Psychobúsqueda

Cargando...

20160627

Pregunta: ¿quién ha organizado el Brexit?

En el Reino de Dinamarca, el jóven príncipe Hamlet es el único que conoce la verdad y vive atormentado por ello. Después de matar a Polonio, deciden exiliarlo a Inglaterra: El Rey dice: “Los ingleses están todos locos, allí Hamlet no se sentirá extraño”.

Conducen por la izquierda, juegan al cricket y al crocket, pesan y pagan en libras, miden en pulgadas y yardas, aman a los animales más que a los bípedos, tienen una Iglesia para ellos solos y pueden ser a la vez gentlemen y hooligans. Con gente tan excéntrica como los ingleses cualquier cosa puede ocurrir.

El escritor gallego Julio Camba vivió unos años en Londres y dijo: "Llegará un momento en que la Humanidad se dividirá en dos únicas clases: a un lado, la Humanidad propiamente dicha, y al otro los ingleses, que seguirán en su isla comiendo rosbif y hablando inglés". 

Tras una espesa niebla que cubrió el canal de la Mancha, un periódico londinense publicó: "Europa ha quedado incomunicada". Y una vez finalizado el túnel bajo dicho canal, dijeron: "Europa ya no está aislada".

Una vez comprobada la idiosincrasia de esa isla de locos, la única pregunta que queda es, ¿cómo se ha llegado al Brexit, quién lo ha promovido y por qué. Naturalmente, hablar de un país cuyos libros de lógica los escribió Lewis Carroll no es fácil. Una vez escuchadas las opiniones de analistas de todas las tendencias, nadie sabe explicar con exactitud quién está detrás y que carambola pretenden conseguir. Opiniones y análisis para todos los gustos.

Y es que el asunto no tiene ninguna lógica. Todo el mundo asegura que con el Brexit todo el mundo, incluido  el Reino Unido, sale perdiendo. Es una auténtica tragedia shakespeariana.

Empecemos por el protagonista principal, James Cameron. Al parecer estaba recibiendo presiones del ala conservadora de los tories para que fuera más duro con Europa a la hora de negociar. ¿Y? Era primer ministro y además ganó por mayoría absoluta. Digo 'era' porque ha tenido que dimitir tras perder el referendum. Nadie le había pedido que convocara un referendum. 

Luego está el UKIP de Nigel Farage, quién en los últimos años ha socavado al electorado conservador con posiciones más extremas en cuanto a temas de inmigración. Por cierto, el UKIP está completamente financiado por Arron Banks, un multimillonario co-fundador del grupo Brightside, entre otras empresas. Éste personaje donó 6 millones de libras esterlinas a la campaña del Leave. Fijo que tiramos del hilo y detrás de él están los promotores.

Ni el canal iraní HispanTV, ni Max Keiser, ni el alemán Cuádriga han sido capaces de desvelar el misterio. Así que vamos a esbozar una hipótesis. Para mi, quien está detrás, como no puede ser de otra forma, es... 

LA RATA:

Este sujeto ya tiene experiencia en ataques especulativos contra la libra esterlina. El movimiento de 1992 que le hizo famoso fue un ataque a la libra esterlina, si, pero lo que buscaba era perjudicar al marco alemán y, de rebote, la reunificación de Alemania. Es público y notorio que La Rata tiene a Alemania y a la UE entre ceja y ceja. En la operación del 92, según pude ver, se aprovechó de un mecanismo de estabilidad monetaria [o parida similar] que se había establecido en esa época para que las distintas divisas europeas no fluctuaran en exceso. Estaban fabricando al monstruo. Primero se llamaba ECU y luego se llamaría euro.

Es difícil saber quien está detrás de La Rata, pero cabe suponer que él es sólo su agente y su cara visible. 

La City de Londres hizo público su apoyo a la permanencia. La ciudad alemana de Frankfurt, aparte de salchichas, también está organizando un distrito financiero del mismo estilo. Se estaba hablando de fusionar ambos. Para mi, hay gente a la que eso no le interesa. Y entre ellos, La Rata.

Hace mucho tiempo que se percibe una intención clara de acabar con el euro y la Unión Europea. Instigación hacia fórmulas populistas y otros "fenómenos" llevan a pensar que hay agitadores ajenos en la trama. No nos vamos a echar a llorar, por supuesto. Pero hay que pensar en futuro y valorar lo que supondría algo así en un mundo tan inestable y globalizado. La Unión Europea es una trampa para países como Grecia, Italia, España y Portugal. Pero la minimización de la UE como un club selecto de países del Norte sería todavía peor. Y en el mundo actual hay que buscar, no lo mejor, sino el mal menor.

La tesis de que La Rata y su grupo buscan una armonización fiscal y financiera en Europa para dar el golpe definitivo es lo que, en defnitiva, explica el Brexit.

