Psychobúsqueda

20161115

National Taurographic [2ª Parte]

Hace un tiempo nos desplazamos a la Semana Grande de Bilbao, donde conseguimos material muy interesante sobre las distintas subespecies antropoides que pueblan las estepas taurinas. Estos animalejos fueron fotografiados aprovechando el momento en que salían de su madriguera, más conocida como plaza de toros. Se respetó al máximo su hábitat natural, por supuesto. Veamos cuales son las diferentes variedades del homo taurinus y del garrulus sanguinarium ibericus:

1. El homo baulensis.
Es una variedad o subespecie que se distingue por una protuberancia que le une el cuello con los genitales, de los cuales desconoce su forma al no haberlos visto nunca. Los naturalistas consideran un misterio que pueda reproducirse por la tradicional cópula del misionero. Entre sus muchas habilidades se cuenta el robo de baúles en el Ikea, gracias a su habilidad para mimetizarse entre ellos.

2. El taurinus moribundus.
Esta variedad o subespecie del homo taurinus tiene una extraña similitud con una vaca, de la que copia sus gestos característicos. Cuando llega a la edad provecta se desorienta y suele confundir los containers de la basura con su propio ataúd. 

3. El viejunus dedilargus.
Este simpático animalejo taurino tiene un resorte en el dedo que se dispara automáticamente ante la presencia de sus predadores naturales. Cuando ve pancartas y protestas, su dedo mayor se pone erecto por un reflejo condicionado. Es lo único que se le pone erecto.

4. El pijus magníficus.
Es el Rey de la especie garrulus sanguinarium ibericus. El macho adulto se camufla entre hojas de Tommy Hilfiger, aunque en ocasiones prefiere Massimo Dutti. Es un predador agresivo que sólo come cosas de marca, especialmente los cocodrilos que viven en Lacoste, que es donde tiene amarrado el yate. Generalmente calza un rolex de oro para distinguirse del resto de las especies del homo taurinus y de la chusma circundante. La hembra del pijus magníficus es una hábil prostituta que se suele disfrazar de presentadora de telediario. Su dieta diaria se basa en la ingesta de cocos. Coco Chanel, sobre todo. También suele adornar su pompis con algo de Giorgio Armani, Versace, Dolce&Gabanna o Valentino, sobre todo en la época de apareamiento. Los naturalistas creen que la afición del pijus magnificus por los toros se debe a que él mismo es un cornudo. Así todo queda en familia.

5. El taurinus morfinicus (o taurinus osbornicensis)
Es un cruce entre Andrés Pajares y Baudelaire que no sale de su cueva sin su pullover agujereao. Pariente cercano del taurinus moribundus (ver 2), se alimenta de todo tipo de caldos de alta graduación y también de pastilleo farmacéutico: sedantes, anal-gésicos, calmantes, hipnóticos, barbitúricos, alucinógenos o directamente farlopita de la buena. Suele salir de la madriguera acompañado de su hermana (ex-monja), quien se encarga de llevarlo a la Cruz Roja para que le hagan una transfusión de sangre después de la corrida.

6. El homo marypoppensis.
Vive en un mundo multicolor adornado con claveles, peinetas, mantillas, abanicos y hombres muy hombres. Sufre el síndrome Mary Poppins desde que su institutriz austriaca le encerró en el sótano con un par de camioneros que hicieron tropelías con su tierna carne española. También es poeta, por supuesto.

7. El taurinus cinebarrensis.
Suele congregarse en grandes manadas de viejunos para ir a ver pinículas de Fernando Esteso, Manolo Escobar y Paco Martinez Soria. Se cree que en los años 60 fue capaz de echar un clavo en el asiento de atrás de un 600, siendo esa su única experiencia con el sexo. Es fan de Camilo Sesto, los Diablos y la Charanga del Tío Honorio. (Warning: Se halla en vías de extinción!!!)

8. La maruja silij-bang.
Se trata de la hembra del taurinus cinebarrensis (7). Sólo sale de su madriguera para ir a comprar joyas y perfumes al Corte Inglés. Cualquier cosa que anuncien en la teletienda, la compra. Suelen culturizarse leyendo a grandes autores literarios. El ¡Hola!, el Pronto, el Lecturas y el 10 minutos. Es muy eficiente limpiando y desinfectando su hogar.

9. El taurinus flamencus.
Esta subespecie del garrulus sanguinarium ibericus tiene una dilatada carrera laboral como palmero, bailarin y camarero en un tablao flamenco de los alrededores de la plaza de toros. Suele usar gafas de culo de botella y se tiñe los cuatro pelos con Just for Men para diferenciarse del cartón circundante.

10. El Rey del Pollo Frito y Antoñito Calavera.
Residuos de la movida de Madrid que se mueven con comodidad entre los containers taurinos en plan after-after-post-punk en dirección a la taberna más cercana. Litros de alcohol corren por sus venas, mujer, no tienen problemas de amor, lo que les pasa es que están locos por privar.

11. El señor Burns
Empresario. Esta subespecie del homo taurinus regenta varias tascas, barras americanas, burdeles y bingos. Las entradas pa los toros se las regala un amiguete que tiene en la Di-puta-ción Provincial, quien a su vez le amaña las licencias para sus garitos con los contactos que tiene su cuñado en el Ay-untamiento.

12. Delegadensis diputacionus provincialae.
Es otra de las variedades del garrulus sanguinarium ibericus. Acude al "acto cultural" en representación del organismo oficial que pone la pasta para la "celebracion" del "festejo" y reparte numerosas entradas entre sus allegados, amigos, putillas y subordinados. No es raro verle al día siguiente con otra cara en actos sindicales, políticos o culturales haciendo alarde de su sensibilidad política y usando palabrejas como solidaridad,  planificación, desarrollo, justicia o medioambiente.

En breve, os ofreceremos la 3ª Parte de National Taurographic.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares

Goya

Paul is dead: una teoría completamente falsa

III Guerra Mundial

The Baader-Meinhoff Complex

Televisión, la droga de las naciones

Extraterrestres

National Taurographic

Vampiros

Etiquetas