Psychobúsqueda

20160705

Especímenes de la sociedad moderna [III]: El hermano listo del Yona

En ocasiones, aquello de "la realidad supera la ficción" se queda corto. Los hechos que hoy os relato sucedieron el 4 de enero de 2008. Hora: 00.25. Lugar: Autobús nocturno de Barcelona. Protagonista: por supuesto, un cani. Se podría hacer una descripción del sujeto en sí, pero resulta ser un clon del killako más famoso de la red.

Me vais a decir... ¿nos estás tomando el pelo, Pinch?

Para nada. Si no era este mismo tío, era su hermano gemelo. Iba con el mismo pullover de cuello alto -sólo que de color rojo-, el collar de oro y la misma cara de imbécil. Se ve que en el mercadillo de Putilla Casas venden los pullovers a peso, como promoción por la compra de tres bragas color crema... Lo habéis adivinao, se trata del hermano listo del Yona, que como no tiene cojones pa dedicarse al tráfico de pirulas en el parking de una discoteca con coches tuneaos, se dedica a otros negocios igual de geniales. Es el más listo de la familia. Acabó la primaria sin meterle dos yoyas a la señorita. Y fue él quien le instaló el guachaps al Marcos y al Raúl.

El individuo se subió al autobús y al poco de arrancar éste, sin que hubiera ningún acelerón o frenazo brusco que lo provocaran, cayó de forma estrepitosa al suelo, como una croqueta sobre un mar de aceite reutilizado. Estaba claro: va borracho, drogao o directamente es tonto. Los testigos se partían la caja con la espectacular caída. Después de dar tres vueltas de campana sobre su cabecita rapadita, el hermano del Yona se situó junto al conductor y comenzó a frotar su muñeca contra el tornillo de un agarradero, con la clara intención de autolesionarse. Mientras, le gritaba como un endemoniado al conductor: "m'has tirao, m'has tirao ar suelo". La interpretación, obviamente, no era para que le dieran un León de Hojalata en Venecia. Hubiera bastado con un premio giligoyas o un Cerdo del Festival de Treblinka. Curiosamente, la mano lesionada era la izquierda, pero los testigos vieron como al menos en dos ocasiones se agarraba la derecha. Esto tiene una explicación porque el hermano listo del Yona es ambidextro, aparte de ser imbécil. No pasa lo mismo con los dos hemisferios de su cerebro que se hallan ambos exactamente igual de vacíos.
La neurona reumática de su abuelo influyó en su ADN.

Después de lanzar un par de alaridos como de gorila en celo y agarrarse la mano con un patético gesto de dolor, los ojos se le inyectaron en verde Heineken y pareció entrar en trance. Estaba claro que una presunta dislocación de muñeca, con heridas incisas, no iba a bastar para cumplir el objetivo. Eso es imposible en una caída en la que por instinto se amortigua el golpe con los codos. Basta ver unos capítulos del CSI para darse cuenta. pero los canis sólo ven Gran Marrano, La isla de los Famosos y la final de la Champions.

El hermano listo del Yona continuó frotando su mano izquierda en el tornillo de la barra -cosa que yo estaba viendo en primer plano-.y allí estuvo rasca que rasca hasta que me acordé de un viejo anuncio cuyo eslogan era:

¡¡¡¡El frotar se va a acabar!!!!

Llegado a ese punto, el cani de mierda había conseguido dos hematomas que apenas llegaban a sangrar. Y entonces comenzó una interpretación dramática, que lejos de merecer un Oscar merecía un zas en toda la boca. Los alaridos, gemidos, lamentaciones, gritos y acusaciones incluyeron frases antológicas como: "Que vengan los Mossos y me hagan una alcoholemia", "Me caío por tu curpa, por tu curpa". Etc.

El bus llegó a una parada en el centro de la ciudad y se detuvo. El killako no tenía suficiente con su función teatral  y joderle la vida a los pasajeros. Puso un pie sobre el estribo, y otro en la calzada, e interrumpió el recorrido hasta que aparecieran las fuerzas de orden público. Exigía que le tomaran declaración e interponer la correspondiente denuncia contra la compañía de autobuses. 

Más de un pasajero tenía ganas de meterle una patada en la boca. Pero el cani, erre que erre. Seguía la táctica de su abuelo, el de la neurona jorobada: pon una denunsia, que te pagarán un demnisasión de esas... De hecho, su abuelo tiene un record Guiness en caídas en el transporte público gracias a las cuales consiguió el carné rosa y una invalidez permanente del 55,7%.

A mi me entraban ganas de machacarle el cerebro con un bate de béisbol. Quizás sería inútil, porque un peinado cenicero amortigua impactos de hasta 60 gés. 

Perdón, ¿he dicho.cerebro? Jo, que pena,,, no se puede machacar aquello que no existe.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares

Goya

Paul is dead: una teoría completamente falsa

III Guerra Mundial

The Baader-Meinhoff Complex

Televisión, la droga de las naciones

Extraterrestres

National Taurographic

Vampiros

Etiquetas