Psychobúsqueda

Cargando...

20150727

Los orígenes históricos y sociales del toreo

Hoy vamos a repasar la fascinante historia del noble arte de torear a partir de una de las obras del filónsofor Fernando Saváter, eminencia de la tontería brutal y máster en estupidez anacrónica. Según este destacado autor, loríjene de la cosa absurda esa cabe situarlos en un páramo desértico y árido en medio de una estepa, un lugar idóneo para que las más áridas, desérticas, estépicas y parámicas mentes alumbraran el deporte más enfermizo de la historia. En ese hijjnoto lugar de la EjjpañññÑÑia profunda, el 18 de julio del año 913, unos caballeros se desayunaban unas morcillas podridas en una pausa entre matanza y matanza de moros integristas (integral moors) que no habían pedido disculpas por los atentados del WTC ni por invadir Hispania durante ocho siglos. Mientras masticaban la sangre apenas coagulada descubrieron que sin matar no eran felices.

Después de hablar con Fray Hildepuy de la Mata para que coligiera si eso de clavar sus aceros en un toro silvestre entraba o no en las enseñanzas de nuestro señor Jesulín de Nazareth, éste díjoles: "Sí, hijos, Él os da su bendición". "Conquistad, someted, masacrad, robad y esclavizad todo lo que os venga en gana". "Son quinientos maravedís, más derechos de autor". Los caballeros, contentos de que su afición por masacrar contara con la aprobación de Dios S.A.U. iniciaron ese día una provechosa carrera criminal que continuarían sus descendientes. Después de arrasar todas las autonomías de los moors y robar todo candelabro de oro y plata que hallaron a su paso, descubrieron que había otro continente que privatizar allende los mares.

El contento que ese descubrimiento produjo en sus cristianos corazones fue celebrado con la lidia de todo judío o morisco que encontraran pastando en sus extensos latifundios sin autorización previa de Dios S.A.U.. Cualquier cosa que fuera susceptible de ser ensartada con sus largas picas cipoteras lo era por mandato divino, pues así Dios lo dispone.
El mundo para ellos, después de 8 siglos lidiando sin parar, no era más que un enorme coso lleno de bestias que, como Satanás, unas veces tienen cuernos y otras no. El Nuevo Mundo les estaba esperando y no tardaron en lidiarlo de forma mecánica y eficaz. Los chorros de oro inundaban sus palacetes y segundas residencias, a la espera de nuevas conquistas. Pero no se piensen que por haber conquistado un nuevo mundo se olvidaron del viejo. En absoluto, en el viejo había mucho hereje al que lidiar, así que después de clavar una pica en Flandes y otra en Nápoles se sentaron un rato a descansar.

Descansar está bien. El finde, las vacaciones, el sol, la playa, la paella, la sangría, los carajillos... Todo eso es muy relajante. Pero sin matar se aburrían. A esos aguerridos caballeros, que ahora ya disponían de títulos como Vizconde, Conde-Duque, Virrey y otros agradables tratos nobiliarios, les encantaba entrar en los los lugares conquistados con un caballo bailando claqué, una casaca bordada en oro hasta los sobacos, la cabeza bien alta, cara al sol, y una altivez principesca digna de su rango. Eso daba buena cuenta ante indios, hugonotes, luteranos y otros piltrafillas de su alcurnia, abolengo, carácter divino, místico y sobrehumano. Y para los ratos en que no había nada que conquistar ni someter, siempre era bueno matar toros a lanzazos.

El filósonfor ese destaca en su maJistral hobra que hubo un momento en que tanta holganza hizo descender la productividad matarife hasta límites alarmantes, cosa que fue aprovechada por los otrora lidiados para iniciar una contrarreforma por la retaguardia.
Los cortijeros lidiadores se habían acostumbrado a vivir por encima de sus posibilidades. Las jarras de vino, las interminables partidas de cartas, la violación de mesoneras tetudas, los duelos por cuestiones caballerescas o escribir 300 obras de teatro cada semana habían sustituído el sano arte de matar, someter, conquistar y liquidar. Después de que las acciones de Felipe II Brothers cayeran en picado en la bolsa de Ausburgo, se declararon en bancarrota y se vieron a merced de los inversores internacionales.

