Wall", protagonizado por Bob Geldof. En todo caso, estamos ante un temazo digno de ser escuchado en este blog.

20130104

La bella y terrible historia de Simonetta Vespucci

“La hermosa Simonetta”, “La simpar”, “La incomparable”, "La Reina de la Belleza" … Con estos y muchos más apelativos, lemas y leyendas fue conocida Simonetta Cattaneo Vespucci de Candia.  Se cree que nació en Portovenere (Puerto Venus), sobre la costa de Liguria, en 1453, en el seno de una noble familia genovesa. También pudo nacer en Fezzano Ligure.

La joven Simonetta se casó a la edad de 16 años con Marco Vespucci, probablemente familiar lejano del marino italiano que acompañó a Colón en su primer viaje a América. Simonetta y Marco se conocieron en abril de 1469. Ella estaba con sus padres en una iglesia cuando le presentaron su futuro marido. Gran parte de la nobleza genovesa estaba presente. Era un matrimonio concertado, muy al uso de la época. Dos familias bien situadas buscaban consolidar su posición social mediante una provechosa alianza. Aún adolescente, Simonetta comenzaba a despuntar por su especial belleza y encanto. Marco había sido enviado a Génova por su padre para estudiar en el Banco di San Giorgio. Fue aceptado por el padre de Simonetta, de la cual el muchacho estaba muy enamorado. Era pues un matrimonio lógico y poco forzado. Los padres de Simonetta creían que el matrimonio sería ventajoso porque la familia de Marco tenía muchos contactos en Florencia con la poderosísima familia Médici.

Y así sucedió que la bella Simonetta, con su traje de novia fresco, dejó la casa de su padre y se instaló con su joven esposo en Florencia, gobernada por Lorenzo el Magnífico. Simonetta y Marco se casaron en la ciudad y se instalaron en una casa del barrio de Borgo Ognissanti. Ambos tenían dieciséis años. Lorenzo de Médici organizó la boda en el lujoso palacio de Via Larga, y celebró el banquete de bodas en la suntuosa Villa di Careggi. La belleza de Simonetta había causado un estallido de fervor en la ciudad.
"Todos los hombres estaban enamorados de ella, y ninguna mujer podía desdeñarla", recordó Poliziano.
 
Los nobles florentinos tenían verdadera obsesión con esta mujer. Los hermanos Giuliano y Lorenzo de Medici sucumbieron a sus encantos y quedaron prendados de su belleza. Con toda ostentación rivalizaron en más de una ocasión y le manifestaron su admiración. A pesar de su poder, ambos hermanos fueron rechazados por la distante rubia.[cita] La popularidad de Simonetta en la corte florentina fue en aumento. Los dos hermanos Medici, Lorenzo y Giuliano, hervían en arrebatos de simpatía hacia ella. No se sabe como debía encajar todo ello el joven Marco, pero éste desaparece del relato como por arte de magia. En la corte de los Medici, Simonetta emergió como una flor. Su belleza y su dulzura la convirtieron ipso-facto en la mujer más admirada en Florencia. Giuliano, el hermano menor, se enamoró de ella. Su pasión por esta criatura de excepcional belleza ha llegado hasta nosotros a través de los versos de Angelo Poliziano:
 
Candida è ella, e candida la vesta,
ma pur di rose e fior dipinta e d'erba;
lo inanellato crin dall'aurea testa
scende in la fronte umilmente superba.
Rideli a torno tutta la foresta,
e quanto può suo cure disacerba;
nell'atto regalmente è mansueta,
e pur col ciglio le tempeste acqueta.
 
En este poema, el joven, totalmente dedicado a su pasión por la caza, no se preocupa por el amor, hasta que un día Cupido le atraviesa el corazón con una flecha, haciéndole caer enamorado de la ninfa Simonetta.

