Psychobúsqueda

Translate

20200925

Gorbachov: ¿un traidor o un simple gilipollas?

La Unión Soviética no era Disneylandia, pero suponía un contrapeso en la balanza ideológica contra el capitalismo caníbal que hoy disfrutamos. Su sola existencia y el miedo de las clases oligárquicas occidentales a que el modelo soviético resultase atractivo para la clase obrera, produjo modelos de sociedad avanzada con muchas ventajas sociales, sanidad pública, etc. Por ello, los ricos en los países occidentales pagaban impuestos, entre el 60 y el 90 por ciento de sus ganancias para financiar el llamado "estado del bienestar". Hoy, no llegan a pagar ni un 1% y se ha pasado al estado del malestar. 

La idea de que los "beneficios empresariales" sean reinvertidos por el Estado en lugar de ir al bolsillo de cuatro accionistas es terrorífica para los neoliberales. Hay que desacreditar esa idea como "ineficiente", "fracasada", "obsoleta", "el comunismo sólo produce pobreza". Etc. Sin embargo, todo indica que el colapso económico de la Unión Soviética no es más que un mito.

La propaganda neoliberal nos ha bombardeado durante años sobre ese supuesto colapso, cosa que se puede poner en duda con sólo investigar un poco. Este gráfico habla por si solo:

Como podemos observar, la Unión Soviética registró un crecimiento económico constante desde 1945 hasta 1989. Sin embargo, Gorbachov insistió, desde su llegada al poder en 1985, en la "necesidad imperiosa" de aplicar reformas "liberalizadoras" en la economía soviética. También se podría decir que fueron precisamente sus "medidas" las que comenzaron a desestabilizar el país. La caída de la URSS se puede resumir en una sola palabra: perestroika.

Una economía moderna no se derrumba de un día para otro, a menos que alguien tenga la intención de derrumbarla.

Palabras de Margarett Trucher, una elementa poco sospechosa de ser comunista: 

La URSS es un país que supone una seria amenaza para el mundo occidental. No me estoy refiriendo a la amenaza militar, en realidad ésta no existe. Nuestros países están lo suficientemente bien armados, incluyendo el armamento nuclear. Estoy hablando de la amenaza económica. Gracias a la economía planificada [...] La Unión Soviética logró alcanzar altos indicadores económicos. El porcentaje de crecimiento de su Producto Nacional Bruto es prácticamente el doble que en nuestros países. Si añadimos a esto los enormes recursos naturales de los que dispone la Unión, con una gestión racional de la economía, son más que reales las posibilidades que tiene de expulsarnos del mercado mundial. […] Por eso siempre hemos adoptado medidas encaminadas a debilitar la economía de la Unión Soviética y a crear allí dificultades económicas, donde el papel principal lo jugó la carrera de armamentos. 
Un lugar importante en nuestra política era la toma en consideración de las flaquezas de la constitución de la URSS. En el plano formal, ésta preveía la salida inmediata de la URSS por cualquier república que así lo desease [...] Cierto que la realización de ese derecho era prácticamente irrealizable debido al papel cimentador del Partido Comunista y de los órganos de seguridad. Y a pesar de todo, en esta particularidad constitucional, teníamos potenciales posibilidades para nuestra política. Por desgracia y pese a todos nuestros esfuerzos, la situación política en la URSS siguió siendo estable durante un largo periodo de tiempo. 
Teníamos una situación complicada, sin embargo al poco tiempo nos llegó una información sobre el pronto fallecimiento del líder soviético y la posibilidad de la llegada al poder, con nuestra ayuda, de una persona gracias a la cual podríamos realizar nuestras intenciones en esta esfera. Esa era la valoración de mis expertos. Siempre propicié la formación de un grupo cualificado de expertos sobre la Unión Soviética y cuando la situación lo requería fomentaba la emigración de la URSS de los especialistas necesarios.   
Esa persona era Mijaíl Gorbachov, a quien nuestros expertos calificaban como una persona imprudente, sugestionable y muy ambiciosa.

Nota: Gorby y la Trucher tenían "contactos" desde 1984. Eso fue un año antes de que fuera  elegido presidente de la Unión Soviética, aunque ya era nº 2 con Chernenko. Curiosamente, la "información" de la época resaltaba que Gorbachov era prácticamente un "desconocido" que tenía desconcertados a los servicios de inteligencia occidentales. "Nadie sabe quien es", decían. 