De repente, los aguerridos cortijeros se encontraron en el paro sin poder lidiar a nadie. Tenían mucho patrimonio pero como no podían venderlo no tenían cash para ir al supermercado. Los indios, los napolitanos y los bohemios les defenestraron sin haber pasado de semifinales. Fue en ese momento cuando decidieron volver a su árida, desértica, parámica y mesética estepa para reflexionar sobre su futuro. La pregunta era... ¿a quién sometemos ahora? La respuesta surgió rápidamente en sus mentes preclaras. Tenían un país, era suyo en su totalidad, pero desafortunadamente estaba lleno de comunistas, brujas, holgazanes y demás enemigos de Dios, S.A.U. Tenían un país escriturado a su nombre, pero desgraciadamente estaba okupado por piojos. Era obvio que debían continuar su labor desinfectante, con más sometimientos y exterminios.

Pero mientras acababan de concretar sus planes para dominar absolutamente su cortijo, se encontraron de repente con una sorpresa desagradable. Los malvados europeos habían puesto de moda ser civilizado y coherente. De pronto se encontraron con que su propio Rey prohibió su deporte del finde, eso de matar toros. Sin tiempo para reaccionar, un vecino hijoputa les lanzó una OPA hostil que les dejó con el tembleque, sin saber ya a quien someter.
Y antonse, siempre según Saváter, Premio Nobel de la Hez, hubo una RABOLUSIÓN. Sí, como lo oyen. Un hacho trascerdetal de la historia de los cortijeros. Un día, don Ramiro de la Pica, vizconde de la Poca-Monta, intentaba matar sin éxito a un toro nervioso, de los que si se dejan, se dejan, y si no se dejan, no se dejan, cuando viendo las dificultades del vizconde, su ayudante, con una servilleta primorosamente bordada en oro, le dio dos pases al toro y luego lo mató con su propia espada. Ese hecho sin precedentes en la historia del toreo, y por ende de EjjpaññññIa, supuso la democratización definitiva del cortijo, al apropiarse las clases populares de los signos distintivos de príncipes, vizcondes, marqueses y demás fauna salsarrosence.
La "democracia" había llegado. Desde aquel día, sucios proletarios a los que tanto les daba pasar hambre como clavarse un piercing en el esfínter se encargarían de someter, doblegar, domeñar y templar a los toros, mientras que los inventores originales del artefacto se encargaban de someter, doblegar, domeñar y templar al resto del pueblo español. Primero organizaron una gran corrida de liberales (de los de entonces, no confundir con Ánsar y otros libeGales digitales) Luego vinieron los obreretes que no se conformaban con cobrar dos pesetas y una patata por doce horas de trabajo. También los indigentes rurales fueron lidiados en su momento. ¿Para qué necesitan ustedes una reforma agraria si pueden someter toros a todas horas, einn? Ese gran avance democrático de la sociedad española tuvo una gran repercusión en todas las clases sociales. Había una libertad total para empeñar el colchón y obtener así cash para ver las corridas de José el Lebrijas y Pepe Hilillos de Plastelina, grandes eminencias de la sociedad, y abroncar al presidente, por más importante que fuera, si les daba una oreja de más. Democracia en estado puro, -como se puede ver.

Mientras dentro de la plaza de toros todo iba sobre mulillas, el resto del cortijo estaba hecho un asco. Las clases populares, subvertidoras del orden establecido, lo dejaban todo pringado con pieles de naranja, latas de sardinas y cáscaras de altramuces (alimentos habituales de esa chusma) Para paliar esos desmanes organizaron una segunda lidia de moros en Marruecos, gracias a la cual el país experimentó un avance imparable. Un avance imparable hacia la catástrofe. El cortijo estaba asolado por la tuberculosis y el hambre pero el circo taurino experimentaba un alza constante. Hubo una primera dictadura cortijera para someter un poquillo a la población indignada. Luego hubo otra gran corrida, esta de rojos, para someter a los enemigos de Dios S.A.U. (es que no paran) Y finalmente vino el silencio sepulcral.