Las viejas sinergias de la II Guerra Mundial están presentes. Una Alemania debilitada va a buscar un lebensraum más tarde o más temprano. La cabra siempre tira al monte. En el Este tiene sus fábricas y, más allá, una amante que hace tiempo que le está esperando.

20160621

Infancia salvaje


La otra noche estábamos cenando con unos amigos y comenzamos a hablar de un tema apasionante: los Reyes Magos. Lo bien que se lo pasan los niños en esa noche mágica. Yo suelo desconectarme del ambiente que me rodea si el tema no lo requiere. Así que hice una regresión en el tiempo y me dije: "¿Reyes Magos?" Sólo recordaba una noche donde unos seres mitológicos visitan el hogar de los niños. Y de los juguetes, en si, no recordaba ninguno. ¡Coño! De repente me di cuenta de que yo fui un niño sin Reyes Magos y sin juguetes. Los presentes dijeron: "Ostia, Pinch, tu infancia tuvo que ser muy desgraciada". 

Sacudí mi cabeza y los recuerdos acudieron en mi ayuda. Todo lo que recordaba de mi infancia eran aventuras en días luminosos y mucha y muy buena música beat. En 1965 mi familia se mudó a una zona de Barcelona que hoy en día está completamente urbanizada, pero que en aquella época estaba como algunas webs: under construction. No voy a decir cual, pero os puedo asegurar que lo que por aquel entonces eran campos, descampados, poblados gitanos, obras en construcción y ruinas de siglos pasados, hoy es la civilización, ciudad corriente y moliente. Tal era la entidad del territorio, que mis padres, cuando hablaban de ir a la plaza Catalunya decían: "Vamos a ir a Barcelona". Un 30% estaba urbanizado. Un 20% eran bloques gigantescos de diez pisos, en construcción. Otro 20% eran descampados inmundos. 20%: campo más o menos silvestre. 10% eran ruinas de siglos pasados. El 10% restante era un inmenso poblado de chabolas gitanas, distribuidas a lo largo de la vía del tren.

Me llevaron a la escuela, claro. Pero esperaba pacientemente la hora de salir para subirme a una higuera gigantesca que había en un patio entre dos bloques y con unos binoculares alemanes que le habían regalado a mi padre estudiaba el teatro de operaciones detenidamente. Era imprescindible saber la ubicación de los grupillos del colegio para saber donde iban a hacer una incursión. Estábamos en guerra con los de los bloques de enfrente por el control de una casa ruinosa del siglo XIX que se hallaba plantada en medio de un descampado, en lo que hoy es una calle inmensa de cinco carriles de ancho. La casa era más o menos así: 
Vale, me diréis: es el puto Congreso de los Diputados. Exacto: si le quitamos los leones y un par de columnas, la casa en disputa era exactamente igual. Más pequeña, pero del mismo estilo. Tenía esas mismas columnas dóricas y el capitel correspondiente. Por dentro estaba en estado ruinoso. Apenas quedaba un residuo de escalinata para subir al segundo piso. En el frontispicio tenía un agujero para las palomas. Dentro, había jirones de papel pintado con escenas caballerescas surgidas de las fiestas de la nobleza, anteriores a la revolución francesa. Algo así: 
Por supuesto, los gitanos la okupaban día sí y día también. Hacían sus necesidades dentro y picaban de palmas un rato. Era nauseabundo. Por esa época, yo había visto las suficientes películas del far-west en la incipiente televisión de José María Íñigo. Mi imaginación relacionaba a aquellos salvajes con... los sioux. Para mi los gitanos eran como los indios del Salvaje Oeste. Los veía pulular en grupos por los páramos y me escondía entre los matojos en cuanto los veía. ¡Cuerpo a tierra!

En el lado norte de la avenida abierta, se hallaban los restos demolidos de más construcciones del siglo XVIII o XIX. Eran un conjunto de cascotes que conservaban restos de adornos florales en cerámica de colores azulados y violáceos. ¡Qué juguetes tan inmensos para la imaginación de un niño!

La guerra contra los sioux y los de los bloques de enfrente nos obligó a desarrollar una verdadera carrera armamentística. Nos armamos de tirachinas y usábamos cohetes pirotécnicos para desalojar a los sioux de la casa. Las ballestas eran capítulo aparte. Un trozo de madera, una pinza, un clavo, una goma potente y un gancho de hierro sacado de una cadena de water eran argumentos suficientes. Cuando un niño volvió a su casa con un gancho de aquellos clavado en una pierna, las dos ferreterías de la zona se negaron a proporcionarnos más munición. Las dos escuelas del barrio nos sometieron a cacheos, investigaciones sumariales y castigos preventivos. 

Pero entonces hicimos un prisionero de los bloques de enfrente. En principio pensamos en acojonarle explicándole a todo el barrio que era marica, para convertirle en un agente doble. Tener un infiltrado que nos soplara los planes de su banda era interesante. Pero al final decidimos torturarle y le atamos a un árbol para dispararle con nuestras ballestas. No le disparamos, pero se cagó encima de miedo.