Trucher siguió diciendo:

Él [Gorbachov] tenía buenas relaciones con la mayoría de la élite política soviética, y por eso su llegada al poder, con nuestra ayuda, fue posible. La actividad del frente popular no requería de grandes inversiones: hablamos de gastos en multicopistas y de respaldar económicamente a funcionarios. Sin embargo lo que requería fondos considerables era el apoyo a las prolongadas huelgas de mineros. Grandes debates entre los expertos levantaban la cuestión sobre la candidatura de Borís Yeltsin en calidad de líder de ese frente popular con la perspectiva de su consiguiente elección al Soviet Supremo de la Federación de Rusia, en contrapeso al liderazgo de Gorbachov. La mayoría de los expertos se pronunciaban en contra de la candidatura de Yeltsin, debido a las particularidades de su carácter y a su pasado. Sin embargo se produjeron los contactos correspondientes, los acuerdos y la decisión de forzar la candidatura de Yeltsin, fue la que definitivamente se adoptó. Aunque con gran dificultad, Yeltsin salió elegido Presidente del Soviet Supremo de Rusia y acto seguido se adoptó la declaración de soberanía de Rusia. 

Es un poco largo, pero vale la pena leerlo detenidamente. Cómo dice un refrán ruso: la victoria tiene muchos padres y la derrota muchos huérfanos. Seguro que la Bruja de Hierro se estaba colgando la medalla del colapso de la URSS. Pese a ello, menciona dos nombres que resultan cruciales. Mijail Gorbachov y Boris Yeltsin. 

No obstante, pese a la "ayudita" de británicos y norteamericanos, las causas del default hay que buscarlas dentro de la propia URSS. Sencillamente, los miembros de la burocracia, la Nomenklatura y muchos cuadros dentro del PCUS habían dejado de ser comunistas. Les daba pereza planificar la economía y no obtener con ello un gran beneficio. Ya no se conformaban con vivir más que decentemente con sus corruptelas, con el riesgo de caer en desgracia y morir por causa de ellas.  No podían desarrollar trapicheos y negocietes. No podían tener enormes casas, acciones, coches de lujo y otras propiedades. Muchos de ellos tenían contactos con occidente, al estar vinculados al comercio exterior. En resumen, envidiaban la riqueza de las oligarquías occidentales y su sistema de obtener riquezas con un mínimo esfuerzo. Se habían aburguesado.

Es bastante difícil encontrar nombres concretos en todo aquel hatajo de traidores, pero podemos poner el ejemplo de Viktor Chernomyrdin, quien fue viceministro de los asuntos del gas natural en 1982 y posteriormente, en la era Gorbachov, nombrado capo supremo del consorcio que controlaba Gazprom, la gasera rusa más potente. El tipo siguió después como primer ministro de Yeltsin entre 1992 y 1998 [una auténtica era de terror neoliberal], llegando a ser presidente durante 23 horas, un día que El Borracho fue noqueado por el vodka. Por supuesto, se convirtió en uno de los hombres más ricos de Rusia gracias a su control sobre el gas natural, recurso principal de Rusia.

Curiosamente, Chernomyrdin es uno de los pocos miembros de alta esfera del PCUS que se puede considerar un "oligarca ruso". Si pasamos revista a la lista de oligarcas rusos, comprobaremos que ninguno de ellos ocupó nunca un alto cargo dentro del partido o del gobierno. Más bien se trató de individuos muy bien relacionados, como mucho miembros del Komsomol [la organización "juvenil" del partido] que gracias a sus amiguetes accedieron a la compra de activos a muy bajo precio, aprovechando las "políticas" del terrorista neoliberal Boris Yeltsin. 

Todo esto es lo que propició el agente británico Mijail Gorvachov con su perestroika, su glasnots y sus reformas liberales. Lo que vino después, con su "enemigo" Boris Yeltsin, se puede calificar de genocidio. Cientos de rusos murieron de hambre, frío o de falta de asistencia médica. Miles perdieron sus ahorros con el avance galopante de la hiperinflación. El desempleo alcanzó cotas estratosféricas en un país que había tenido pleno empleo en sus 70 años de existencia. 

Como se puede ver, la "obra" del sucesor de Gorbachov fue "espectacular". Otro gran triunfo del neoliberalismo.

Gorbachov siempre ha sido un personaje en el filo de la duda. Algunos creen que actuaba de buena fe y que sólo quería reformar la URSS para hacerla más eficiente. Pero el retrato más fidedigno del perestroiko es quizás el de un individuo vanidoso y mermado de principios que se sintió halagado delante de los enemigos del pueblo soviético y del resto de la humanidad, como eran Reagan, Papa Bush, la Trucher y otros dirigentes de los países "democráticos". 

Gorby, en un segundo plano, esperando la orden de repartir los canapés.

Gracias a su impecable hoja de servicios, fuera su intención o no, recibio el Premio Nobel [sic] y cientos de invitaciones para perorar un rato en hoteles de lujo. 