Los cortijeros, una vez sometido todo aquello que podían someter, y sin nuevos objetivos a la vista (de los que si se dejan, se dejan, y si no, no) se centraron en perfeccionar su deporte de sometimiento y tortura. A falta de otro modo de ganarse pan y fama, los habitantes humildes del cortijo podían sentirse nobles por un día y, vestidos como un paje de Luis XVI, salir por una puerta grande ornada con principescos adornos, con la cabeza bien alta, a lomos de una masa amorfa. La "igualdad de oportunidades" que eso representa fue loada por grandes abstemios norteamericanos como Hemingway, Orson Welles y Charloton Heston.
Las modalidades de lidia se fueron perfeccionando con los años, al tiempo que los nombres de Dominguín, el Cordobés y el Viti le daban al cortijo una indudable proyección internacional. La democracia estaba asegurada en el latifundio pues se cuenta que un día Papá Supercortijero estaba cazando con uno de los dominguines y, distendidamente le preguntó: "Me he enterado de que uno de vosotros es comunista. ¿Cual de los tres?" A lo que el valiente torero respondiole: "Los tres, mi general, los tres". Y después de ello el Caudillo Cortijero expulsó al aire una sonora carcajada, al tiempo que abatía una perdiz de un certero disparo. A él sólo le gustaban los comunistas con casta, solera y raza.

Desafortunadamente para los cortijeros un día llegó la Democracia. Noooooooo, que es broma, jajaja!!!: era una cosa que se le parecía. En ese nuevo escenario, su deporte se puso en cuestión de forma repetida. De todas formas, los políticos "democráticos" ayudaron a estos longevos criminales a sobrevivir un día tras otro. Luego vino una crisis profunda, pero gracias a la financiera del Corte Escocés los cortijeros pudieron gozar de su deporte por tan solo trescientos euros 4 matanzas+hotel+cubatas y el desfibrilador por si las moscas.

El futuro de la horda, hoy cultural, está por ver. Según Saváter, el deporte cortijero se seguirá practicando en las lunas de Júpiter en el siglo XXIV. Según otras quinielas, a pesar del continuo boca-a-boca del Estado, el cura lo tienen ya en la puerta para darles la extremaunción.

20150720

Historia de la Mierda, por Dominique Laporte

Historia de la Mierda es un ensayo del psicoanalista francés Dominique Laporte, publicado en 1978. Me lo he leído en estos días y creo que es un texto interesante para comprender como la mierda, la basura y la inmundicia son temas que se suelen dejar aparcados, pero ningún objeto, ni siquiera el sexo, ha dado tanto de que hablar a lo largo de la historia. El libro es puro freudomarxismo, una versión estándar de ese matrimonio teórico que tuvo su máximo exponente en la Escuela de Frankfurt. 

Para empezar, parece una parodia de la retórica de la extrema izquierda en la escena intelectual parisina de los años 70’s. Laporte, además, lo adorna con un tono deliberadamente irónico, con lo que se hace difícil precisar donde acaba la broma y donde comienza lo serio. Expresado en términos escatológicos, el input-output de sólido a líquido es constante. 

Este es un tipo de discurso que se atraganta con facilidad, pero sumamente atractivo para mí. En mi adolescencia pasé de leer 13 Rue del Percebe a Focault sin atravesar ninguna fase intermedia. 
El libro se inicia con un curioso paralelismo. En 1539 un edicto del Rey de Francia obligaba a todos los habitantes de la por aquel entonces pestilente ciudad de París a guardar todos sus detritus –todos- en su casa, hasta el momento de ser transportados más allá de los arrabales de la ciudad. Nada de lanzar el contenido de los orinales por las ventanas, ni las aguas putrefactas de las coladas. Nada de matar cerdos y gallinas en la vía pública. Orden, Limpieza y Belleza: esa era la consigna. 