Al otro lado del río Arno se extendía el popular barrio de Porta San Frediano, morada de obreros y artesanos, categoría esta última en la que se incluían orgullosamente los pintores. Entre sus vecinos se encontraba un pintor llamado Alessandro di Mariano di Vanni Filipepi, alias Sandro Botticelli. Éste bien pronto tomó a la chica como modelo, profesando hacia ella una sumisa y muda admiración. Muchos historiadores conjeturan que Botticelli estaba enamorado de ella hasta las trancas. Sin embargo, no podía competir con sus poderosísimos admiradores. Sencillamente, el pintor se limitaba a pintarla, recrearla; pincelaba un amor inalcanzable con tenaz perfeccionismo. En poco tiempo todos los nobles de la ciudad estaban obsesionados con ella, muy especialmente los principales mandatarios de la ciudad, los hermanos Lorenzo y Giuliano, de la familia Médici. Lorenzo estaba ocupado en los asuntos de Estado, lo cual no obsta para que se entretuviera en describir los encantos de la joven:
 
Su cutis era extremadamente claro, pero no pálido; rosado, pero no rojo. Su porte era serio, sin ser severo; dulce y placentero, sin asomo de coquetería o vulgaridad. Sus ojos vivos, no manifestaban arrogancia ni soberbia. Su cuerpo era finamente proporcionado, y entre las demás mujeres aparecía de superior dignidad. Paseando, bailando o en cualquier otro ejercicio, se movía con elegancia y propiedad. Sólo hablaba cuando era conveniente y dando opinión tan acertada, que no se podía añadir o quitar a lo que iba diciendo. Su comprensión era superior a la que pide su sexo, pero sin aparentar darse cuenta de ello y sin caer en el error, tan común entre las mujeres, que cuando sobrepasan el nivel se hacen insoportables".
  
Mientras Lorenzo, apodado el Magnífico, hombre de enorme riqueza, se conformaba con glosar las excelencias de Simonetta del mismo modo que se examina la dentadura de un caballo, su hermano menor tenía todo el tiempo del mundo para cortejarla.
 
 El 27 de enero de 1475 se libró un torneo en la plaza Santa Croce. Allí concurrió Giuliano de Médici, soberbiamente ataviado, portando un enorme estandarte pintado por Botticelli, en el que se veía la inconfundible silueta de Simonetta caracterizada como  Palas Atenea. Una leyenda en francés decía: “La Sans Pareille”  [“La Incomparable” o “La simpar”] Supongo que cuando hablan de una mujer de bandera se refieren a esto. Una belleza que sería un referente obsesivo en el arte de Botticelli. Ese rostro tan familiar para los amantes del arte, que alumbró el resurgir de la diosa Venus en una floración neoplatónica, acabaría en victoria para Guiliano de Médici.
 
Al respecto cabe aclarar que finiquitada la Edad Media las justas a caballo ya no eran un puro y simple entrenamiento militar practicado por hombres fuertemente pertrechados. Este tipo de “encuentros” se solía saldar de forma frecuente con graves heridas e incluso con la muerte. Eso formaba parte del pasado. El torneo renacentista era algo más parecido a la exhibición de pamelas de Ascot.  Es decir, un auténtico despliegue de lujo y color, un carnaval donde los petos de los caballos, las más brillantes armaduras y los yelmos adornados con las más exóticas plumas rivalizaban con la belleza de las damas sentadas en las gradas.
 
Guiliano se llevó el triunfo… Y Simonetta consiguió un nuevo título, el de “Reina de la Belleza”. A partir de entonces fue conocida como la mujer más bella de Florencia y más tarde del Renacimiento. La fama de Simonetta galopó por toda Europa; llegó a ser una superstar sin pasar por la portada de Vanity Fair ni hacer películas en Hollywood. Ella tenía a Guiliano de Médici y a Botticelli, cosa de la que no puede presumir ni Claudia Schiffer.

Algunos aseguran que desde ese momento la bella Simonetta se convirtió en amante de Guiliano de Médici, pero lo cierto es que se desconoce por completo si eso sucedió. La historia se muestra remisa a confirmarlo. La teoría de que “La Primavera”, el cuadro de Botticelli donde están retratados Guiliano y Simonetta [entre otros], ilustra la vida galante del Médici no está del todo confirmada. Si hubo realmente amor entre ellos, no pudo ser más desgraciado. A finales de ese mismo año Simonetta enfermó y murió.

