Psychobúsqueda

20161110

Llegué, vi y ella perdió

Las elecciones USA 2016 han sido una apasionante lucha entre dos facciones que se adivinan en la sombra. Lo que se denomina en EEUU "el stabilishmen" está en una guerra abierta. En realidad detrás de ambos candidatos están los mismos [sería ingenuo pensar lo contrario] Trump ya ha anunciado que su Secretario del Tesoro va a ser, por supuesto, un hombre de Goldman Sachs. Empezamos mal. 

Es sumamente difícil saber quien está detrás de Donald Trump. Se necesitaría disponer de medios de inteligencia y think-thanks con información privilegiada para remover los poderes ocultos que hay detrás de este multimillonario. No así de Hitlery Clinton, de quien se dispone de información más que sobrada sobre sus relaciones con los principales banksters de Wall Street y las monarquías basura del Golfo Pérsico. Sí, esos que aplican la sharía y decapitan y crucifican a la gente en plena calle. Lo han adivinado: son esos moritos, fieles aliados de "Occidente", que obligan a las mujeres a ir acompañadas de un varón adulto hasta para ir a comprar el pan. 
Y resulta que esta fulana va de "progre" y "feminista". Magnífico. 

A mi modesto entender, los indicios de que una parte del stabilishmen norteamericano quiere abandonar su vano sueño de ser la única potencia hegemónica global son dos. 1º/ El editorial publicado por Henry Kissinger en el Washington Post el 5 de marzo de 2014, donde ponía en tela de juicio un enfrentamiento con Rusia por Ucrania. Y 2º/ el artículo publicado por Zbigniew Brezezinski en The American Interest el 17 de abril de 2016, que lleva por título "Hacia un realineamiento global". Explícito. Estamos hablando de dos de los personajes más influyentes de la política exterior norteamericana de los últimos 50 años. Al menos, tienen la decencia de reconocer que la política de "invado y bombardeo lo que me da la gana", se ha acabado. Un país con $20 billones de deuda [20.000.000.000.000] y con una situación económica que puede conducir a disturbios civiles generalizados no puede financiar ya más guerras. 

Después de haber arrasado el Magreb con "revoluciones planificadas", y bombardear Libia, Siria, Afganistán, Pakistán e Irak, si el grupillo de amigos de Hitlery sueña con conquistar Irán [que era el "plan original", desvelado por el general Wesley Clark] miles de americanitos volverán en cajas de cartón a Oklahoma. 

El punto clave de la cuestión, lo que otorga un mínimo valor a la victoria de Trump, es que la demencial tendencia de acorralar a Rusia [a priori] se detendrá. Es un punto importante, porque si la OTAN y EEUU siguen con su política actual, la guerra nuclear está garantizada. Trump tampoco es que sea un "pacifista" porque la liará con China e Irán, pero estos dos países no suponen un riesgo de confrontación militar grave a nivel global. Rusia, si. 

La única incógnita es saber si Trump desvanecerá el peligro nuclear, pero, por contra, provocará una guerra comercial que desembocará, asimismo, en una guerra total. No resulta confortable pensar en ello. 

Hitlery Clinton: una "progre" corrupta, asesina y genocida 
Si se observan detenidamente los mítines de esta fulana, hay que fijarse en el público que tiene detrás. Es una puesta en escena muy bien estudiada. Una wasp europeizada de Boston, un tío con turbante, un minusválido, un gay y varias feministas con hijos. Ella representa la "tolerancia" y el "multiculturalismo". "Hilarante", y nunca mejor dicho. 

Estamos hablando de una criminal de guerra que debería estar en Nuremberg a la espera de juicio. Verdaderamente, si hay "progres" en EEUU que han votado por esta sujeta, se les debería caer la cara de vergüenza. 

Estos comicios en EEUU fueron planteados desde el principio como una elección entre la mierda y la porquería. Había que elegir el "mal menor". Al final ha ocurrido lo más razonable dentro de lo irrazonable. Que esta sujeta salga de escena es todo un alivio. Tampoco nos hagamos muchas ilusiones. "La "alternativa" es sólo un 0.000001% menos peor.
Seguro que mientras bombardeaba países no lloraba tanto...
El golpe que le han dado Julian Assange y la inteligencia de la Federación Rusa no lo va a poder olvidar nunca. Ojalá Trump cumpla su promesa de meterla entre rejas. Sí, porque esta psicópata es responsable directa de unas 50.000 muertes en Libia y de cuatro millones de vidas destrozadas en Siria. Además, se la relaciona con varios asesinatos de personas que podían comprometerla, que murieron de forma misteriosa, o se suicidaron porque no podían soportarla. Su "curriculum vitae" se completa con una más que probable implicación en la formación del Daesh, un grupo terrorista que se les ha ido de las manos y que representa una amenaza absoluta para la paz mundial. 

Eso sin contar el daño terrible que el pervertido de su marido le hizo al mundo en general y a los EEUU en particular, con la desregulación financiera y la "deslocalización" de empresas.

Hoy hemos tenido que leer titulares como "QUE DIOS PERDONE A AMÉRICA". A ver por favor: los votantes de EEUU han demostrado tener un poco de sentido común. No por votar a un payaso con bisoñé, sino por sacar a esta hijaputa de nuestra vista. 

Esta entrevista con Assange, hace sólo unos pocos días, aclara, creo que de forma más que sobrada, que Hitlery Clinton era [y es] la criminal más peligrosa del planeta Tierra.

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares

Goya

Paul is dead: una teoría completamente falsa

III Guerra Mundial

The Baader-Meinhoff Complex

Televisión, la droga de las naciones

Extraterrestres

National Taurographic

Vampiros

Etiquetas