Haz el amor, y no la guerra...

Si. De repente, un día descubrí una chica hermosísima que circulaba con su bicicleta por el parking del edificio de al lado. Yo circulaba con mi bicicleta por el parking de mi edificio. Muchas veces coincidíamos en el tramo de la circunferencia. Yo comencé a salirme del círculo. La invité a jugar a canicas. Y, de repente, mi padre compró un frigorífico muy grande. El frigorífico llevaba consigo una caja de cartón gigantesca que mi padre depositó en el patio trasero. Le hice una puerta a la caja con un serrucho. Y le dije a la chica: ¿quieres venir a mi casa? Cuando estuvimos dentro de la caja del frigorífico no sabíamos de qué hablar. Pero había un hecho implícito. Debíamos casarnos. Eso quedó claro sin apenas explicaciones. Cada día quedábamos después de salir de clase. Yo hacía como que venía de trabajar y ella me ofrecía alguna chuchería como si fuera la cena. 

Huckleberry Finn y Tom Sawyer

Con posterioridad comencé a darme cuenta de la gran similitud entre esos dos héroes infantiles de la literatura anglosajona y mi propia infancia. Yo era un explorador, y el territorio era mi juguete. Por eso, aparte de mi bicicleta, no recuerdo ningún juguete de mención. Mi chica y yo recorríamos los territorios campestres que había a nuestro alrededor. Allí crecían unas plantas, coronadas por una suerte de micro-tomates, unas bayas muy pequeñas, que comíamos sin cesar. El resto del tiempo, yo me dedicaba, en solitario, a la exploración.

Topografía

Comencé a tener un interés inusitado por el reconocimiento científico del territorio. Iba de aquí a allá con una libreta y dibujaba un mapa del lugar. Cada día una hoja. Delante había un descampado, circundado por un viejo camino que iba hacia una iglesia antiquísima. Los curas tenían al lado una granja, sí, un conglomerado campestre lleno de hortalizas, legumbres y demás. Más allá se extendían unas manzanas de bloques compactos. 

Arrancaba las hojas del cuaderno y las pegaba en la pared. Y así iba construyendo un mapamundi. Los descampados y obras me interesaban mucho más que las zonas urbanizadas. Pero un día decidí adentrarme en la civilización. Llegué hasta los límites conocidos, un lugar que había denominado como "la calle que sube y baja". Era el límite del poblado sioux. Pero, de repente, me quedé alucinado. En el horizonte se vislumbraba una obra de origen extraterrestre:
No me lo podía creer. Al parecer, la zona urbanizada albergaba misterios que eran impensables para mi imaginación. Un día decidí ir más allá de la "calle que sube y baja" y adentrarme en aquel caos lleno de gente que iba y venía, autobuses, coches y semáforos. Era un mundo totalmente desconocido para mí. Al final llegué a los pies de aquel templo de la civilización y me sentí acojonado. Era mi primer contacto con el mundo civilizado. Rápidamente dibujé un mapa del asunto.

Las obras

En la parte trasera del edificio donde vivía había un corredor limitado por una tapia. ¿Por qué? Era la tapia de la GRAN OBRA. Allí se estaban construyendo cuatro edificios de 10 pisos de alto, lo que constituía un territorio aparte por mérito propio. Todo el tinglado era vigilado por un italiano al que llamábamos "El Chiro". Los edificios tenían ya una estructura por plantas, de modo que podíamos ascender por las escaleras y jugar con las hormigoneras. Un día, me lancé desde el tercer piso hasta un montón de arena gigantesco que había en el suelo. En el aire, abrí demasiado las piernas y el ajustadísimo pantalón corto que llevaba se rajó. Aquello suponía de repente como llevar falda. Era inaceptable, era como ser marica. 

"El Chiro" se pasaba el día persiguiéndonos por el laberinto de pisos. Un día le robamos una botella de un líquido de color verde espeso que guardaba en un armario. Resultó ser licor de menta. Comenzamos a probar aquello y pillamos una borrachera espantosa. La celebramos debajo de las ruedas de un camión. 

Mi madre

Mi madre estaba hasta los h........ de mi. Sí, porque cada día venía con:

a/ una pedrada en la cabeza
b/ los codos y las rodillas destrozados por caídas y derrapes
c/ saltaba la tapia de la obra y un clavo me atravesaba la bamba... y el pie
d/ después de una persecución de los sioux, me pisaba el cordón de las bambas y me rompía los morros
e/ tras una escaramuza en los autos de choque aparecía con un ojo amoratado.

Ateísmo

Naturalmente, en esa época toda la educación que recibíamos era NACIONAL-CATÓLICA. Pero yo sentía una gran repulsión por los curas y Jesucristo. Un día, vi a un cura de este estilo...:
...en medio de la calle. Unos niños se acercaron a él  para besarle... [jors] el anillo... el anillo que llevaba en su dedo corazón, el cual mantenía a la altura de su enorme p... panza, quiero decir. Ni que decir tiene que yo no me acerqué a besar su enorme anillo. La escena me causó repugnancia, a pesar de que a mi corta edad no era capaz ni por asomo de intuir tanta y tan retorcida simbología pederasta.