Ejemplos de la dualidad de este personajillo se encuentran en sus declaraciones. Por ejemplo:

¡Soy un comunista, un comunista convencido! Para algunos, eso puede ser una fantasía. Pero para mí es mi principal objetivo.

¡Sí, hombre! Un "comunista convencido" que privatizó las cooperativas agrícolas y permitió que hasta tuvieran accionistas. ¡Menudo comunista!

El objetivo de mi vida fue la aniquilación del comunismo… mi esposa me apoyó plenamente y lo entendió incluso antes que yo […] para lograrlo logré encontrar compañeros de lucha, entre ellos A.N. Yakovlev y Shevardnadze [exministro de exteriores del régimen perestroiko].

Esto lo declaró en una conferencia en una universidad norteamericana en Turquía en 2017. Por si no ha quedado claro.

Un tema final a consideración es el del desabastecimiento de la URSS en el período gorbachiano. De repente, hubo una escasez generalizada de productos de primera necesidad, desde los alimentos al papel higiénico. Esa imagen de tiendas miserables y paupérrimas, en cuyos estantes sólo había telarañas y ante cuya puerta se formaban filas kilométricas ha sido explotada por la propaganda occidental hasta el paroxismo. 

¡Ay, no! Que esto es España, que van a comprar uno que acabe en 7, a ver si les toca el Gordo.

Sin embargo, la pregunta es:

¿Desabastecimiento? ... ¿Dónde? ... ¿En Rusia?

Hay que saber que Rusia es el único país del mundo que podría montar una autarquía porque no necesita absolutamente nada del exterior. Sus recursos agrícolas y ganaderos son suficientes para alimentar a su ínfima población. No es posible que no haya papel higiénico porque Rusia cuenta con las mayores reservas de árboles del mundo. La economía planificada había funcionado a la perfección, reconocido hasta por Margarett Trucher. Entonces... ¿como se produjo tal desabastecimiento, así, de golpe y porrazo?

Tengo que reconocer que aún no he leído una tesis plausible sobre el tema. Algunos dicen que existía un doble mercado en la URSS: unas tiendas donde se podía encontrar de todo aunque con precios estratosféricos y, otras, del Estado, con menos oferta pero con precios muchísimo más baratos. Debido a que los precios estaban controlados por el Estado, y a que el incremento salarial era constante año tras año, había demasiado dinero para los bienes en circulación. Lo que vendían en las tiendas estatales se agotaba rápidamente y lo que vendían en las otras, lo mismo. De modo que se produjo un colapso en la oferta y no había manera de abastecer el mercado con la rapidez suficiente.

Otros hablan de un macroboicot, [recordemos la cita de Trucher "respaldar económicamente a funcionarios"] donde la burocracia estatal decidió de repente la paralización por mantenimiento o el cierre de plantas productoras vitales para el abastecimiento de las ciudades. Esto tendría su lógica porque lo que se buscaba, desde dentro, era generar descontento social. Eso explicaría porque el día que el Borracho se subió encima de un tanque en 1991 contara con el apoyo de tantos moscovitas.

Es un historia que no tiene que ver de forma directa con Gorbachov [o sí], pero que demuestra cuan manipulable es la masa y como algunos pasan de ser una persona a ser un tonto útil.

Resulta que en agosto de 1991, elementos "integristas" del KGB, ante la situación de caos y desorden que se estaba apoderando de la URSS, intentaron dar un golpe de Estado. Lo de "golpe de estado", por supuesto, es parte del relato occidental, porque lo que intentaban era restaurar la legalidad vigente, violada por Gorbachov y el Borracho. Primero fueron a una dacha en Crimea donde Gorby pasaba sus vacaciones y lo secuestraron. Y luego fueron a por Yeltsin con fuerzas de seguridad, tanques y hasta paracaidistas. Sin embargo, el Borracho, que contaba con informes de inteligencia de la NSA proporcionados por Papá Bush, consiguió el apoyo de una división acorazada y se hizo fuerte delante del Parlamento. 

Lástima, porque los elementos del KGB contaban con munición suficiente para meterle un tiro entre ceja y ceja. Hoy serían recordados como héroes, pero al parecer hasta el KGB estaba infiltrado por elementos raritos y se habían vuelto flojeras.

Las imágenes del Borracho subido en un tanque y lanzando sus soflamas, por supuesto, fueron ampliamente difundidas por la propaganda de Occidente. ¡Un héroe de la democracia!

El incidente se saldó con tres muertos, no se sabe si atropellados por un tanque o por heridas de bala. Eso sirvió para que Occidente demonizara al partido comunista de la Unión Soviética. Las imágenes del "conflicto" se repitieron hasta la saciedad.