La modelo del genial pintor Botticelli se había convertido en un arquetipo de belleza, cumplía con todos los clichés de la época. No se sabe si ella imponía las pautas o si había sido agraciada con un encaje perfecto en ellas. En todo caso, el re-nacimiento de la Diosa, nacida en Puerto-Venus, en la costa de Liguria, acontecía en una Italia sumida en una ola de revisionismo pagano. Mercurio, Dionisio, Marte, Minerva y toda la mitología grecorromana estaban muy de moda. Los oscuros siglos  medievales, dominados por un Dios monopolista, habían acabado. Una burguesía en ciernes quería deshacerse del corsé moral de la Iglesia y vivir la vida. Y fue la bella Simonetta la que encarnó a la Diosa como nadie, bajo la luz de los pinceles de Sandro Botticelli. Todas las mujeres de sus cuadros guardan un extraordinario parecido con ella.
El historiador Felipe Fernández-Armesto tilda la relación platónica del pintor con la chica de “disparate romántico”: “La suposición vulgar de que ella era la modelo de Botticelli debido a su famosa belleza no se basa en ningún motivo mejor que la sensación de que la mujer más hermosa del momento debería haber posado para el pintor más sensible”. Desgraciadamente, la bella Simonetta murió la noche del 26 de abril de 1476 a la edad de 23 años. Había contraído una tuberculosis que le afectó el pulmón. La enfermedad pudo ser una hemoptisis. La Venus renacentista murió en Piombino, junto al mar. Botticelli no pudo superarlo y vivió el resto de su vida obsesionado con ella. La ciudad entera lloró amargamente la muerte de la joven y miles de personas siguieron su ataúd por las calles.
"Murió, como hemos dicho anteriormente, una mujer de nuestra ciudad, que si se mueve a compasión por igual a todo el pueblo de Florencia, es una maravilla por su belleza y su bondad humana (…)” 

Botticelli terminó de pintar “El nacimiento de Venus” en 1485, nueve años después de la muerte de la muchacha. La tesis más frecuente –y lógica- es que el hermoso rostro de Venus sea un fiel retrato de “La Reina de la Belleza”. La leyenda dice que el amor del genial pintor hacia esta mujer era de tal envergadura que pidió expresamente ser enterrado “a sus pies”. Murió en 1510 y al parecer le fue concedido su deseo. Los restos de Sandro Botticeli descansan en la Iglesia de Ognissanti muy cerca de los de su amada. 

Botticelli nació en Florencia y recibió la influencia de grandes maestros de la pintura. También recibió el generoso mecenazgo de la familia Médici. Seguramente, Botticelli es autor de algunas de las imágenes más luminosas de la historia del arte occidental, entre las que cabe destacar su más famosa obra “El Nacimiento de Venus”. Botticelli [y su “taller”] realizaron más de 150 obras, pero muchas de ellas fueron destruidas por la Iglesia, que veían en ellas el resurgir profano de los dioses paganos. “El Nacimiento de Venus” es una de las pocas pinturas “paganas” del pintor que no fueron destruidas por la Iglesia Católica. Este es otro de los crímenes de los que la Iglesia de Roma nunca ha dado explicación alguna. Quemaban obras de arte de una belleza inigualable, de la misma forma que los nazis quemaban libros. No podían tolerar que la presencia de una mujer bella y poderosa, como la Diosa Venus, eclipsara la poco brillante imagen de la Virgen María.