Mi ateísmo comenzó en ese momento. Estaba dentro del cajón del frigorífico, acompañado de mi amada esposa, con la puerta abierta, mirando las estrellas. Era un escenario tan increíble, que me parecía un sueño desquiciado que aquello fuera obra de un dios, y menos del cura del anillo.

A pesar de todo, me gustaban los cristianos jóvenes -progres- de la catequesis del domingo. Algunos findes me iba con ellos, y me dejaban unos dacs para dibujar sobre enormes cartulinas.

Después de todo esto, dije... ¿de verdad creéis que yo echo de menos los juguetes y los Reyes Magos?
Baby-boomer de la época. 

20160608

Entrevista con Donald Trump

El mundo se ha quedado paralizado de repente. Cualquier acontecimiento político de relevancia de meses anteriores [Panamá, Ucrania, ISIS, Siria, Eurovisión, etc.] ha quedado eclipsado con la aparición de un Freak de categoría Alfa que amenaza con convertirse en el próximo presidente de los Establos Unidos. Se trata del millonario multimillonario, Donald J. Trump, un personaje a caballo entre el Tío Gilito, Mr. Scrooge y el payaso de McDonalds.

Teníamos muchas ganas de entrevistarnos con él, así que contactamos con el croupier de un casino de Trump en Atlantic City, que es cuñado de la suegra de un vecino de la hermana del embajador español en Washington. Trump se sintió encantado de ser entrevistado por un medio de la importancia de este blog y abandonó las primarias de New Hampshire en manos de Bernie Sanders.