El edicto afectaba a todas las clases sociales. Véase, si no, esta carta de la duquesa de Orleans a la electriz de Hannóver desde Fontainebleau, el 9 de octubre de 1694: Sois muy dichosa de poder cagar cuando queráis, ¡cagad, pues, toda vuestra mierda de golpe!... No ocurre lo mismo aquí, donde estoy, obligada a guardar mi cagallón hasta la noche; no hay retretes en las casas al lado del bosque y yo tengo la desgracia de vivir en una de ellas, y, por consiguiente, la molestia de tener que ir a cagar fuera, lo que me enfada, porque me gusta cagar a mi aire, cuando mi culo no se expone a nada. Todo el mundo nos ve cagar; pasan por allí hombres, mujeres, chicas, chicos, clérigos y suizos 

[Suizos ¿?¿¿¡¡] [¿Será por eso que son los amos del oro, del dinero y del principal paraíso fecal…?] 

Al mismo tiempo, se producía el definitivo intento de doctos, académicos, abades y poetas para acabar con las impurezas con las que un latín degenerado, practicado durante siglos sin ningún control, había ensuciado la lengua francesa.  [1*]

El edicto de Villers-Cotterets dice: El latín es el olor a estadizo: lugar del saber escolástico corrompido, tiene ese regusto a litera de los colegios de entonces. Lugar de la ambigüedad y de la duda. Uno se confunde a causa de la comprensión de las palabras latinas, es una lengua turbia…

La tesis de Laporte es, en cierto sentido, una afirmación lógica y consecuente que surge del materialismo marxista y su relación con el psicoanálisis freudiano. Laporte remarca la subjetividad que se refleja dentro de los intentos de la civilización para hallar un modo de convivir con los desperdicios. El desarrollo histórico del sujeto occidental coincide con el más vil de los niveles, incluso se ve decisivamente influenciado por su relación con sus propios residuos. Como materialista, Laporte está comprometido con la idea de que el sujeto humano, en lugar de ser un moldeador con esencia metafísica, es un subproducto concreto de las condiciones materiales. [Obvio: hasta Claudia Schiffer hace caquita] En El Malestar de la cultura, Freud afirma que la civilización se define por su obsesión con el orden, la belleza y la limpieza. Laporte va mucho más allá y dibuja una influencia adicional de la ecuación psicoanalítica dinero/oro = heces. Audazmente sostiene que la condición que la estructura sociopolítica de la civilización pretende domesticar es la necesidad del ser humano de defecar. El capitalismo en ciernes del Renacimiento ya creía en el Becerro de Oro de la productividad, pero no tanto. El intento de privatizar la mierda fue un hito histórico que no tuvo continuidad. Lástima.

El argumento de Laporte implica una distancia ante lo repugnante y las cosas repugnantes, como la mierda, el pis, los cadáveres, los mocos, etc. Es decir, el sujeto, en la jerga freudiana, rechaza lo desagradable de su cuerpo. Laporte insiste en que las diversas prácticas por las que el sujeto se involucra de manera explícita con cosas tales como sus funciones excrementicias definen las características de la estructura misma de la subjetividad. En lugar de rechazar/desconocer su mierda pura y simple, el sujeto la sublima, empleándola como fertilizante o usándola como un producto de belleza. Laporte menciona que hasta el siglo XVIII algunas mujeres frotaban las heces en sus rostros para mantener un cutis hermoso. Lo mismo hacían las mujeres romanas, que usaban guano de pájaro para disimular pecas y verrugas. Hoy en día lo siguen haciendo, dada la cantidad de mantecas cadavéricas que contienen muchos productos cosméticos… Es la alquimia que transforma la mierda en oro, el burka burgués de una furcia sexy que busca un caballero solvente, simbiosis dinero-mierda, retención de capital, paraíso fecal, y así sucesivamente. En resumen, la civilización y sus formas concomitantes de la subjetividad se revuelcan en la inmundicia.

La Historia de Mierda es una excelente lectura de aseo. De aseo mental, sobre todo.

