Psychobúsqueda

20130203

"La población ha sido educada en la cultura del Estado del Bienestar y va a ser muy difícil obligarla a renunciar”


[Titular artículo en "La Vanguardia", 1993]

En 1991, tras la “derrota del comunismo”, el neoliberfascismo tuvo su primera opción de lanzar una OPA hostil sobre la totalidad de la sociedad occidental. Desaparecida una referencia ideológica que resultaba un escollo para sus planes de futuro, el bombardeo de sus consignas mediáticas fue constante a través de los medios durante algunos años.
Estaban preparando el terreno (o minándolo, quien sabe), para lo que vendría 20 años después. Toda la terminología que estamos oyendo desde hace unos años salía expelida de ignotas cavernas, al tiempo que Europa se sumía en una rocambolesca movida política llamada “Tratado de Maastricht”. En esa época, muchas personas marcharon en fila india a engrosar las filas del desempleo. He buceado ligeramente en la hemeroteca de La Vanguardia durante los años 1992-1993, encontrando fácilmente lo que estaba esperando encontrar. Todas las palabrejas están ahí, actuales y contractuales. Las hemerotecas tienen eso: que ya no hay forma de desmentir lo que se dijo. Destacaría sobre todo una frase que me ha impactado y que resulta fatalmente profética:
“La población ha sido educada en la cultura del Estado del Bienestar y va a ser muy difícil obligarla a renunciar”.
REPITO: OBLIGADA A RENUNCIAR a todo por lo que sus antepasados lucharon. ¿Por qué? Explicado de forma diáfana. Porque los criminales que han provocado la crisis que sufrimos actualmente estaban entonces pergeñando la estrategia a través de la cual pensaban meterse todos nuestros beneficios sociales en el bolsillo. El Gran Hermano Ultraliberal preparaba ya a los incautos europeos para lo que a medio plazo les tenía preparado.

Pasen y vean (NOTA: Si tienen dudas sobre la “actualidad” de dichas noticias y se creen que son de hoy, miren la fecha del final):

MEDIDAS PROPUESTAS POR EL EJECUTIVO (“SOCIALISTA”) (...) Reducir el déficit de las administraciones públicas al 1 % del PIB (...) Mantener el endeudamiento de las administraciones públicas en los límites del 45 % del PIB (...) Modificar los periodos y prestaciones al desempleo para neutralizar el déficit del Inem (...) Recortar los presupuestos del Insalud e introducción de nuevos sistemas de gestión para neutralizar el déficit de este organismo (...) Congelar la oferta de empleo público, con la excepción de la administración de justicia (...) Aprobar una ley de huelga que equilibre los derechos de los trabajadores y los usuarios (...) Aprobar una ley de arrendamientos urbanos, que permita bajar los alquileres de los locales comerciales (...) Estimular una política de rentas a negociar entre empresarios y sindicatos que permita moderar salarios y destinar parte de los beneficios a la inversión. 26 marzo 1992

(...) "han rechazado de forma contundente la propuesta (...) por entender que se trata de un continuismo de la política económica con mayores recortes sociales" (...) CEOE ha manifestado su apoyo (...) si bien considera insuficiente la reforma laboral anunciada hasta el momento por entender que no sirve para flexibilizar el mercado de trabajo (...) es necesaria una profunda reforma de la actual política económica (...) la necesidad de promover la mejora de la competitividad de las empresas españolas (...) debatir sobre la reforma del Inem y el Insalud, hacer un seguimiento de los gastos de la asistencia sanitaria (...) 26 marzo 1992

"Cualquier recorte en los servicios sociales es doloroso, especialmente para los sectores de la población más desfavorecidos. Pero esto, con ser cierto, no impide constatar que las cuentas ya no dan para mucho más". 17 septiembre 1992.

"(...) la propuesta de aumentar el tiempo de cotización necesario para tener derecho a una pensión entorpece las negociaciones del pacto social (…) la propuesta avanzada por Felipe González sobre un posible aumento de los años de cotización para tener derecho a una pensión no es ninguna novedad" (…) declaraciones de Felipe González, en las que apuntaba la necesidad de recortes para asegurar las prestaciones sociales. 06 septiembre 1993
Frase de Felipe González en 1992
"La misión de expertos del FMI apoya en líneas generales la política económica que lleva a cabo el Gobierno, con reformas estructurales, ajuste fiscal y restricción monetaria. Los expertos piden al Gobierno que sea más ambicioso en las reformas, liberalizando los monopolios públicos en el sector servicios y aplicando nuevos recortes en las prestaciones sociales y servicios públicos para reducir el déficit presupuestario". 24 octubre 1993