TRUMP: No importa. Ese saco de pulgas tiene que ganar algo, ¿no?
PK: Gracias por recibirnos. Nos ha sobrado un cacheo tan intensivo, ¿sabe?
TRUMP: Hay que tomar precauciones. Esta usted un poco moreno. Si le pongo un pasamontañas seguro que parece usted un morito radical.
PK: .Parece ser que usted comenzará su política exterior bombardeando de nuevo Libia, Siria e Irak con el pretexto de acabar con el ISIS. ¿Tiene usted idea de cuantos civiles quedan vivos en esos países?
TRUMP: Exactamente cuatro. [Risas] El resto están de vacaciones en Grecia. [+Risas]
PK: Pero usted dijo que fue doña Hilaria la que creó el ISIS. ¿No sería más fácil que ustedes, sus agencias de inteligencia, sus contratistas militares y sus aliados saudís y qatarís dejaran de enviarles dinero y armas?
TRUMP: No se meta donde no le llaman.A esa gorda enferma le daremos un puesto en el Banco Mundial para que continúe jodiendo a todo dios.
PK: Tengo entendido que usted es muy amigo de ella y del viciosillo de su marido y que incluso aportó fondos para su fundación. Parecen ustedes una familia muy bien avenida...
TRUMP: Yo gasto mi dinero en lo que me da la gana. Además Hillary me la ch...
PK: Bueno, vale, vale. Y hablando de orgías. Se le acusa de que en los años 70's usted participaba activamente en bacanales organizadas en el sótano de Studio 54..
TRUMP: Bueno, sí, ¿y qué? Eran tiempos maravillosos. No hacía falta comprar coca porque la coca flotaba en el aire libremente. Sólo había que respirar hondo y ya te metías una raya. Gratis, free, ¿me entiende?
PK: También le acusan de tener fuertes vínculos con el crimen organizado y con muchos personajes de la Cosa Nostra. Pero curiosamente, la candidata "demócrata" calla, ¿sabe usted por qué?
Silencio con fondo de grillos. La Cosa Nostra financia al Partido Demócrata desde tiempos inmemoriales. Maneja los sindicatos, los ayuntamientos, los locales de ocio y hasta las churrerías. El super-chachi movimiento Occupy Wall Street tenía infiltración de no pocos elementos organizativos de la Cosa Nostra. De hecho, la Cosa Nostra es quien gobierna Norteamérica.
TRUMP: No critique a nuestras instituciones.
PK: Usted acaba de decir que fue un error intentar implantar en Irak, Siria, Libia y otros países "democracias" de estilo occidental porque la única forma de garantizar la estabilidad en la zona es mediante gobiernos autocráticos. ¿Le ha costado mucho llegar a esa conclusión?
TRUMP: Si, ya verá usted. Me darán el Nobel.
PK: Otra de sus principales preocupaciones, por lo que hemos podido observar, es Irán. Al parecer sufre usted almorranas ortigoides con solo pensar que puedan producir un arma nuclear. ¿Sabe usted que un país como el suyo, con 20 billones trillions, perdón, de deuda, y con un presupuesto militar mermado, con mucho armamento cerca de la obsolescencia, jamás podrá invadir Irán, un país con alta capacidad militar, recursos, una población universitaria MUY especializada y que puede armar en un sólo día una milicia civil de 3.000.000 de combatientes?
TRUMP: Contaremos con la ayuda de Arabia Saudí.
PK: jAJAJAJA! ¿Me está hablando en serio? Arabia Saudí entrará en bancarrota en un par de años, según circula por la red.
Silencio con grillos de fondo. A Trump se le ponen los ojos con forma de ojiva.
PK: Bueno, va, al menos usted ha dicho cosas positivas, como lo de auditar a la Reserva Federal y obligar a Apple y otras grandes corporaciones a regresar su producción a los Establos Unidos. ¿Debe ser una broma, no?
TRUMP: No tiene usted ni idea. Lo que no sabe usted es que los americanos tendrán trabajo, pero currarán y cobrarán como los chinos, jiji. Les daremos una hora de descanso para que vayan a comprar a WallMart.
PK: ¿Y la Reserva Federal? Tenemos entendido que son todos muy amigos suyos. Le han salvado cuatro veces de la bancarrota y han reflotado sus casinos.
TRUMP: Es usted un ignorante. Cuando usted debe 2.000 dolares, el problema es de usted. Cuando debe 2.000 millones el problema es del banco. ¿Comprende usted ahora porque soy un empresario de éxito?
PK: Queda muy claro. Y hablando de dinero. Según Forbes, su fortuna es de 4.000 millones. Según usted mismo, su fortuna es de 8.300 millones. ¿No le parece una miseria en comparación con lo que ganan Bill Gates, Warren Buffet o el español gallego Amancio Ortega?
TRUMP: Usted no sabe lo que tengo escondido debajo del colchón.
PK: Me lo imagino. Parece que usted la tiene tomada con China. China entró en la Organización Internacional del Comercio con el total apoyo de la élite empresarial de los EEUU, que fueron los que "externalizaron" y "deslocalizaron" los puestos de trabajo. ¿No cree que si cumple sus "medidas" va a acabar usted en Dallas con dos tiros en la nuca? Sus medidas parecen tan imposibles como que usted llegue a la presidencia.
TRUMP: Apostemos.
PK: ¿Es cierto que le va a declarar la guerra a Gran Bretaña?
TRUMP: Sí, quiero ser la próxima Reina de Inglaterra.
PK: Por cierto, Europa usted solo la menciona cuando dice que los aliados de la OTAN no están cumpliendo con eso de dedicar un 2% del PIB a la defensa corporativa, pero parece que a usted el viejo continente como que le importa una mierda.
TRUMP: En efecto. Hundiré el euro, y convertiré a la UE en un vertedero y un campo de refugiados.
PK: Lo del muro de 3000 kilómetros para separar USA de México, ¿va en serio?
TRUMP: Pues claro.
PK: ¿Se ha enterado usted de lo del túnel del Chapo Guzmán? Todos esos violadores, drogadictos y gente de mal vivir se pueden colar por debajo...
TRUMP: Imposible. Los cimientos del muro van a llegar hasta la Antártida.
PK: Ah, claro. Debería haberlo imaginado. De todos modos, no parece fácil echar de USA a 11 millones de inmigrantes ilegales. ¿Cómo lo hará? ¿En plan Gestapo? ¿Campos de concentración, a lo mejor?
TRUMP: No, les ofreceré chupitos de tequila, jaja! Ya verá como salen de su agujero rápidito, todos esos chingaos.
PK: Y lo de cargarse el TLCAN... usted seguramente está de broma, ¿no?
TRUMP: En absoluto. Voy a coger una sierra mecánica y voy a separar México de Norteamérica. Cuando toda Latinoamerica comience su camino de regreso a África ya no necesitaremos un tratado de Libre Comercio.
PK: Ah, OK. Ahora resulta que renuncia usted al muro.
TRUMP: En absoluto. Lo haremos igual. Es por si intentan volver nadando.
PK: Por cierto, ¿sabe que también hay unas importantísimas elecciones en España?
TRUMP: No hablo de países que tienen frontera con México. Lo saben.

Trump parece un poco cansado de tanto esfuerzo intelectual. Recibe una llamada.
TRUMP: Lo tenemos que dejar, chicos. Dentro de media hora tengo la gala de Miss Universo.
PK: Unas entraditas, por favor.

Dios mío!!! Aquí parece que está hablando en serio!!!! :

20160529

Clases de solfeo

Cuando tenía 14 años, un día, nos propusieron en la escuela unas clases de solfeo. Me dije, ¿por qué no? El encargado de impartir aquella "actividad extraescolar" era el hermano pequeño del director, que acababa de llegar de California. WWWWoooooowwww!!! ¡California!, dijimos. Era el lugar donde estaban todos aquellos hippies tumbados al sol con geranios en el pelo... ¡Genial!

