Psychobúsqueda

20141202

Irving Fisher

Freaks dispuestos a dar la nota siempre los ha habido a lo largo de la historia. Pero si hay unos freaks que dan la nota más alta que el resto de los freaks, éstos son los economistas, unos señores que cansan total y absolutamente con sus predicciones totalmente erradas y, lo que es peor, con su rimbombante palabrería, unos frikazos que sería recomendable que alguien les ordenara callar. Naturalmente, siempre hay alguno que acierta algún resultado de la quiniela, especialmente los que están todo el día haciendo predicciones en los medios de comunicación. Es lógico que alguna acierten...Mi teoría es que hay una proporcionalidad alarmante en todo esto: cuanto mayor es la crisis, más hablan estos tipos. Muchas decisiones tomadas por consejo de estos lumbreras lo único que han hecho es profundizar más la crisis. Y, por supuesto, hacer más ricos a los que ya lo son. Fruto de este frikismo económico hoy presentamos a Irving Fisher, economista norteamericano afortunadamente fallecido en 1947. Este señor está considerado una eminencia, aunque solo desde el punto de vista teórico, virtual. Normal, porque la economía neoliberal es enteramente virtual. Autor del teorema de Fisher, de la ecuación de Fisher, de los paralelismos de Fisher, de la Carambola de Fisher -sí, también jugaba al billar- y de la Tontería de Fisher, este brillante analista de los mercados perdió hasta los calzoncillos en 1929. Solo unos meses antes vaticinó que todos los valores bursátiles habían alcanzado una "estabilidad permanente". En fin, una muestra más de que estos charlatanes no se diferencian en nada de los que se pasan el día analizando psicofonías. Yo tengo pruebas de que Nostradamus era mucho mejor que ellos. Sigamos sus consejos y fijo que el Fin del Mundo lo podemos dar por hecho.

18 comentarios :

  1. largas vacaciones las tuyas........xxxDDD
    te dejo un video sobre el tema, se ve que los pts economistas no entienden el pt dinero.
    [video]https://www.youtube.com/watch?v=EObtwxpDSzk[/video]

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, tampoco se lo vamos a reprochar. La naturaleza del dinero no la entiende nadie.

      Eliminar
  2. ya veras el dia que me meta yo a conomista desos... jors jors jors

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues venga ahí, con un par. Yo aprovecharé para irme a Marte en patinete.

      Eliminar
  3. Exacto Sr. Pinch, mire Ud. ¿Quien no recuerda a los cientos de economistas que decían: ¡Los pisos nunca bajan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. era lo mismo que en 1929: las acciones nunca pierden valor. Lo que no entiendo como han conseguido que la economía se derrumbe poco a poco, en lugar que de golpe.

      Eliminar
  4. a mi es que es un tema que francamente me aburre, solo hay que ver la cara de este aburrido señor.

    ResponderEliminar
  5. Esto es lo que pasará cuando se hunda definitivamente la economía... que se hundirá:
    [img] https://lh5.googleusercontent.com/proxy/hNo-7HkNgQO71QQYsaTXR5UaUi_ApGu5SJ-pdE4DXi25roEb_jaFbNbFZR2K_j9XW4HL_n3ju7QKZtGY5b4dOMML_EJ8DbivmlLpzzT9ZNOV5H4arhRyppQ=w506-h750 [/img]

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que se ha hundido ya. ¿Quién no recuerda hace unos meses al Sr. Draghi inyectando 400.000 millones en los bancos para reactivar el crédito? ¿Alguien ha visto algún signo de recuperación por algún sitio?

      Eliminar
    2. Yo desde luego, no. Lo que sí acabo de ver es esto:

      El Fin del Juego Económico

      A lo largo de la historia, en la mayoría de los casos de colapso económico de las sociedades en cuestión creían que eran financieramente invencible justo antes de su caída desastrosa. Es raro que nadie vea el borde del acantilado o incluso el fondo del abismo antes de que haya tragado una nación entera. Esta falta de previsión, sin embargo, no es del todo culpa del público. Es, más bien, una consecuencia causada por la manipulación de la información fundamental a disposición del público por los gobiernos y los guardianes sociales.