Vueltas que da la vida, al cabo de dos años [octubre de 1993], la sociedad rusa quería linchar a Yeltsin, quien, en un alarde de "democracia", había asumido los cargos de Presidente y Primer Ministro a la vez y creado un superpoder plenipotenciario para sí mismo. Sus políticas neoliberales, que habían llevado al país al desastre más absoluto, eran tan impopulares que los diputados de la Duma [Parlamento] intentaron su destitución. Miles de ciudadanos se agolparon en las puertas del edificio para secundar la decisión de echarle del cargo. ¿Resultado? 500 muertos y más de 1000 heridos. ]

O sea: Comunistas, 3, Neoliberales, 500. De esta masacre, los medios occidentales apenas se hicieron eco.

[Rectifico: si se lee el apartado wikipedia Crisis constitucional rusa de 1993, comprobamos como toda la prensa occidental aplaudió al Borracho, quien hizo que los tanques dispararan contra el Parlamento, donde permanecían los diputados que pretendían destituirle]

Al final, entre los dos perros de presa que Occidente había elegido para que se pelearan entre ellos, el alcohólico Boris Yeltsin fue el elegido. Era el que mejor garantizaba el expolio continuado de los bienes del Estado, o sea, del pueblo soviético. Gorby se retiró a sus aposentos, disolvió la Unión Soviética y se dedicó a dar conferencias ante públicos selectos en Occidente.

Y aquí llega otro enigma. ¿Disolución? ¿Por qué?

Como hemos visto más arriba, Margarett Trucher se vanagloriaba de haberse percatado de un apartado de la Constitución de la URSS que hacía mención a la libre determinación de cualquier república de la Unión a separarse de ella con la sola decisión de su Soviet Supremo. Por supuesto, esto eran sólo palabras, porque cualquier república que hubiese tomado esa decisión tenía a los tanques en sus calles al día siguiente. Aparte, todas ellas gozaban de un sistema de subsidios que muchos de ellos añoran, incluso hoy en día. Me consta que en Kazajistán los nostálgicos de la URSS se cuentan por decenas. Por tanto, al margen de las tres repúblicas dominantes [Ucrania, Rusia y Bielorusia] y las que no querían estar [bálticos y Georgia], ninguna otra república se hubiera independizado nunca.

Lo curioso del caso es que en marzo de 1991 hubo un referendum en todas las repúblicas cuya pregunta era "¿Está usted de acuerdo con la continuidad de la Unión Soviética? El resultado fue favorable en la práctica totalidad de las repúblicas en más de un 70%. 

Sin embargo, Yeltsin y sus compinches de Ucrania y Bielorusia, en una reunión a puerta cerrada ese mismo año, decidieron por su cuenta la disolución del país. Otra cuestión superdemocrática que la opinión pública de occidente por lo general desconoce.

Al final, Gorbachov acabó cavando su propia fosa porque, a pesar de ser un "héroe" en El País y miles de panfletos por el estilo, ante la Historia no pasará de ser un simple traidor, cuando no un payaso tremebundo.

En los años 90's, cuando ya no tenía otra cosa que hacer que recolectar los frutos de su "obra", se le ocurrió la genial idea de hacer un anuncio. Sí, un spot publicitario. Pero, no por una causa aparentemente noble, como sería una campaña de Unicef o contra el cambio climático o etc. No, Gorby  protagonizó un anuncio para una famosa cadena de pizzerías. 

De Jefe de Estado de una superpotencia a promotor del colesterol a escala industrial. Una carrera meteórica la de este tipo.

Se supone que una persona de esa categoría debería conservar su imagen y su dignidad, pero Gorby, haciendo honor a su papel nefasto en la Historia ya no daba más de si.

Así es como personajillos como este labran lo que será su imagen final ante la Historia. Los tiempos siempre cambian y cosas que hoy damos por sentadas [como que un millonario tiene derecho a "su" riqueza] podrán ser revisadas.

El spot lo podéis ver a continuación. Es toda una obra maestra de sugestión publicitaria y otra muestra más de como la publicidad también sirve para condicionar la psique de la población, es decir, como propaganda pura y dura. 

Situación: un guaperas de unos 25-30 años, que representa la "libertad", la "esperanza" y el "futuro" y que lógicamente está favor del capitalismo liberal, se enfrenta a un viejo hosco de unos 65 años, que representa el "pasado" y la "involución", y que está a favor del orden que representaba la Unión Soviética. 

Con este tipo de "psicología" dan ganas de vomitar.

Cronología

Contacta @ PinchKlub

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Etiquetas

Entradas populares

Seguidores

HiStats

Creative

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...