20150706

Cani-book


Hace ya tiempo -bastante tiempo- se pusieron de moda redes de "amigos" como Facebook, Twenty o el hilarante Hi5. El grado de infantilismo de dichas redes es sólo superable a una visita a una tienda de juguetes para niños retrasados. Fulanito te ha enviado una postal, Sutanita quiere unirse a tu red de calamares a la romana, Menganita ha colocado una nueva foto en su perfil. Medio pezón disponible. ¿Quieres ser un zombie? Menganito se ha unido a la horda sorbecerebros. Keeee  Waiiiiiiiii! Este mundo de subnormales que se comunican unos con otros me está comenzando a gustar!!!!!!!!

Estas redes son algo así como una Monster Parade, sólo que aqui todo el mundo firma con nombres y apellidos. Si Goebbels hubiese tenido noticia de semejante invento estaría bailando por bulerías en medio de las Ramblas.. La Gestapo es innecesaria con un invento de semejante calado. La chusma ni se molesta en sacar una foto de "perfil". No, se la hacen de frente, después de un cuidadoso proceso de selección. Muchos son jóvenes, fascinantes y con la ropa interior sobresaliendo por encima del pantalón (imprescindible) Tal es el caso de la piruja de la foto. Necesitaría comer manzanas a dos carrillos para disimular su cara de caballo, pero en lugar de eso nos ofrece esta sugerente estampa felatoria. Calentar cremalleras online está muy de moda.
La galería de engendros no tiene principio ni fin. Parece que hayan borrado la palabra ridículo del diccionario". Jóvenes fascinantes como los primos gays del Yonatang no paran de hacer el imbecil las 24 horas del día sin pausas ni anuncios:

La red es usada por todo tipo de killos para mostrar las fotos que ellos mismos se hacen con el móvil. Con lo fácil que es tirar de la cadena...

Es como una especie de carnaval fuera de temporada. El desfile de niñatos y sus selfies narcisistas es inacabable. Son auténticos mendrugos: incultos, necios y patéticos. Lo único que han leído en su vida es el catálogo de instrucciones de la Play y los sms de sus amigos. Con semejante gentuza podemos dar por finalizada la civilización sobre el planeta Tierra.

Las fotos del cani que vemos a la izquierda son sin duda demostrativas del grado de estupidez al que hemos llegado. Aquí le vemos: levantándose la camiseta con los dientes para enseñar las abdominales en estado incipiente. Qué triste es que alguien se tenga que hacer las fotos a sí mismo. Espejito, espejito... Es simbólico, grotesco y trágico. Es el estigma de una sociedad psicótica: redes de gente que cree tener amigos y narcisistas de mierda enamorados de sí mismos. Y entre bambalinas, un Big Brother que le saca mucho provecho a tanta estupidez.

Magnífico.

20150623

Un logo freelance muy original

No hay nada como ser freelance. Tu enorme talento te permite diseñar logos publicitarios que impactan en la vista de inmediato. El freelance que hoy os presento, en concreto, se dedica a "servicios auxiliares para promotores inmobiliarios". Parece una cosa seria. Seguro que después de "me rasco los huevos durante horas" es la actividad más relajante. Más, cuando las promociones inmobiliarias se han ido a pique hace tiempo y muchas forman parte de la Historia. Cuando eres freelance de esos, nada mejor que un cartel "de diseño" en la fachada. Así reivindicas tu tremenda creatividad y tu dominio del fotochó:

Un diseño que, como podréis comprobar, no sé a qué "servicios auxiliares" se refiere. ¿A vosotros que os parece?

20150617

The Moviees | Out Of Our Tree

El US 60's Garage-Punk [vamos a llamarlo así] es la música de mi vida. En los años 60's yo era un niño. La única referencia garajística que recuerdo fue un día en los autos de choque. En los altavoces resonaba una canción muy violenta. Los aullidos del solo de guitarra todavía los tengo incrustados en mi mente.
En los años 80’s me volví a reenganchar a este tipo de música, con un tremendo avance con respecto a todo lo que me había perdido en mi infancia. Pero no sería hasta finales de los 90’s que recuperaría ese valioso legado.

