Psychobúsqueda

20130328

La "dieta" de Enrique VIII

"Enrique VIII por dentro" es un documental de Discovery Chanel que realiza una autopsia virtual del celebérrimo rey de Inglaterra. El segundo monarca de la casa Tudor [1491-1547] era en su juventud un gran "deportista". Practicaba el royal tennis o jeu de paume de forma muy frecuente. Sí, éste déspota fue uno de los primitivos promotores de esa estupidez que sufrimos a diario. Desgraciadamente, una inoportuna lesión le retiró de las pistas de Hampton Court de forma definitiva. Europa entera adoraba sus pantorrillas, pero el rey ya no sería el mismo desde aquel instante. Posteriormente, sufriría otro percance grave en la cabeza, jugando a las justas, rodeado de lata por todas partes menos por una. 

El gran monarca inglés ha pasado a la historia, sobre todo, por sus continuos matrimonios y las ejecuciones de algunas de sus mujeres. Esos cambios de pareja se debían, según él, a que ninguna de ellas era capaz de darle un hijo varón sano. Según los investigadores, la causa estaba en que Enrique padecía una más que posible sífilis. Quizás en su temprana juventud hizo algunas "travesuras" con alguna cortesana ardiente como Elizabeth "Bessie" Blount. Estudios realizados en 2011 confirman su deterioro mental y sugieren que era positivo en Kell, aparte de padecer el síndrome de McLeod. 

Pero al margen de sus enfermedades venéreas, sus divorcios, sus lesiones deportivas, sus cismas religiosos y sus pinitos en el arte musical, hay un aspecto en la vida de Enrique VIII que es todavía más freak.... 

 ¡SU "DIETA"! 
Hace años corría una leyenda según la cual este tipo se comía tres pollos enteros cada día. La realidad es todavía peor. En el minuto 34:42 del video se puede ver una simulación de la compra para el rey de Inglaterra en una gran superficie. El tipo se comía 750 dólares a la semana. El menú incluía platos de lo más variado: 

-Un plato de filetes de cerdo diario 
-Un plato de cordero 
-Pollo en cantidades industriales 
-Vacuno 
-Ciervo 
-Conejo 
-Pavo real 
-Cisne 
-Gallina de Guinea oscura 
-Hamburguesas variadas 
-Pasteles de todo tipo 
-Fresas [lo único vegetal que comía] 
[Todo ello regado con...]:
-5 litros de cerveza diarios 
-4 litros de vino tinto 
-Pan blanco abundante 

Esta saludable "dieta", al margen de convertirle en una bola de grasa gigantesca, hizo que sufriera todas las enfermedades imaginables. Sus ingestas equivalían a 5000 kalorías diarias. Con ellas, engullía unos 20 gramos de sal diarios. Por supuesto, la verdura no la probó en su vida. Eso era para la chusma campesina. Él era el rey. Un verdadero "peso pesado" de 180 kilos.

Dicen que en el momento de su muerte el espectáculo fue horrendo. El tipo literalmente reventó por sus costuras en un charco de fluidos de todo tipo. Mejor no entrar en detalles...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares

Goya

Paul is dead: una teoría completamente falsa

III Guerra Mundial

The Baader-Meinhoff Complex

Televisión, la droga de las naciones

Extraterrestres

National Taurographic

Vampiros

Etiquetas