Psychobúsqueda

20120928

El Giocondo

En los inicios de los tiempos, Gioconda sólo había una. La de toda la vida, la Monnalisa de la que hablaba mi abuela. Pero últimamente aparecen y desaparecen las Giocondas en tos los laos. Primero fue la Gioconda del Museo del Prado. Es una imagen más fotográfica que Leonardo pintó diez años antes de la versión de siempre. Ahora, en un hotel de Ginebra, se acaba de descubrir la Monnalisa de Isleworth. Es una versión un poco más tenebrosa, pero la chica efectivamente parece diez años más joven.

Al parecer Leonardo da Vinci estaba obsesionado con esta tía. Examinada críticamente, tampoco es que fuera demasiado guapa. Pero las modelos profesionales van caras, todos lo sabemos. Así que el genio italiano debió echar mano de la hija de su vecina.

La última noticia es que la famosa Giconda era en realidad un tío. Concretamente un choni llamado Carlo Malaputti que se pintaba las uñas verdemosca en el carnaval de Venecia. Terrible.

5 comentarios :

  1. Hay qye tener en cuenta que los cánones de belleza van cambiando a pasos agigantados, y siempre ha sido así

    ResponderEliminar
  2. otias pinch
    ese no es el primo italiano del Yonatang?

    ResponderEliminar
  3. muy hiperrealista bro, pero me temo que tendrás que explicar como se come que Leonardo conociera a este julai con chandal...

    ResponderEliminar
  4. En realidad hay doscientas versiones de la gioconda, algunas de ellas pornográficas.

    ResponderEliminar
  5. Las investigaciones sobre esa prenda tan superelegante como es el chandal están muy adelantadas. Sólo hay una cosa más elegante que el chandal: llevar la camiseta por dentro de los pantalones. Eso es lo más cool, y Leonardo lo sabía perfectamente.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares

Goya

Paul is dead: una teoría completamente falsa

III Guerra Mundial

The Baader-Meinhoff Complex

Televisión, la droga de las naciones

Extraterrestres

National Taurographic

Vampiros

Etiquetas