Declaraciones de Alfonso Guerra, marginado de su partido porque [supuestamente] no aceptaba la política de los "renovadores" del P"SO"E, sumisos totalmente a las consignas de la doctrina neoliberal. Pese a lo controvertido de un personaje que actuaba de cara a la galería, decía verdades como puños: (...) "aseguran que el Estado del Bienestar está en crisis y que, por tanto, hay que recortar los gastos de protección social (...) no es el Estado del Bienestar el que está en crisis, sino el capitalismo mundial, el mercado internacional (...) Criticó que la mejora de la competitividad en Europa se trate de conseguir reduciendo la protección social, en lugar de propiciar mayores derechos para los trabajadores de los países del Tercer Mundo, a los que se dirigen ahora las inversiones (...) quien quiere "desmantelar" el estado de bienestar es "el capitalismo internacional", que una vez desaparecida la amenaza del comunismo "no se siente comprometido con el pacto social histórico". 24 octubre 1993

Intentos masivos de recortes en Europa: " (...) huelga de Air France, que al cabo de unos días daba la razón a los trabajadores (...) presidente, Bernard Attali, obligado a dimitir tras ser desestimado su plan de saneamiento por el Gobierno francés. Anteayer era en Italia, donde durante cuatro horas el país quedaba paralizado por una huelga general, en protesta contra la política del Gobierno Ciampi. En Alemania más de 100.000 trabajadores de la construcción protestaban al mismo tiempo en Bonn porque se les pretende quitar el subsidio de los días de lluvia, cuando no pueden trabajar. Ayer era en Bélgica, donde los trabajadores mostraban su descontento tras haberse anunciado fuertes recortes sociales (…) Maastricht entra en vigor en su peor momento, con su política de austeridad a cuestas (…) El miedo ha hecho mella en la población y lo demuestra en la calle. Una población que, no lo olvidemos, ha sido educada en la cultura del Estado del bienestar y a la que va a ser muy difícil obligarla a renunciar". [hum,,,. la pregunta es: ¿cómo sabía este periodista que se debía "renunciar" a algo que en aquel momento nadie en sus cabales se hubiera atrevido a cuestionar?](…) Aquí (España) las cosas no, van mucho mejor (…) Si la crisis que padecemos es peor que en el resto de Europa, como lo demuestra la tasa doble de paro que tenemos (…) los empresarios optan por una profunda reforma del mercado de trabajo, como única opción de futuro 30 octubre 1993

¿Curioso, verdad? ¿Cómo es que hace 20 años ya estaban con la misma monserga? Sólo se oía hablar de competitividad, rentabilidad, productividad, austeridad, déficit, recortes, ajustes… Para mi queda claro que hicieron una primera intentona, conscientes de que las mismas políticas de ajuste (es decir: robo) que habían practicado en Latinoamérica en los años 80 iban a resultar harto difíciles en Europa. A corto o medio plazo, si fallaba este primer intento de atraco (que resultó bien sólo a medias) tenían en la agenda otro recurso; un recurso que ya habían utilizado para derrumbar al comunismo. Es decir: provocar la asfixia financiera, el endeudamiento insostenible, una crisis desde las más altas esferas de las finanzas. El recurso de Reagan y Thatcher para hacer claudicar a la URSS se basó en hacer insostenible el gasto militar, hasta que la economía comunista entró en un colapso total. En la Europa “socialdemócrata” no lo tenían tan fácil. No era tan sencillo como en Chile, un dictador fascista y punto. No. Había que tener paciencia.

Ha llegado el momento en que la Mafia Corporativa del Capital Privado y los polichinelas que ponen a dedo en los gobiernos nos piden un “ajuste de cuentas”. Nosotros no somos el comunismo, pero sí somos otro enemigo de “los mercados”. Tanta protección social en detrimento de sus beneficios no puede ser. Están culminando un plan que tenían entre manos desde hace décadas. Ahora depende de que nos dejemos. En vuestra mano está. La pastillita roja, la pastillita azul. Vosotros elegís. Si no os rebeláis contra esta tiranía inmunda, dentro de diez, quince años muchos de vosotros, los más afortunados, seréis vasallos con un trabajo precario y mal pagado. Los menos, serán mano de obra prescindible, desechos de la sociedad, carne de cañón o directamente esclavos. Ese es el futuro que os tiene preparado el neoliberfascismo.

3 comentarios :

  1. Primero rebajan -30% en educacion, y despues quieren una sociedad educada. En cambio regalan miles de millones a los bancos....Tranquilos que superman RRAAJJOOYY..lo va a sulusionar en tres meses Ya podeis vender el culo que no lo vais a necesitar .Si comeis poco cagareis menos ....

    ResponderEliminar
  2. No creo ni en el comunismo ni el "estado de bienestar", no porque teóricamente no sean ambos muy positivos, sino porque en la práctica siempre han resultado desastrosos, ambos 2. Los 2 sistemas fueron inventados en muy poco tiempo. Mienten y manipulan a la gente cuando dicen que no se puede aspirar a otra forma de organización. Tanto los unos como los otros son antiprogresistas.

    ResponderEliminar
  3. Aqui ha venido el tío paco con la rebaja, pero el tío pao tiene cada vez más pasta. Algo no cuadra.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares

Goya

Paul is dead: una teoría completamente falsa

III Guerra Mundial

The Baader-Meinhoff Complex

Televisión, la droga de las naciones

Extraterrestres

National Taurographic

Vampiros

Etiquetas