El tipo llevaba un look imponente, con sus genuinos Levi's desgastados. Más de una vez me he reído de la gente que compra sus tejanos rotos en un centro comercial. Y encima paga por ello. Jajaa, que pringaos. Los verdaderos y genuinos tejanos desgastados son los que ya no pueden con su existencia y han sido roídos por las polillas. 

Con aquel tipo aprendimos a dibujar la clave de sol. Supimos lo que eran el tempo, una octava, una semicorchea, un sostenido, un acorde, qué era la armonía y qué el ritmo. Etc, etc. Tres semanas fueron suficientes para que aprendiéramos a escribir una tosca partitura. 

Al principio todo fue muy comedido. El tipo trajo un achacoso tocadiscos y nos puso sonatas de Chopin y Beethoven. Teníamos un piano, así que uno por uno pasamos por allí para practicar. Yo lamentaba no haber pillao un cacharro de esos con siete años. Con mis kilométricos dedos hubiera sacado petróleo de las teclas.

Estábamos un poco cansados de música clásica, así que le pedimos que pusiera algo "moderno". Y entonces el tipo sacó de su cartera un disco mítico. Había cuatro tipos con casacas de colores chillones rodeados de una tribu de famosos. 
Y entonces... entonces hubo un momento mágico. Fue un momento que marcaría mi vida. Sí, porque desde entonces cada vez que oigo el sonido del sitar y la tabla hindú me siento como hipnotizado. No tanto como para abrazar el hinduismo y ponerme pachuli, pero la espiritualidad de la música hindú, incluso de sus aportes en la música pop occidental, no tiene rival. Es como cuando Mowgli fue seducido por la serpiente Kaa con sus ojos en espiral. La magia invade el aire:

20160522

Niyaz | Dilruba

Al principio parece música iraní auténtica. Pero en realidad se trata de un producto made in USA. Niyaz es un combo de música étnica y electrónica capaz de venderle armonías de aire sufí al público occidental. Y la verdad es que consiguen su objetivo con creces. Es un hit de este blog por derecho propio. 

El grupo fue creado en 2004 por el DJ Carmen Rizzo, especialista en dulcémele, un instrumento de cuerda que además lo es de percusión. Es un antecesor del piano, aunque no posee teclas, y tiene su origen en Oriente Próximo, probablemente en el santur persa. En España fue muy utilizado en el siglo XII. 

Rizzo contaba con la colaboración de la hermosa cantante de origen iraní Azam Alí. Nacida en Teherán en 1970, Ali pasó la mayor parte de su infancia en Panchgani, India. Ella y su madre se trasladaron a Los Ángeles, California, en 1985, después de lo cual descubrió el santur persa. En Los Angeles, por cierto hay una considerable comunidad iraní establecida desde hace muchos años. 
Al grupo se unió el marido de Ali, Loga Ramin Torkian, quien toca varios instrumentos, entre ellos el alquitrán de Azerbaiyán, el saz turco y el guitarviol, una guitarra que se toca con un arco, adaptación de un instrumento del siglo XIV. Torkian participó anteriormente en la banda Axiom of Choice, y sacó varios álbumes entre 1996 y 2002. 

La música de Niyaz, es música mística con un toque moderno. Es principalmente una mezcla de sufi y trance. Adapta los sonidos populares del Golfo Pérsico, de India y el Mediterráneo en una afortunada mescolanza. Poesía sufi y aire espiritual rumi, con instrumentación electrónica occidental. El tema titulado Dilruba es poesía con remolinos y ritmos hipnóticos. Pertenece a su primer álbum homónimo, publicado en 2005.

 

20160518

El Evangelio según San Nadie

Patrón de los sosos, los aburridos, los pagafantas, los intrascendentes y los irrelevantes, San Nadie nació en Antioquía en el siglo IV. Su verdadero nombre era Muermus Valium. Sus padres, una pareja de bibliotecarios mudos, ni siquiera se dieron cuenta de que había nacido. Su talante aburrido bien pronto le granjeó la indiferencia de toda la comunidad cristiana de Anatolia. Hombre de poca personalidad y carisma, solía aplastiñar a cuantos le rodeaban explicando parábolas sobre las olivas rellenas de anchoa. Su falta de gracia provocaba un sopor profundo en la concurrencia. Pero Muermus pronto comenzó a darse cuenta de que poseía un don para la sanación... ¡podía curar el insomnio! Desgraciadamente, en la Antioquía del siglo IV esa enfermedad no existía. Todo el mundo dormía a pierna suelta tranquilamente.

El pobre Muermus quería ser santo y necesitaba curar a algún enfermo. Estuvo unos días en el barrio de los leprosos, los cuales morían entre bostezos con sólo oírle. Tuvo que salir por piernas al tercer día en medio de una lluvia de muñones. Después le petó un grano de pus a un adolescente, pero eso todavía no estaba considerado como milagro. San Clerasil se llevaría todo el mérito años después.