Prueba de que la música de garaje es incombustible al paso del tiempo, tenemos esta intervención en directo de The Moviees en un bar de mala muerte de Richmond [Virginia] en 1999. Versionan con envidiable talento Out of our tree, tema de los fabulosos Wailers [nada que ver con Bob Marley ehhhh!!… ¡a ver, por favor!] Iba a poner la original, pero esto me ha dejado en jaque. Primero, porque es una versión en directo que tiene la fuerza de una locomotora sin frenos. Segundo, porque este grupo usa el mismo logo que los Monkees, uno de los principales grupos de mi infancia. Y tercero, porque esta demostración de fuerza es una evidencia más de cómo en el meridiano de los siglos XX y XXI se produjo el penúltimo intento de la música de Garage de poner los bemoles encima de la mesa.

El mejor momento de la historia del rock’n’roll resurgía. 

20150609

The Temptations | My girl

Título: My Girl
Intérprete: The Temptations
Músicos y participantes: David Ruffin - voz principal, Eddie Kendricks - Voces, Melvin Franklin - Voces, Paul Williams - Voces, Otis Williams - Voces, Robert White: Guitarra, James Jamerson, Bajo, Benny Benjamin, Percusiones,
Compositores: William "Smokey" Robinson, Ronald White y Paul Riser 
Arreglos: The Funk Brothers - instrumentación
Arreglos orquestales.: Detroit Symphony Orchestra
Composición original: Smokey Robinson y Ronald White.
Sello: Tamla Motown
Año de publicación: 1964.
Charts: Nº 1 en 1965
Versiones reseñables: Ottis Reading.
Comentario: Obligado referirse a este tema en este blog, debido a mis inicios en el soul de la Tamla Motown. Este fue uno de mis singles preferidos durante mi infancia.

Entradas populares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetas

00's 10's 100% antideportivo 1904 1907 1924 1929 1930 1931 1941 1945 1951 1954 1957 1958 1959 1960 1961 1962 1963 1964 1965 1966 1967 1968 1969 1970 1971 1971 70's 1972 1973 1974 1975 1976 1977 1978 1979 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 20's 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 30's 40's 4º Milenio 50's 60's 70's 80's 90's after punk Alemania amor Argentina argot arquitectura arte psicodélico Australia Austria babosos Bahamas Barcelona barroco Beat biografía Bolivia bossa nova Brasil breakbeat bricolage brit-pop british invasion BSO bublegumm Bélgica búsqueda Canadá cassette CD censura chicas China ciencia ficción cine español cinerama Comic country Cuba dance Dinamarca disco music discos diseño Disney documental drogas dub economía ecuador Edad Media Egipto El Salvador entrevista España Eurovision Extraterrestre flamenco folk folklore popular fotos Francia Frikidelia frikileaks funk futbol futurología garaje gastronomía GB genética glam grafología Grecia groovie grunge guerra fria gótico hard rock heavy hindú hip hop hippies historia Holanda hollywood Honduras hortera horóscopo humor absurdo humor británico humor español I Guerra Mundial II Guerra Mundial Ilustración imitación indie Inglaterra internet investigación irlanda islandia Israel Italia Jamaica Japón jazz libertad de expresión literatura LSD medicina Mexico mod moda movida mp3 muerte mundo blog música clásica música electrónica música ligera nazis neopsicodelia new romantics new wave Nueva Zelanda Paisley Underground parapsicología peluquería perú peterclip petergraphia peterpsych pintura piterclip plagio política Pop pop-art Portugal posmodernidad prehistoria prensa rosa progresivo psicodelia psicología publicidad punk punk 60's ragga muffin reage religión Renacimiento revival rock rock sinfónico Rock'n'Roll Roma Rumanía rusia Rythm and Blues sexo siglo XIX ska soul Sudáfrica Suecia surf surrealismo Suíza Tamla Motown teatro tecno tecno-pop televisión Terror toros URSS USA versión video-clip Vietnam vinilo ñoñi pop