      En los años previos a la Gran Depresión, numerosos principales "expertos" y los políticos se apresuraron a descartar la idea de un colapso económico, y la mayoría de la gente estaba más que dispuesto a creerles. Los mercados de renta variable, por supuesto, la principal herramienta utilizada falsamente provocar optimismo popular. Cuando los mercados subieron, incluso a pesar de otros indicadores fiscales muy negativas, las masas estaban satisfechos. De esta manera, los mercados bursátiles se han convertido en una especie de interruptor de dopamina élites financieras pueden empujar en un momento dado al jugo de la ciudadanía y distraerlos de los mayores peligros de su futuro económico. Durante cada fase de expansión de las poblaciones, las élites argumentaron que la "esquina se había convertido", cuando en realidad la crisis había hecho más que empezar. Nada ha cambiado desde la crisis de 1929. Basta con mirar a algunas de estas citas y decidir si la retórica suena familiar hoy en día:

      John Maynard Keynes en 1927: "No vamos a tener más accidentes en nuestro tiempo."

      HH Simmons, presidente de la Bolsa de Valores de Nueva York, 12 de enero 1928: "No puedo dejar de levantar una voz disidente a las declaraciones que estamos viviendo en un paraíso de tontos, y que la prosperidad en este país debe disminuir necesariamente y retroceder en el un futuro próximo ".

      Irving Fisher, líder economista estadounidense, The New York Times, 05 de septiembre 1929: "No puede haber una recesión en precios de las acciones, pero no es nada en la naturaleza de un accidente." Y el 17, 1929: "Los precios de las acciones han alcanzado lo que parece una meseta permanentemente alta. Yo no siento que habrá pronto si alguna vez un descanso de 50 ó 60 puntos respecto a los niveles actuales, tales como (osos) haber predicho. Espero ver el mercado de valores una buena oferta más alta dentro de unos meses ".

      W. McNeel, analista de mercado, como se cita en el New York Herald Tribune, 30 de octubre 1929: "Este es el momento para comprar acciones. Este es el momento de recordar las palabras del difunto JP Morgan ... que cualquier hombre que es bajista en América estará en la bancarrota. Dentro de unos días no es probable que sea un pánico oso en lugar de un pánico toro. Muchos de los bajos precios, como consecuencia de esta venta histérica no es probable que se alcance otra vez en muchos años ".

      Sociedad Económica de Harvard, 10 de noviembre 1929: "... una grave depresión parece improbable; [Esperamos] la recuperación de los negocios en la próxima primavera, con nuevas mejoras en el otoño ".

      Oigo declaraciones casi idénticas de pro-corriente principal, escépticos pro de dólares todo el tiempo. Y todas sus afirmaciones se basan únicamente en la ilusión de que el Dow y el índice del dólar, por no hablar de las estadísticas que se nutren del mismo gobierno que tiene mucho que ganar por engañar al público haciéndole creer que todo está bien.

      (O cuando todas las quinielas fallan...)

      Eliminar
  6. Oiga sr pinch ha oido usted hablar de los brotes verdes?

    ResponderEliminar
  7. ainnsss pichito que hombre,si se parece al bufalo bil...economía economía...es cuando tu sacas de la lavadora un porrao de clacetines y todos encuentran su pareja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, doña Patrizzia. Anda que no es dificil eso.

      Eliminar
  8. un poco más de música y todo iría mejor.

    ResponderEliminar
  9. Esto si que es un desastre económico comparable a Fisher JA JA JA: [video]https://www.youtube.com/watch?v=iefPV5KWg1A[/video]

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. xxxxDDD abejita, que buenoooooooooo!!!!!!!!!!

      Eliminar
    2. Diosssssssss!!!! Me encanta como se cae el último camión. Menuda panda de ineptos, jaja!!

      Eliminar
    3. Muy alegórico JA JA !

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares

Goya

Paul is dead: una teoría completamente falsa

III Guerra Mundial

The Baader-Meinhoff Complex

Televisión, la droga de las naciones

Extraterrestres

National Taurographic

Vampiros

Etiquetas