Después de que una vecina padeciera una fatal narcolepsia, huyó al desierto. Permaneció allí 40 días y 40 noches hasta que se le presentó Satanás. El demonio intentó tentarle con los típicos vicios de la carne. Presentó ante él un pibón que cortaba el hipo con sólo mirarla. Muermus comenzó a hablarle de como se abren las olivas antes de meter la anchoa y la tía se durmió. Ni siquiera osó captar un simbolismo sexual en semejante cháchara. Muermus era, aparte de tedioso, muy poco atractivo. A Satán también le entró sueño y estuvo roncando durante 40 días y 40 noches.

Muermus se convirtió en santo por pura casualidad. Ocurrió un día que se quedó roque mientras se explicaba historias a si mismo. Durmiendo entre unos matorrales, su cabeza reposaba sobre un nido de libélulas. Cuando despertó era de noche y se dirigió con paso vacilante hacia la ciudad. Percibía un extraño resplandor sobre su cabeza. Por un momento pensó que Dios le había convertido en una farola. ¡Ay no, que eso es del futuro, que todavía no existe! Sumido en tales pensamientos, llegó a la ciudad. Y entonces todo el mundo vio la luz que rodeaba su testa. En las puertas de la ciudad los peregrinos cayeron rendidos a sus pies. La aureola que brotaba de su alborotada cabellera era un signo de santidad. Fue llevado ante el obispo y allí mismo le dieron el carné de santo.

Convertido ya en San Nadie, consiguió una beca para estudiar en Roma. Era un buen momento porque el emperador Diocleciano estaba tirando a los leones a todos los cristianos. Muermus se sentía ilusionado al saber que tenía muchas posibilidades de ser martirizado. Consiguió su propósito de ser llevado al Coliseum después de explicarle a un centurión romano que Cristo consiguió que las anchoas se metan dentro de las olivas por su propia iniciativa. 

Sorprendentemente, los leones del circo no lo consideraron siquiera como entrante y pasaron de él. La verdad es que el tipo era bastante flaco y reseco. Ni para comer era divertido. San Nadie se sentía decepcionado. Su fama como santo se vería empañada si no moría con el consecuente martirio. Para colmo, al emperador le pareció graciosísimo el show y le propuso hacer una gira por todo el Imperio. En un anfiteatro en la Galia Cisalpina, Muermus consiguió que los leones ni se apercibieran de su presencia. Acabaron devorándose entre ellos en medio del delirio del público. Otro día, en Dalmacia, los leones se echaron a dormir, aturdidos ante su presencia.

Las cosas estaban tomando un cariz tragicómico. Si se enteraban en su pueblo que no había conseguido ser devorado por las fieras le iban a quitar el carnet de santo. Pidió a Diocleciano ser quemado en una cruz untado en brea, a lo que el emperador se negó en rotundo. Había un floreciente negocio de apuestas alrededor de Muermus y Diocleciano obtenía muchos beneficios con ello. "Por nada del mundo te llevaría al martirio, amigo mío", le dijo. Esa era la paradoja. No alcanzar el martirio era para San Nadie el peor de los suplicios.

A pesar de que su carrera como santo estaba incompleta, San Nadie continuó aburriendo con sus sermones a la incipiente cristiandad. La moda del momento era escribir evangelios. Por supuesto, él escribió El Evangelio según San Nadie. Era un relato sombrío y con poco vuelo literario donde se aseguraba que los pescadores que acompañaban a Cristo en el Tiberiades pescaban anchoas y después las metían dentro de las olivas. También escribió el Codex anchoae revelatio olivum. La obra fue quemada después del Concilio de Nicea, no por herética, sino por su falta de importancia. Ningún historiador la ha echado en falta desde entonces.

San Nadie es el patrón del aburrimiento. Su onomástica se celebra el 31 de septiembre. Entre los llamados Nadie no ha habido nadie digno de mención.

20160508

¿Es un cani un exponente de la clase obrera?

Owen Jones es el típico gurú de esa izquierda dominada por el pensamiento "políticamente correcto", un dogma que ya dura demasiado. Es una tendencia que usa palabras clave, como "progresista", "sostenible" y "solidario". Por supuesto escribe en The Telegraph y The Guardian y se preocupa por los "problemas sociales".

Hace unos cuatro años escribió el libro Chavs, la demonización de la clase obrera. Para que nos entendamos, en el Reino Unido chav es un término despectivo equivalente a lo que en España conocemos como cani. Es decir, se trata de un individuo con la misma cultura y nivel intelectual que un caracol. Es el típico tío o tía que escucha a Camela, ve los realitys de Tele-Circo y admira a Cristiano Ronaldo. El problema es bastante más profundo de lo que parece porque una mayor parte de la población sufre un proceso de canización, en mayor o menor grado. Es decir, del proletariado de élite, o de los restos de lo que una vez se llamó "clase media", cada vez queda menos. Cuando oigo hablar de la "proletarización de la sociedad" me muero de risa. La cosa es todavía peor. No es que quieran convertir a la población en sórdidos proletarios. No, los quieren convertir en algo mucho peor.
Según Jones, burlarse de ese tipo de gente está muy feo. Una parte de los medios de comunicación ha convertido a los chavs-canis en blanco de sus burlas. Incluso los usan como pretexto para eliminar "derechos sociales" porque, ¿para que proteger a esta chusma?

