Psychobúsqueda

20130724

Joseph Heller, un maestro del humor corrosivo

"Trampa 22" (Catch 22) es probablemente una de las novelas más originales de la literatura universal. Su autor, Joseph Heller, fue un maestro en usar la ironía como un látigo. Su humor corrosivo y sin contemplaciones, plagado de giros absurdos, es una delicia para los amantes del género.

La novela, publicada en 1961, cayó en mis manos por casualidad en una antigua edición de "El arca de papel" y todavía hoy no he encontrado nada con lo que me haya reído tanto. La acción se sitúa en una base de bombarderos americana en la ficticia isla de Pianosa, junto a la costa italiana. El protagonista, Yossarian, ha cumplido de sobras el número de misiones de vuelo, pero para su mayor asombro, en lugar de licenciarlo le suben el cupo. Cada vez que sale a bombardear las posiciones enemigas con su B25 sabe que se juega la vida ante las baterías antiaéreas de los alemanes. La Trampa 22 consiste en la imposibilidad de declararse loco para negarse a volar. Si se está loco, obviamente, no importa salir a volar y jugarse el pescuezo. Y por supuesto no puede declararse cuerdo porque eso no es una enfermedad.
Aparte de la corrosiva crítica a los estamentos militares, lo más sorprendente de esta novela es el elenco de freaks que la protagonizan, el torrente de verborrea satírica narrativa y su decidida apuesta por el humor absurdo más delirante. Tenemos por una parte un general retirado que no participa en ninguna batalla, cuya única herida de guerra es el rasguño de la espina de una rosa que le tiran desde un balcón. Hay también un personaje que se dedica al trapicheo con las provisiones del ejército y monta un sindicato en el que al final figuran como socios hasta los propios alemanes. Hay un jefe indio que tiene un presentimiento paranoico de que morirá de una pulmonía y, en efecto, acaba muriendo de una pulmonía. El compañero de tienda de Yossarian es un tipo que se pasa toda la novela montando y desmontando un grifo de forma minuciosa y al final consigue escapar hasta ¡¡Suecia!! en una lancha rudimentaria. Y por ultimo hay un general cuya misión fundamental es organizar desfiles. Su única preocupación es que sus hombres levanten los brazos al marchar a la misma altura.

Como curiosidad, tenemos al artillero de cola, un tal Snowden, quien muere literalmente pulverizado por el fuego antiaéreo. Dentro de la cabina del piloto, Yossarian acaba totalmente impregnado con sus restos. Es uno de los momentos más dramáticos y a la vez sarcásticos del relato. Este hecho tiene una interpretación en clave muy actual si tenemos en cuenta la historia de Edward Snowden, el espía acorralado en el aeropuerto de Moscú, a quien las autoridades norteamericanas impiden volar.  Y en caso de que volara, derribarían el avión seguro. Es una nueva versión de la Trampa 22.
Y esto es solo una muestra de la gran cantidad de sucesos rocambolescos que narra esta novela. Muy probablemente, ese inagotable caudal de sarcasmo esconde una realidad dramática, cosa que se va revelando conforme llegan los capítulos finales. Detrás de su cinismo es posible que se encuentren sus propias experiencias traumáticas en la guerra. En 1942, a los 19 años, Heller ingresó en el Cuerpo Aéreo del Ejército de EE.UU. Dos años más tarde fue enviado al frente italiano, donde participó en 60 misiones de combate como parte de la tripulación de un bombardero B-25.

Catch 22 fue llevada al cine en 1970. El film contaba con la participación de Art Garfunkel, Anthony Perkins, Martin Sheen, Jon Voight y Orson Welles [entre otros], pero desgraciadamente no sabe reflejar fidedignamente el espíritu de la novela. El guión fue significativamente alterado porque seguramente la forma narrativa original dificulta enormemente su extrapolación al cine.

En todo caso, Heller [+1999], escribió una auténtica comedia del absurdo.

17 comentarios :

  1. Este aprendió de mi pinch, ahi donde lo ves.

    ResponderEliminar
  2. Buen consejo. He oido hablar de esta novela pero no he tenido ocasión de leerla. Me la apunto en la lista.

    ResponderEliminar
  3. La estoy releyendo después de muchos años y me parto.

    ResponderEliminar
  4. Me encantó el libro cuando lo leí hace como cosa de un año.

    ResponderEliminar
  5. Di que si. Heller es el mejor escritor de todos los tiempos.

    ResponderEliminar
  6. ---> no eres el único que se ha dado cuenta de la similitud entre el Snowden de ahora y los "snowdens de antaño": Tan pronto como escuché el nombre de Edward Snowden, sabía que el nombre me era familiar. Viajé penosamente a través de los anillos de humo de mi mente y, por supuesto, en el archivo Mejor Novela Americana desde 1945, hallé la respuesta. En la novela de Joseph Heller Catch-22, Snowden era el artillero de cola en el B-25, el cual muere en los brazos de Yossarian después de ser golpeado por el fuego antiaéreo durante un bombardeo sobre la ciudad francesa de Aviñón. Se podría argumentar que la muerte de Snowden marca un punto de inflexión crucial en los acontecimientos de la novela y en el estado de ánimo de Yossarian. Daily Kos: ¿Por qué el Nombre de Snowden me sonaba?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Modern Library considera esta novela como una de las 100 mejores en lengua inglesa
      http://en.wikipedia.org/wiki/Modern_Library_100_Best_Novels

      Eliminar
    2. Yo al principio me pensaba que sería una novela chunga de espionaje barato, pero me llevé una grata sorpresa. Es un torrente verbal donde el más afilado sarcasmo aflora como el chorro de un geyser. Hay capítulos como el que narra una visita de Yossarian al hospital militar que incluyen disertaciones, a veces frases de 10 lineas sin un solo punto, que son una delicia. Si teneis tiempo leerla, os gustará.

      Eliminar
    3. Y yo, era la falsa impresión que daba esa portada, de todas formas la leí porque a mi la literatura basura en el fondo me encanta, relaja y no hay que hacer un esfuerzo mental extra para leerla, pero lo que me encontré fue una mina de oro.

      Eliminar
  7. Sr. PeterPsych: muy buena la comparativa entre el Snowden actual y los Snowde d'antan... Sepa usted que yo también fui fan de esta ejemplar novela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que antes de que apareciera Edward Snowden, el único Snowden famoso era el artillero de cola del B25 de Yossarian. Eso es un hecho.

      Eliminar
  8. Qué razón tienes. A raíz de tu recomendación, y aprovechando que pasaba por una biblioteca pública, he sacado en préstamo TRAMPA 22. Sólo he leído unas páginas, pero ya me ha enganchado. Creo que me lo empaparé de un tirón ( y eso que es gordote). Lectura ideal para la las vacaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sé que me la juego con mis consejos, pero estoy seguro de que no te arrepentirás. Estás ante un producto literario original, genuino y diferente. No te puedes imaginar el modo en que ese sarcasmo radical ha influido en mi vida. Que disfrutes de tus vacaciones. Si esto puede ayudar a que sean mejores habrá valido la pena.

      Eliminar
    2. no la he leido ,pero viendo estas muestras de entusiasmo igual me atrevo

      Eliminar
    3. Hazlo Mulder, es una orden!!!!, jajjaja!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares

Goya

Paul is dead: una teoría completamente falsa

III Guerra Mundial

The Baader-Meinhoff Complex

Televisión, la droga de las naciones

Extraterrestres

National Taurographic

Vampiros

Etiquetas