Ronald Lightbown afirma que muchos de los cuadros con el rostro de la bella mujer eran creaciones del “taller” de Botticelli. Probablemente no fueron pintados exclusivamente por él mismo. En relación con muchos de los cuadros de ninfas o bellas damas, en realidad se trataba de retratos de fantasía inspirados en bellezas ideales. No se trataba de mujeres reales.
Un ejemplo de ello está representado en la pintura de Piero di Cosimo, titulado “Retrato de una mujer”. Se afirma que se trata de Simonetta Vespucci y retrata a una mujer como Cleopatra, con un áspid alrededor del cuello. Algunos creen ver un simbolismo en la serpiente que descansa sobre el cuello de la chica, tal vez un aviso de la enfermedad que acabó con su vida. El título alternativo que le han dado algunos es el de “Retrato de Simonetta Vespucci”. Pero, ¿cuánto de cierto hay en ello? En parte se trata de una representación de la forma y el espíritu de un  retrato póstumo pintado unos catorce años después de la muerte de Simonetta. A tener en cuenta también el hecho de que Piero di Cosimo sólo tenía catorce años en el momento de de la muerte de Vespucci. Se cree que la inscripción en la parte inferior de la pintura, que afirma que se trata de Simonetta Vespucci, puede haber sido añadida en fecha posterior.
El rostro de Simonetta personificaba en el Renacimiento italiano el concepto de belleza ideal. Esto era importante para artistas como Botticelli, que pensaba que la belleza exterior refleja la riqueza interior, la virtud y la espiritualidad. Simonetta murió en 1476, pero Botticelli continuó ofreciendo su imagen en su arte el resto de su vida. Todas las imágenes femeninas de Botticelli eran –muy probablemente- idealizaciones sublimadas de la belleza de Simonetta. Ella era considerada la mujer más hermosa de su tiempo, elogiada por poetas y pintores representativos, y es gracias a ellos que su gracia y hermosura han llegado intactas hasta nuestros días. Él, Sandro Botticelli Filipepi, fue uno de sus más grandes admiradores y la convirtió en su musa, inmortalizando así su imagen para siempre.

Ella es la muchacha rubia retratada en la imagen de Nuestra Señora de la Misericordia de Ghirlandaio, en la capilla de la iglesia de Ognissanti, en Florencia. Ella es la criatura celestial inmortalizada por Sandro Botticelli en la pintura “El nacimiento de Venus”. Tiene formas etéreas y sinuosas, está cubierta sólo por su largo cabello rubio, su cara es un óvalo perfecto, sus ojos son grandes, claros y brillantes.

Con Lorenzo de Médici en su lecho de muerte, la República cayó en manos del severo monje Girolamo Maria Francesco Matteo Savonarola. Éste condujo a la pira los restos del libetinaje pagano de los Medicis. Una curiosa montaña de objetos diversos se acumulaba en la plaza de la Signoria, en Florencia, una tarde del año 1497. Pelucas de seda blanca o amarilla, laúdes, filtros mágicos, cancioneros y cualquier otra cosa que a juicio de Savonarola, dueño de la ciudad tras ser destronados los “tiranos” Médici, apartara a los hombres de la “república de Cristo” que él pretendía instaurar. Entre los candidatos al fuego figuraban los cuadros de tema pagano de Alessandro Filipepi (llamado Sandro Botticelli), pintor y amigo de la familia Médici. En las telas y tablas aparecía una y otra vez, en diversas poses y atavíos la figura de una mujer "de frente fieramente humilde (...) gesto reposado, incierto", como la evocan los versos de Poliziano. En poco tiempo las llamas consumieron la pira.[cita]
 
Botticelli vivió trece años más y pintó aún muchas obras maestras ... todas sobre temas exclusivamente religiosos. Sin embargo, algunos de sus primeros cuadros pudieron escapar a la persecución de Savonarola y atestiguan hoy que las palabras de Poliziano estaban bien fundadas. En la corte de los Médici los rasgos de Simonetta fueron tomados como paradigma por muchos creadores: los poetas Poliziano y Pulci, los pintores Piero di Cósimo y Ghirlandaio, en cuyas obras la figura de la joven impregna todo lo que se relaciona con la feminidad, hasta el punto de hallarse presente en los retratos de otras mujeres. Lorenzo de Médici le dedicó magníficos versos. En una ocasión señaló una estrella a un amigo y comentó: "Mira, es el alma de esa exquisita mujer..."

Entradas populares

Goya

Paul is dead: una teoría completamente falsa

III Guerra Mundial

The Baader-Meinhoff Complex

Televisión, la droga de las naciones

Extraterrestres

National Taurographic

Vampiros

Etiquetas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...