Este es un tema que me preocupa desde hace muchos años. La pregunta es... ¿un cani representa a la clase obrera? ¿La clase obrera no tiene otro destino que ser hortera, soez e inculta?

Lo que hoy conocemos como cani tiene un nombre en la tradición marxista: lumpenproletario. Y parece que a estos intelectualoides de medio pelo les parece que la clase obrera no tiene otra alternativa que el pantalón de chandal tachonado de logos corporativos. Owen Jones se atreve incluso a citar a Karl Marx, queda divino, pero ignora que el marxismo no aprecia en absoluto al proletario que no hace esfuerzo alguno por ser mejor.
La obligación de la clase obrera, así nos lo enseñaron nuestros ancestros, es ser refinado y cultivado. Un verdadero integrante de la clase obrera debe adquirir cultura, conocimientos e instrucción que lo equiparen a la élite que le domina. Su nivel intelectual debe ser insuperable. No se trata en absoluto de ser un snob de mierda que trata de aparentar modales de clase alta. Para nada. Un verdadero proletario de clase baja debe usar el estilo soez y malcarado cuando conviene. Un proletario auténtico tiene conocimientos de francés suficientes para saber qué significan los términos savoir-être y savoir faire.

De ninguna forma un cani puede ser considerado un exponente de la clase obrera. Cabe recordar como el proletariado embrutecido de los años 30, en Alemania, apoyó masivamente a Adolf Hitler y nutrió sus "tropas de asalto", las SA.

Cuando hablamos de la "clase obrera" [o de la "clase media proletarizada"] tenemos que referirnos a una élite del pensamiento que protagonizará la próxima revolución. Las clases oprimidas que se sienten frustradas por no poder participar en las decisiones del poder son peligrosas por definición. A lo largo de la Historia estas "segundas líneas", excluidas del poder, han sido protagonistas de los grandes cambios sistémicos. Los chavs-canis no forman parte de la clase obrera en absoluto. No son más que un subproducto degradado de la misma, sumido en la alienación, la manipulación y el engaño. Ya basta de insultar a la clase obrera comparándola con esta chusma.

Un cani, o chav, es sólo una subespecie dispuesta en todo momento a vender su alma a la clase dirigente por un poco de ropa con un logo de moda.   

Entradas populares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetas

00's 10's 100% antideportivo 1904 1907 1924 1929 1930 1931 1941 1945 1951 1954 1957 1958 1959 1960 1961 1962 1963 1964 1965 1966 1967 1968 1969 1970 1971 1971 70's 1972 1973 1974 1975 1976 1977 1978 1979 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 20's 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 30's 40's 4º Milenio 50's 60's 70's 80's 90's after punk Alemania amor Argentina argot arquitectura arte psicodélico Australia Austria babosos Bahamas Barcelona barroco Beat Bélgica biografía Bolivia bossa nova Brasil breakbeat bricolage brit-pop british invasion BSO bublegumm búsqueda Canadá cassette CD censura chicas China ciencia ficción cine freak cinerama Comic country Cuba dance Dinamarca disco music discos diseño Disney documental drogas dub economía ecuador Edad Media Egipto El Salvador entrevista España Eurovision Extraterrestre flamenco folk folklore popular fotos Francia Frikidelia frikileaks funk futbol futurología garaje gastronomía GB genética glam gótico grafología Grecia groovie grunge guerra fria hard rock heavy hindú hip hop hippies historia Holanda hollywood Honduras horóscopo hortera humor absurdo humor británico humor español I Guerra Mundial II Guerra Mundial Ilustración imitación indie Inglaterra internet investigación Irán irlanda islandia Israel Italia Jamaica Japón jazz libertad de expresión literatura LSD medicina Mexico mod moda movida mp3 muerte mundo blog música clásica música electrónica música ligera nazis neopsicodelia new romantics new wave Nueva Zelanda ñoñi pop Paisley Underground parapsicología peluquería perú peterclip petergraphia peterpsych pintura plagio política Pop pop-art Portugal posmodernidad prehistoria prensa rosa progresivo psicodelia psicología publicidad punk punk 60's ragga muffin reage religión Renacimiento revival rock rock sinfónico Rock'n'Roll Roma Rumanía rusia Rythm and Blues sexo siglo XIX ska sociología soul Sudáfrica Suecia Suíza surf surrealismo Tamla Motown teatro tecno tecno-pop televisión Terror toros URSS USA versión Vietnam vinilo